El jefe de la Corte Suprema y Trump se enganchan en una discusión por la decisión judicial sobre el asilo

El jefe del máximo tribunal le recordó a Trump que los jueces son independientes, no de Obama, Bush, Clinton o ningún otro presidente. Trump no se quedó callado.

La máxima autoridad de la Corte Suprema de Justicia, John Roberts, ha criticado al presidente, Donald Trump, por su descripción de un magistrado, que falló en contra de su dura política de asilo de migrantes, como un "juez de Obama". Pero Trump no se ha quedado callado y este miércoles reviró en Tiwitter.

“Lo siento magistrado en jefe, John Roberts, pero en verdad tenemos ‘jueces de Obama’ y tienen un punto de vista muy distinto del de las personas a cargo de la seguridad del país”, escribió Trump.

“Sería increíble que el 9no Circuito fuera en verdad una ‘judicatura independiente’, pero si lo es, ¿por qué tantos casos con opiniones contrarias (sobre la frontera y la seguridad) son traídos aquí y por qué un gran número de esos casos son eliminados?”, continuó Trump.

La reprimenda de Roberts fue la primera que hizo el líder del poder judicial designado por los republicanos a Trump, quien en más de una ocasión ha hablado en contra de los jueces que han rechazado sus medidas.

Roberts dijo el miércoles que Estados Unidos no tiene "jueces de Obama o jueces de Trump, jueces de Bush o jueces de Clinton". El comentario tuvo lugar después de que la agencia de noticias Associated Press hiciera una consulta al tribunal supremo.

Roberts dijo el día anterior a Acción de Gracias que "un poder judicial independiente es algo por lo que todos deberíamos estar agradecidos".

Sin embargo, la amonestación a Trump cayó en oídos sordos, como lo reveló el mensaje que escribió esta tarde en una de sus redes sociales, mismo que finalizó con un puntiagudo comentario dirigido a Roberts:

“Por favor estudie los números, son espeluznantes. Necesitamos protección y seguridad ¡Estas sentencias están volviendo muy inseguro a nuestro país! ¡Muy peligroso e imprudente!”.

 No es la primera vez que Trump se intenta imponer a un miembro del poder judicial. El año pasado, el presidente utilizó el término "llamado juez" después de la primera decisión judicial contra su prohibición de que ciertas personas de Medio Oriente viajaran. Durante la campaña presidencial, Trump criticó al propio Roberts por el voto decisivo del juez en jefe en 2012 para preservar la reforma de la atención médica de Obama.

El mandatario también se refirió a un juez que presidía una demanda por fraude contra la Universidad de Trump como un mexicano que no podría juzgar de manera imparcial debido a la propuesta de Trump de construir un muro a lo largo de la frontera de con México.

Los últimos comentarios del presidente se producen cuando la Corte Suprema está envuelta en una controversia sobre el nombramiento del juez Brett Kavanaugh. Varios jueces han hablado sobre la independencia judicial y el peligro de que la corte sea vista como una institución política que se divide entre cinco republicanos conservadores y cuatro demócratas liberales.

El martes, cuando un reportero le preguntó al presidente cuál era su reacción a la decisión del juez Jon Tigar de San Francisco, quien anuló la prohibición de Trump de otorgar asilo a los migrantes ilegales, éste se quejó de las demandas que sus opositores presentan en los tribunales que pertenecen al Noveno Circuito de Apelaciones.

"En todos los casos que se presentan en el Noveno Circuito, somos golpeados. Y luego terminamos teniendo que acudir a la Corte Suprema, como la prohibición de viajar, y ganamos", dijo Trump.

El presidente continuó diciendo sobre el fallo de asilo: "Este fue un juez de Obama".

Pero el fallo inicial de la prohibición de viajar en 2017 fue emitido por el juez de distrito James Robart, designado por el presidente George W. Bush. Roberts también fue nombrado por Bush.

La Casa Blanca no tuvo una respuesta inmediata a una solicitud de comentarios por parte de la cadena NBC sobre las críticas de Roberts el miércoles.