El FBI alerta sobre nuevos ataques terroristas de odio racista como el tiroteo de El Paso

Los investigadores están preocupados porque terroristas domésticos repliquen el ataque. El domingo, un individuo “intrigado” por lo ocurrido amenazó con otra matanza en un Walmart.

El Buró Federal de Investigaciones​ (FBI, por sus siglas en inglés) ha dicho en un comunicado que la masacre en El Paso, Texas, resalta la continua amenaza que representan los extremistas violentos domésticos y los autores de crímenes de odio.

“El FBI sigue preocupado de que los extremistas violentos domésticos con sede en los EEUU puedan inspirarse por estos y anteriores ataques de alto perfil para participar en actos de violencia similares”, ha dicho el Buró en el comunicado con fecha del 4 de agosto. “El FBI le pide al público estadounidense que informe a la policía de cualquier actividad sospechosa que se observe en persona o en línea”.

El comunicado fue publicado un día después de la masacre llevada a cabo por Patrick Wood Crusius en El Paso, el cual ha dejado un saldo de 22 víctimas fatales.

Según las autoridades federales, el tiroteo, el cual dejo 24 heridos, será tratado como un caso de terrorismo doméstico.

Las autoridades también sopesan acusar a Crusius de cargos de delitos de odio, los cuales podrían llevar a la pena de muerte al joven que causó la masacre.

Un fiscal local había anunciado que podría presentar cargos de asesinato capital contra el sospechoso, diciendo que el agresor "perdió el derecho a estar entre nosotros".

Patrick Wood Crusius, de 21 años, fue acusado de asesinato punible y llevado a una cárcel en El Paso mientras que las autoridades investigaban también si el ataque pudo haber sido un crimen de odio después de conocerse que publicó en internet, en la página 8chan, una hora antes de la masacre un documento con contenido antinmigrante.

Los investigadores están examinando La verdad incómoda, un documento que arremetía contra los peligros de la inmigración en masa y advertía que a la larga los hispanos se apoderarán de la economía y el gobierno. El autor argumentaba que atacar objetivos de “baja seguridad” era una manera de “luchar para recuperar a mi país de la destrucción”. 

“Tenemos que atribuirle directamente el manifiesto a él”, ha dicho el jefe de la policía de El Paso, Greg Allen, durante una conferencia de prensa el domingo en donde las autoridades revelaron que Crusius vivía en Allen, un suburbio para gente de clase media alta cerca de Dallas, y que había manejado un poco más de nueve horas para llegar hasta la plaza comercial en El Paso, en donde más del 80% de la población es latina. Aún se desconoce por qué escogió ese lugar para el tiroteo.

El presidente, Donald Trump, ha abogado este lunes por aprobar “leyes fenomenales” para proteger Estados Unidos de “monstruos retorcidos” como los dos individuos que este sábado acabaron con la vida de 29 personas e hirieron a decenas más en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

El FBI ha expresado preocupación sobre la posibilidad de que otras personas quieran copiar estos actos relacionados con crímenes de odio.

“La investigación de El Paso también cuenta con el apoyo de la Célula de Fusión de Terrorismo Doméstico-Crímenes de Odio del FBI, que se estableció en la primavera de 2019”, ha indicado el Buró en el comunicado.

El FBI ha indicado que también se encuentra prestando apoyo al Departamento de Policía de Dayton, Ohio, donde un joven de 24 años, identificado por las autoridades como Connor Betts, mató a nueve personas, incluida su hermana

La agencia de noticias The Associated Press ha informado este lunes que Wayne Lee Padgett, de 31 años, fue arrestado el domingo en el Condado de Hillsborough, Florida, luego de haber hecho una llamada donde amenazó con abrir fuego en una tienda de Walmart.

El hombre fue acusado de llamar al Walmart Supercenter en Gibsonton, Florida, el domingo por la tarde y decirle a los administradores que planeaba disparar en la tienda.

La llamada llevo a que unas 1.000 personas adentro fueron evacuadas del lugar.

El Alguacil del Condado de Hillsborough, Chad Chronister, ha dicho que Padgett admitió haber hecho la llamada y la amenaza, ha reportado la estación de televisión WTSP.

Chronister ha agregado que el hombre dijo que estaba “intrigado” por las balaceras que tuvieron lugar este fin de semana.

Relacionados:

Trump, sobre los tiroteos mortales: “El odio y la enfermedad mental aprietan el gatillo, no las armas”

Unos padres protegiendo a su bebé de las balas, un anciano que no debía estar allí… éstas son las víctimas de El Paso

Tiroteo en Ohio: “Había una lista para matar y una lista para violar. Mi nombre estaba en la lista de violar”

El asesino “es nuestro nieto, vivía en nuestra casa”. Los abuelos del tirador de El Paso dan detalles sobre su vida