El Vaticano reconoce que Juan Pablo II y Benedicto XVI sabían sobre denuncias contra cardenal y no actuaron

El excardenal McCarrick, una de las figuras más destacadas de la Iglesia católica de Estados Unidos, fue expulsado del sacerdocio en 2019 tras acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Por Claudio Lavanga, Deborah Lubov y Adela Suliman - NBC News

ROMA – Los papas Benedicto XVI y Juan Pablo II estaban al tanto de las acusaciones relacionadas con el cardenal estadounidense Theodore McCarrick, expulsado de la que la Iglesia católica después de que se abriera una investigación sobre denuncias en su contra de conducta sexual inapropiada, pero no detuvieron su ascenso en la jerarquía eclesiástica, según un informe divulgado este martes por el Vaticano.

McCarrick, que fue una de las figuras más destacadas de la Iglesia católica de Estados Unidos, fue expulsado del sacerdocio en 2019 después de una investigación del Vaticano.

El extenso informe de más de 400 páginas describe como los dos papas y una serie de obispos y cardenales restaron importancia o desestimaron los informes de que McCarrick tuvo relaciones con seminaristas en su casa en la playa de Nueva Jersey, y determinó que el papa Francisco simplemente continuó con el mismo manejo de sus predecesores

"En el momento del nombramiento de McCarrick y en parte debido a la naturaleza limitada de las investigaciones previas de la Santa Sede, el Vaticano nunca recibió una denuncia directa de una víctima, ya sea adulta o menor, sobre la mala conducta de McCarrick", dice el informe.

"Por esta razón, los partidarios de McCarrick podrían haber caracterizado plausiblemente las acusaciones en su contra como chismes o rumores", de acuerdo al documento. 

[El Vaticano hace obligatorio que se reporten abusos sexuales a menores]

Juan Pablo II sirvió desde 1978 hasta su muerte en 2005 y fue sucedido por el Papa Benedicto XVI, quien se retiró en 2013. Ese mismo año Francisco fue nombrado papa. 

Las acusaciones contra McCarrick, la figura de la Iglesia católica de más alto perfil que ha sido expulsada del sacerdocio en tiempos modernos, se remontan a décadas. 

El excardenal Theodore McCarrick a la salida de una audiencia en el Vaticano en 2003.Getty Images

El informe, que fue encargado por Francisco en 2018 e incluye entrevistas con más de 90 testigos y detalles de incidentes y acusaciones de abuso, tardó dos años en compilarse. 

Según la investigación, Francisco no recibió pruebas de la mala conducta de McCarrick hasta 2017 y hasta entonces había negado constantemente tener conocimiento de las denuncias de abusos sexuales en contra del excardenal.

Abordar los abusos sexuales que han golpeado la reputación de la Iglesia católica ha sido un gran desafío para Francisco, ya que las víctimas exigen que se tomen medidas enérgicas contra los obispos acusados de ocultar o administrar mal los casos denunciados. 

[Condenan por pederastia a uno los religiosos más poderosos del Vaticano]

El informe "no examinó la cuestión de la culpabilidad de McCarrick, esa cuestión ya ha sido resuelta", dice, pero sí el "conocimiento institucional" de su comportamiento.

McCarrick, exarzobispo de Washington, D.C., estaba familiarizado con las élites políticas estadounidenses.

Presidió el funeral del senador Ted Kennedy en 2009 y estuvo presente en la misa fúnebre del hijo del presidente electo Joe Biden, Beau, en Delaware en 2015.

Las cuatro diócesis de Estados Unidos donde McCarrick sirvió, Nueva York, Metuchen, Newark y Washington, D.C., también llevaron a cabo investigaciones separadas que alimentaron el informe del Vaticano.

[Demandan al Vaticano por caso de abusos sexuales de un pastor hispano]

El informe describe cómo McCarrick aparentemente logró ascender en las filas de la Iglesia, a pesar de las acusaciones de presunta conducta sexual inapropiada con seminaristas menores de edad así como varones adultos.

McCarrick, de 90 años, que ha estado viviendo en reclusión en Estados Unidos desde su caída en desgracia, ha respondido públicamente con anterioridad solo a las acusaciones de abuso de menores y se limitó a decir que "no las recuerda en absoluto". 

No ha comentado sobre conducta sexual inapropiada con hombres adultos o sobre este informe. NBC News, cadena hermana de Telemundo, se ha comunicado con la Arquidiócesis de Estados Unidos para obtener comentarios. 

"Publicamos el informe con pesar por las heridas que estos hechos han causado a las víctimas, sus familias, la Iglesia en Estados Unidos y la Iglesia universal", lamentó el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, en un comunicado. 

["No es una religión, es una mafia": la mujer que destapó el escándalo de abusos en La Luz del Mundo entabla demanda civil]

Parolin dijo que él y Francisco habían escuchado los testimonios de las víctimas y que al publicar el informe "se buscó la verdad".

También reiteró que el Vaticano ya había tomado medidas para mejorar los mecanismos de transparencia para futuros informes de abuso sexual y mala conducta en la Iglesia.