IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Senado de EEUU prepara el voto clave para la confirmación de Hagel como titular de Defensa

El Senado de EEUU prepara el voto clave para la confirmación de Hagel como titular de Defensa

 Washington, 26 feb (EFE).- El Senado de EE.UU. aprobó hoy continuar con el proceso de nominación del exsenador republicano Chuck Hagel como secretario de Defensa, bloqueado por los republicanos, y votará hoy mismo su confirmación en el pleno de la Cámara alta.

Con 71 votos a favor y 27 en contra, los demócratas obtuvieron los 60 votos mínimos necesarios para impedir el bloqueo y concluir el debate sobre su nominación que ahora pasará al pleno del Senado, que votará esta misma tarde, a las 16.30 hora local (21.30 GMT).

Hagel fue nominado por el presidente, Barack Obama, el pasado 7 de enero, para sustituir al secretario de Defensa, Leon Panetta, quien se retira, pero las reservas de sus antiguos compañeros de partido durante el proceso han retrasado su nominación.

Ésta era la segunda vez que el Senado votaba para acabar con el debate, después de la audiencia de nominación en la que compareció Hagel a finales de enero, y dar paso al voto definitivo.

Tras el rechazo republicano el pasado 14 de febrero, el líder de la mayoría demócrata Harry Reid introdujo una moción para dejar el proceso abierto y volver a someterlo a voto.

Los republicanos utilizaron la táctica del filibusterismo, que consiste en alargar artificialmente el debate para impedir que una moción sea sometida a voto.

Para cortar el debate no bastaba con la mayoría simple de la Cámara alta (51 de 100 miembros), sino que se requería una mayoría de 60 senadores, que finalmente consiguieron.

Una vez pasado este trámite se espera que Hagel, veterano de la guerra de Vietnam, sea confirmado sin dificultad en el pleno del Senado, donde los demócratas tienen mayoría, ya que solo requeriría una mayoría simple.

Entre los detractores de Hagel y que, de hecho, bloquearon el voto de procedimiento hace unas semanas, figuran los senadores republicanos por Arizona, John McCain, y por Maine, Susan Collins, por considerar insuficientes sus explicaciones sobre sus posturas en torno a asuntos como Israel y las ambiciones nucleares de Irán.

McCain le ha reprochado, además, durante las audiencias su oposición a la estrategia del expresidente republicano George Bush en 2007 de aumentar el número de tropas en Irak.

El pasado 21 de febrero, 15 senadores republicanos instaron a Obama a que retirase el nombramiento de Hagel al insistir en que éste no contaba con apoyo bipartidista en la Cámara Alta.

De ser confirmado, Hagel asumirá las riendas del Pentágono en un momento en el que el Gobierno de Obama centra parte de su política exterior en la seguridad en Asia, la retirada de las tropas en Afganistán para finales de 2014, y la amenaza nuclear que suponen países como Irán y Corea del Norte.

Hagel también afrontará grandes batallas políticas ante los inminentes recortes masivos por unos 85.000 millones de dólares que sufrirían el Pentágono y el resto de las agencias federales a partir del viernes próximo si el Congreso no logra un acuerdo fiscal.

Bajo los inminentes recortes al gasto público, el Pentágono afrontaría recortes por 45.000 millones de dólares en el año fiscal en curso, o un total de un billón de dólares en la próxima década.

El próximo titular de Defensa también tendría otras batallas políticas, tomando en cuenta que los fondos para la mayoría de las operaciones de la burocracia federal se agotan el próximo 27 de marzo, y que también queda por delante el debate sobre el presupuesto para el año fiscal 2014.