El Congreso denuncia que los accidentes del avión Boeing 737 Max fueron “la horrible culminación” de “fallos graves y repetidos”

La Cámara de Representantes considera “frustrante” que la compañía y las autoridades federales “jugaran con la seguridad pública”.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Por Ben Kesslen - NBC News

Un reporte de la Cámara de Representantes sobre los dos accidentes de aviones Boeing 737 Max que acabaron con la vida de 346 personas acusa a la compañía estadounidense y a la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) de "fallos graves y repetidos".

El accidente en Indonesia en octubre de 2018 y el de Etiopía en marzo de 2019 fueron "la horrible culminación de una serie de suposiciones técnicas defectuosas por parte de los ingenieros de Boeing, una falta de transparencia por parte de la gerencia de Boeing y una supervisión extremadamente insuficiente por parte de la FAA", afirma el reporte dado a conocer este miércoles por el Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara Baja.

[“Diseñado por payasos”. Correos de empleados de Boeing muestran burlas a un avión al que después se prohibió volar]

El presidente del comité, el demócrata Peter DeFazio, dijo en un comunicado que el reporte muestra “cómo Boeing - bajo la presión de competir con Airbus y generar ganancias para Wall Street- escapó del escrutinio de la FAA, ocultó información crítica a los pilotos y, finalmente, puso en servicio aviones que mataron a 346 personas inocentes”.

[Boeing reconoce "error" de la empresa en dos accidentes que dejaron 346 muertos]

"Lo que es particularmente frustrante es cómo Boeing y la FAA jugaron con la seguridad pública en un período crítico entre los dos accidente", agregó DeFazio.

El accidente de la aerolínea Lion Air en octubre de 2018 en Indonesia  mató a 189 personas y fue seguido, cinco meses después, por el de Ethiopian Airlines, que causó la muerte de 157 personas.

Tras conocer el reporte, Boeing dijo a través de un comunicado que la compañía está "dedicada a hacer el trabajo" que sea necesario.

"Tenemos que aprender muchas lecciones duras como compañía de los accidentes del vuelo 610 de Lion Air y del vuelo 302 de Ethiopian Airlines, y de los errores que hemos cometido", dijo la empresa.

[Renuncia el CEO de Boeing tras accidentes mortales del 737 MAX. La empresa nombra a un nuevo director ejecutivo]

"Como este reporte señala, hemos hecho cambios fundamentales en nuestra compañía y continuaremos buscando formas de mejorar", agregó.

La FAA dijo por su parte que "esperamos trabajar con el comité para implementar las mejoras identificadas en el reporte".

 

"Ya estamos llevando a cabo importantes iniciativas basadas en lo que hemos aprendido de nuestras propias revisiones internas, así como de revisiones independientes de los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines", dijo la agencia.

DeFazio dijo que el comité del Congreso decidió dar a conocer su reporte después de 18 meses de investigación para "destacar no solo la fallida cultura de seguridad de Boeing, sino también las lagunas en el sistema regulatorio de la FAA que permitieron que este avión con fallas fatales entrara en servicio".

El informe afirma que Boeing hizo "grandes esfuerzos para reducir costos" debido a la presión financiera y se negó a frenar su línea de producción del 737 Max, poniendo en peligro la seguridad.

Además concluye que Boeing retuvo "información crucial" de la FAA, y que la regulación de la aerolínea por parte de la agencia federal se vio afectada por su actual estructura de supervisión con respecto a Boeing, que "crea conflictos de intereses inherentes".