El bebé Nick Torres muere horas después de ser trasladado del hospital a su casa en Houston

El pequeño de 10 meses con muerte cerebral fue trasladado del hospital a su hogar este martes tras una ardua batalla legal de sus padres por no desconectarlo del respirador artificial. “Fue muy duro”, dijo un médico que acompañó a la familia en los últimos momentos.

Un bebé de 10 meses de edad con diagnóstico de muerte cerebral falleció este martes en Houston tras una ardua batalla legal para mantenerlo conectado a un respirador artificial en el Hospital Infantil de Texas (Texas Children’s Hospital).

El pequeño Nick Torres fue trasladado del hospital a su hogar en una ambulancia, conectado a un respirador artificial, y escoltado por policías. Sin embargo, murió dos horas después de haber llegado a casa.

El doctor Joseph Varon, de United Medical Center, quien ayudó a la familia con el traslado a casa, describió el momento como uno muy difícil para la familia y el equipo médico que la acompañaba.

[Chrissy Teigen comparte la pérdida de su bebé: millones de mujeres lo sufren en silencio]

“Fue muy duro”, dijo Varon a KTRK-TV afiliada de NBC News, la cadena hermana de Telemundo. “Incluso para los asistentes que traje conmigo, podías ver que estaban llorando porque fue muy emotivo”.

El bebé Nick Torres en una imagen de archivo.Especial

Nick Torres se mantenía con vida por medio de aparatos médicos. Sus padres deseaban que continuara así hasta que su corazón dejara de latir, pues consideraban que todavía tenía esperanzas. Sin embargo, los doctores del hospital dijeron que, en términos médicos y legales, el pequeño ya había fallecido pues no tenía actividad cerebral.

El menor fue ingresado al centro médico el 23 de septiembre, luego de que se golpeara la cabeza en la bañera de su casa. La contusión provocó inflamación en el cerebro. Estuvo internado seis días antes de que los médicos le diagnosticaran muerte cerebral por falta de oxigenación.

Los padres trataron de mantenerlo conectado a los aparatos médicos que lo ayudaban a respirar el mayor tiempo posible.

“Hay señas de vida y el doctor no es el que decide quitársela, solamente Dios”, dijo Mario Torres a Noticias Telemundo, padre de Nick Torres.

Sin embargo, después de varias apelaciones en las cortes, los jueces dictaminaron que el hospital podía desconectarlo de su soporte vital. Luego, el examinador médico del condado de Harris aprobó la salida del recién nacido, conforme lo dicta la ley.

[Niño recauda más de 1 millón de dólares para el hospital que le salvó la vida]

El fin de semana, los abogados de la familia llegaron a un acuerdo con las autoridades del centro de salud para que Nick Torres regresase al cuidado de su familia.

“Creo que esto va a permitirles que tengan un poco de paz”, dijo Varon.

El corresponsal Edgar Muñoz contribuyó a este reporte desde Houston, Texas.

Con información adicional de KTRK-TV y Telemundo Houston.