IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un plan para "sacar de la pobreza" a millones de niños: todo sobre la nueva ayuda de hasta $3,600 por cada hijo menor

Por primera vez, los padres indocumentados de niños estadounidenses podrán obtener los pagos. “Todavía no me lo creo”, dice una inmigrante, madre soltera de cuatro niños, que es elegible para recibir más de 13,000 dólares. Explicamos cómo funciona este beneficio.

Tras la aprobación en el Congreso del paquete de ayuda de 1.9 billones de dólares, el más costoso y ambicioso en la historia del país, millones de familias, incluidas por primera vez las de inmigrantes indocumentados con niños estadounidenses, tendrán una oportunidad para salir de la pobreza gracias a la expansión del crédito fiscal para niños menores de edad, según sostienen demócratas y expertos.

Los padres o tutores recibirían pagos directos de 3,600 dólares al año (300 dólares al mes) por cada niño menor de 6 años y 3,000 dólares anuales (250 dólares al mes) por cada menor de entre 6 y 17 años.

La histórica ampliación del crédito fiscal que otorga el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su siglas en inglés) por cada hijo llegará al escritorio del presidente, Joe Biden, para su ratificación este viernes por la tarde.

[Le explicamos si usted califica y cuánto dinero recibirá el cheque de $1,400]

La ayuda podría empezar a llegar tan pronto como en julio, mientras el IRS se ajusta a las nuevas condiciones.

Se calcula que las ayudas con dinero en efectivo tienen el potencial de reducir la pobreza infantil en un 50%, según estimaciones del Centro sobre la Pobreza y la Política Pública de la Universidad de Columbia.

“Esta medida es la más significativa”, dijo en español a Noticias Telemundo el representante Chuy García, demócrata por Illinois. “Va a sacar a millones de familias, especialmente a aquellas que tienen niños menores de edad, de la pobreza”.

“Todavía no me lo creo”, dijo a Noticias Telemundo Heidi Gonzáles, una inmigrante indocumentada que es madre soltera de cuatro niños con ciudadanía estadounidense. “No ha habido trabajos, hay que ver de dónde sale el dinero para pagar la renta”, agregó la mujer, visiblemente conmovida por el anuncio de la ayuda que recibirá por primera vez en uno de los años más difíciles que dice haber tenido.

En el proyecto de ley se establece que los beneficios para estas familias durarán un año, pero los demócratas que impulsaron la propuesta esperan que se convierta en una ayuda recurrente, aunque esto tendrá que volver a discutirse y aprobarse en el Congreso antes de que las ayudas expiren.

Los criterios de elegibilidad son los mismos que los del envío directo de cheques de 1,400 dólares por persona. Es decir, aquellos padres que ganen menos de 75,000 dólares al año y las parejas que ganen menos de 150,000 dólares. Estas cantidades disminuirían para los que ganen más de lo anteriormente dicho.

Si bien ya existe un crédito fiscal por cada hijo menor de edad, actualmente este solo es de 2,000 dólares anuales para niños de entre 6 y 17 años. Ahora, el monto subirá a 3,000 dólares para esta categoría y a 3,600 dólares para niños menores de 6 años.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre la respuesta de la Administración a la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos.REUTERS

Además, las familias ahora tendrán la opción de elegir si reciben el monto en un solo pago anual o de manera diferida en meses o trimestres, según la disponibilidad que tenga el IRS, que distribuirá los recursos. Esto el dará mayor flexibilidad a las familias de menos recursos que frecuentemente necesitan el dinero a corto plazo.

Otro cambio importante es quién es elegible para recibir la ayuda.

Actualmente, las familias que no ganan un salario suficiente o no deben nada en impuestos al ISR, no pueden obtener el monto total del crédito fiscal. En lugar de los 2,000 dólares, reciben como máximo 1,400 dólares.

[Muchos estadounidenses agotan sus ahorros durante la pandemia, según sondeo]

Esto cambia con la expansión en el paquete de estímulo por la pandemia. Las familias más pobres podrán obtener los 3,000 ó 3,600 dólares por cada niño de manera íntegra.

Se calcula que los más beneficiados serán las familias de 27 millones de los niños más pobres del país, la mitad de los cuales son negros y latinos. De este modo, 10 millones de niños serán arrancados de la pobreza mientras dure el programa.

Los republicanos, quienes votaron unánimemente contra la medida en el Senado, han advertido que el plan de alivio elevará aún más la deuda del país, que tendrá que ser pagada por las futuras generaciones.

“Se van a gastar su dinero y usted después lo va a tener que pagar, es una piñata”, dijo a Noticias Telemundo la representante por Florida María Elvira Salazar, mientras agitaba una piñata de burrito en su mano izquierda.

[El Senado reduce a 300 dólares semanales la ayuda por desempleo del nuevo paquete de estímulo]

El senador Mitt Romney, republicano por Utah, ha propuesto una aproximación diferente para financiar el crédito fiscal, que incluiría recortes a otros programas de asistencia social para los más pobres y la eliminación de exenciones fiscales estatales y locales para los más ricos.

“En un año cuando el programa deba ser renovado, será realmente importante que haya algún tipo de plan B republicano o una base de apoyo para volverlo permanente y, algo importante, una estrategia para pagarlo”, dijo al portal de noticias The 19th Samuel Hammond, director de pobreza y política social del Niskanen Center, una organización involucrada en legislaciones anteriores que abordaban el problema de la pobreza infantil.

Con información de The 19th News.