El asesino “es nuestro nieto, vivía en nuestra casa”. Los abuelos del tirador de El Paso dan detalles sobre su vida

"Estamos devastados", aseguran los abuelos del asesino de El Paso. Su nieto vivía con ellos, luego se fue pero regresó algunas noches... Esto es lo que cuentan.

Los abuelos de Patrick Wood Crusius, el joven de 21 años detenido por el tiroteo en un centro comercial de El Paso (Texas) en el que murieron el sábado 20 personas, han hecho público el domingo un comunicado, leído por un amigo a las puertas de su hogar en Allen (Texas).

“Estamos devastados”, han comunicado Larry y Cynthia Brown, “y rezamos por las víctimas de esta tragedia”. “Patrick Crusius es nuestro nieto, vivía en nuestra casa”, han añadido, “mientras atendía al Collin College”.

Se mudó a otro sitio hace seis semanas, y ha pasado aquí algunas noches mientras estábamos fuera de la ciudad”, concluyeron, “su licencia de manejar y su correo están domiciliados en nuestra casa en Allen. Esa conexión nos ha puesto en el foco de los medios de comunicación, por supuesto. Estamos hablando sólo con las agencias de la ley, y no haremos más declaraciones a los medios, a los que pedimos que respeten nuestra privacidad”.

El FBI investiga si el tiroteo, que dejó además dos docenas de heridos, pudo constituir un crimen de odio, puesto que aparentemente el joven publicó poco antes un texto en redes sociales con soflamas contra los inmigrantes, y en particular contra los latinos.

El presunto asesino se rindió a la policía sin ofrecer resistencia. Ahora se encuentra en prisión, sin posibilidad de fianza, a la espera de juicio. El fiscal Jaime Esparza ha avanzado ya que se solicitará la pena de muerte.

Crusius se graduó de la escuela secundaria de Plano en 2017. “Era muy introvertido”, recuerda un compañero de clase, Jacob Wilson, en declaraciones a la cadena NBC. Acudió luego al Collin College, donde tomó clases hasta esta primavera.

El Departamento de Policía de Allen sólo tiene registrados tres incidentes con el joven: en 2014 se reportó que había escapado pero regresó a casa media hora después; en 2016 estaba en un autobús escolar que resultó accidentado sin consecuencias; y el pasado mes de marzo llamó al teléfono 911 de emergencias para reportar una falsa alarma en casa de sus abuelos.

El texto que supuestamente publicó antes de la matanza alaba el tiroteo en una mezquita de Christchurch (Nueva Zelanda) en marzo; y achaca sus propias acciones a una supuesta “invasión hispana” en Texas, culpando a los latinos de “instigar” la balacera. Noticias Telemundo no reproducirá sus palabras para no difundir el odio racista que transmiten.