El huracán Michael avanza fuerte y rápido: ¿Cuál será su próxima víctima?

Es un huracán seco, con vientos salvajes, y está cruzando Georgia como la tormenta más poderosa del último siglo. ¿Qué pasará después? ¿Están Nueva York y Washington en peligro? ¿Girará de nuevo hacia Florida?

Las Carolinas todavía no terminan de recuperarse de la devastación que dejó el paso del Huracán Florence que cobró la vida de 40 personas en los dos estados y ahora tendrán que lidiar con la furia de Michael.

Este miércoles por la noche los vientos y lluvia del poderoso Huracán Michael alcanzarán partes de las Carolinas. 

Michael toco tierra en el norte de Florida con vientos de 155 millas por horas estableciéndose como el tercer huracán con más potencia al tocar tierra en la historia de los Estados Unidos.

El ojo de la tormenta golpeó entre la ciudad de Panamá y la playa de México, Florida, y provocó una "marejada ciclónica mortal, vientos peligrosos y fuertes lluvias", dijo el Centro Nacional de Huracanes.

El impacto del huracán Michael se sentirá hasta Virginia, pasando por las Carolinas, con predicciones de 4 a 10 pulgadas de lluvia, advirtieron los meteorólogos. 

El centro de la tormenta pasará esta noche por el sureste de Alabama y el suroeste de Georgia, según los pronósticos. El jueves continuará su camino por el noreste de Carolina del Sur y el sureste de Carolina del Norte. En la noche del jueves y madrugada del viernes, Michael acelerará el paso y saldrá de los Estados Unidos hacia el océano Atlántico.

Los gobernadores de Carolina del Norte, Roy Cooper, y Carolina del Sur, Henry McMaster, emitieron este miércoles estados de emergencia para sus estados.

Las Carolinas se enfrentarán a un segundo Huracán en menos de un mes. Las condiciones no serán iguales, pero algunos riesgos serán mayores precisamente por los estragos que dejó tras de sí Florence. 

“El suelo excesivamente saturado y los árboles debilitados aún permitirán un riesgo elevado de viento y se producirán algunos cortes de energía. Las inundaciones repentinas también serán posibles, aunque el rápido movimiento de la tormenta debería limitar las cantidades de lluvia", dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Henry McMaster, sin embargo, dijo en una conferencai de prensa que esta no sería una experiencia similar a la de Florence. "Serán fuertes vientos y un poco de agua. Sólo necesitamos estar preparados”, dijo.

Esta vez, una de las más grandes preocupaciones de las autoridades de las carolinas serán los tornados. El Servicio Nacional de Meteorología dice que es posible que se produzcan tornados en el Panhandle de Florida, el sureste de Georgia y el sur de Carolina del Sur hasta la mañana del jueves mientras Michael se desplaza hacia el interior.

El comandante de la División de Manejo de Emergencias del Condado de Beaufort, Neil Baxley, dice que los tornados pueden aumentar rápidamente con poca advertencia en las bandas de lluvia del debilitamiento del huracán, reportó AP.

Carolina del Sur vio 47 tornados en dos días en 2004 cuando la Tormenta Tropical Frances se movió hacia el norte desde Florida Panhandle.

Baxley dice que la marejada ciclónica de 1 a 2 pies (0,3 a 0,6 metros) prevista para áreas como Hilton Head Island ni siquiera es suficiente para activar una advertencia.

La feria estatal de Carolina del Norte, una de las ferias más grandes de todo el país, decidió retrasar su fecha de apertura de este jueves al viernes por las fuertes lluvias que asolarán la región.