El Vaticano ordena nueva investigación contra otro obispo acusado de acoso sexual

El Vaticano autorizó una investigación contra el obispo de West Viginia, Michael Bransfield, acusado de acosar sexualmente a adultos. Aunque al momento no ha trascendido que en este caso hay menores involucrados el Vaticano ha dicho que quiere llegar al fondo de la verdad.
Audiencia general del papa Francisco
El papa Francisco se dirige a los feligreses durante su audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro en el Vaticano el 5 de septiembre de 2018. efe / efe

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Vaticano autorizó una investigación contra el obispo de West Viginia, Michael Bransfield, acusado de acosar sexualmente a adultos.

Esto, luego de aceptar la renuncia del líder refligioso y nombrar a un administrador temporal para que se encargue de la diócesis de Wheeling-Charleston.

El nuevo administrador, el obispo de Baltimore William Lori, hizo el anuncio mediante un comunicado. “El papa me ordenó llevar a cabo una investigación sobre las denuncias”, explicó.

Lori se comprometió a realizar "una investigación exhaustiva para encontrar la verdad en las problemáticas acusaciones contra el obispo Bransfield".

La investigación vino después de una reunión entre una delegación de cardenales y obispos católicos de Estados Unidos con el papa Francisco. El encuentro se dio con el propósito de atender la crisis que enfrenta la institución religiosa, la cual ha debilitado la confianza de muchos feligreses y ha salpicado al sumo pontífice.

La reunión en el Vaticano fue encabezada por el cardenal Daniel DiNardo, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

DiNardo solicitó la audiencia el pasado mes de agosto, después de que estallara el escándalo contra otro cardenal, Theodore McCarrick, a principios de este año. 

En junio, el papa había aceptado la renuncia de McCarrick del colegio de cardenales, luego de las acusaciones de acoso y abuso sexual contra menores y seminaristas jóvenes durante las pasadas décadas. Y lo más grave es que trascendió que supuestamente líderes católicos dentro de las posiciones claves dentro del Vaticano sabían de los abusos y se quedaron de brazos cruzados.

Pero tristemente la historia se ha repetido una y otra vez.

DiNardo pidió respuestas a las acusaciones de que una serie de funcionarios vaticanos _ incluyendo Francisco _ sabían del comportamiento de McCarrick desde el año 2000.

La nueva investigación fue anunciada un día desúes de que el papa Francisco declaró que es el mismo Satanás, quien está detrás de los abusos sexuales que hoy sacuden los cimientos de la iglesia católica.