El Senado vota sobre la nominación de Kavanaugh al Supremo

El Partido Republicano sólo puede perder dos votos. Los demócratas, ninguno. Y estos cinco senadores hacen temer a ambos bandos. Le contamos qué puede esperarse de ellos.

El Senado arrancó hoy el proceso de confirmación o denegación de la candidatura de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema, tras recibir este jueves el reporte del FBI sobre las alegaciones de abuso sexual en su contra. Ya comenzó la votación de procedimiento, si se aprueba, dará paso a la votación final, posiblemente el sábado. El Partido Republicano cuenta con 51 de los 100 escaños, de forma que sólo puede perder un voto como máximo, si los 49 demócratas e independientes se pronuncian en contra. El resultado dependerá de lo que hagan cinco senadores claves. Son éstos:

Susan Collins (republicana, Maine). Tiene 65 años y lleva los últimos 21 en el Senado. Es la republicana de más edad en la cámara, y probablemente la más moderada: aseguró que no votaría por Donald Trump como candidato presidencial, y ha respaldado el derecho al aborto y el matrimonio de personas del mismo sexo. Fue uno de los tres senadores republicanos que impidieron acabar con el seguro médico conocido como ObamaCare. 

Sobre la investigación del FBI acerca de las acusaciones de abuso sexual y conducta inapropiada de Kavanaugh, este jueves ha dicho que le parece “muy completa”, lo que podría indicar que se inclina a votar a favor del candidato.

Jeff Flake (republicano, Arizona). Aunque, como miembro del Comité Judicial del Senado, aprobó la candidatura del juez después de escuchar el testimonio de la doctora Christina Blasey Ford sobre el supuesto abuso sexual, Flake exigió después una nueva investigación del FBI sobre este asunto. Sus compañeros en el Senado y el propio Donald Trump aceptaron, a sabiendas de que encabezaba la opinión de varios senadores dubitativos que podían hacer fracasar la candidatura.

Este jueves, tras consultar el informe, Flake ha coincidido con Collins en que es “muy completo”, y, en su opinión, “no incluye información nueva que corroboré” las acusaciones. El informe, por cierto, no sólo es secreto (sólo los senadores pueden leerlo), sino que además únicamente hay una copia y está en una sala de la que los senadores no pueden sacarlo. “Quería una pausa y hemos tenido esa pausa”, ha dicho, preguntado sobre si votará a favor de Kavanaugh.

Lisa Murkowski (republicana, Alaska). Senadora desde 2002, ha mostrado ser también una de las republicanas más moderadas, y se ha alineado en la mayoría de ocasiones con Collins. Asegura que todavía no ha tenido tiempo para consultar el informe del FBI adecuadamente y decidir al respecto de la candidatura.

Heidi Heitkamp (demócrata, Dakota del Norte) y Joe Manchin (demócrata, Virginia Occidental). Los republicanos sólo pueden perder dos votos… si todos los demócratas votan en bloque. Y eso no parece tan sencillo a un mes de las elecciones para algunos senadores cuyo futuro pasa por el voto en estados mayoritariamente republicanos. Es el caso de Heitkamp (que ya ha dicho que votará en contra de Kavanaugh) y de Manchin (que no se ha pronunciado tan inequívocamente). En la misma posición se encuentran Claire McCaskill (Missouri) y Joe Donnelly (Indiana), que ya han dicho también que votarán en contra.