"El presidente está violando la ley federal": demanda de migrantes de la caravana contra el gobierno de Trump

La demanda busca proteger a los migrantes centroamericanos que planean solicitar asilo al llegar a Estados Unidos

Miembros de la caravana migrante que se dirige hacia la frontera con México desde Honduras interpusieron este viernes una demanda en un tribunal federal de Washington contra la Administración de Donald Trump.

La organización Nexus Services, quien lleva el caso, dijo que los demandados "amenazan con una matanza en la frontera entre Estados Unidos y México".

La acción legal está dirigida hacia el presidente del país, la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) e instituciones como la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

En una conferencia de prensa ofrecida hoy en Los Ángeles se detalló que los demandantes son María Doris Pineda, Jasmine Ortega Sánchez, Dina Ruc y Marta López, así como Francisco Javier Castillos y Holivia Adeline Castillos, todos ellos en su nombre y en el de sendos hijos menores de edad.

A través de la demanda, Nexus Services aseguró que pretende "proteger a individuos y familias del comportamiento xenofóbico del presidente Trump y su administración, defendiendo los derechos de quienes buscan libertad, justicia y felicidad".

La administración Trump anunció esta semana que el número de militares que se enviarán a la frontera sur para poteger al país de la llegada de las dos caravanas migrantes podría superar los 15.000 soldados.

El gobernante aseguró este jueves que esas tropas desplegadas en la frontera podrán abrir fuego en caso de que ser atacados "con una piedra" por los miembros de la caravana.

Nexus Services también solicitó protección para los migrantes ante "las políticas ilegales de Trump y su aplicación por parte del Ejército y demás agentes federales armados, así como por las milicias nacionalistas blancas portadoras de armas".

"La ley federal permite a los migrantes solicitar asilo en Estados Unidos", dijo Mike Donovan, presidente de la organización.

" Trump y su Administración han usado una 'aplicación aumentada', como separar familias y extender la detención para violar los derechos de los migrantes. Ahora, el presidente ha enviado soldados a la frontera sur para detener la inmigración legal y a quienes piden asilo", agregó.

Además, recalcó que la retórica del presidente ha inspirado a los racistas portadores de armas a aglomerarse en la frontera con el deseo de disparar y matar a inmigrantes, sin importar que sean mujeres y niños.

"El presidente está violando la ley federal, pisoteando los derechos de los norteamericanos y de los inmigrantes legales de no ser sometidos al uso del ejército para aplicar la ley y ha preparado una potencial catástrofe en la frontera de Estados Unidos con México, todo ello en nombre del nacionalismo blanco y con el objeto de ganar puntos políticos", afirmó.