IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Trump promete que habrá "un gran paquete de ayuda económica" después de la elección, pero las negociaciones están en punto muerto

“Después de la elección, obtendremos el mejor paquete de estímulo económico que se haya visto”, dijo el mandatario este martes por la tarde a reporteros en la Casa Blanca. Las negociaciones entre Mnuchin y Pelosi volvieron a paralizarse el fin de semana.
French Quarter New Orleans
Fotografía de archivo del 27 de marzo de 2020 del sector francés en New Orleans, Louisiana, donde la pandemia ha afectado gravemente la economía local.  AP

El presidente, Donald Trump, prometió que habrá un acuerdo para un nuevo paquete de estímulo económico de gran magnitud, pero que será aprobado por la Casa Blanca hasta después de las elecciones del 3 de noviembre.

“Después de la elección, obtendremos el mejor paquete de estímulo económico que se haya visto”, dijo el mandatario este martes por la tarde a reporteros en la Casa Blanca.

Las negociaciones para obtener un paquete de estímulo económico que podría incluir un cheque directo de 1,200 dólares para los estadounidenses se han estancado, a pesar de que tanto el presidente como los demócratas apoyan esta última medida.

Incluso Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, ha manifestado en público que pasaría a votación cualquier proyecto de ley de estímulo económico convenido por los demócratas de la Cámara de Representantes y la Casa Blanca.

[Trump y los demócratas ven posible un acuerdo sobre el cheque de $1,200 antes de las elecciones. Pero hay otro obstáculo]

Sin embargo, las negociaciones entre el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, volvieron a llegar a un punto muerto este fin de semana tras desacuerdos sobre la ayuda financiera de la federación para estados y ciudades, que enfrentan enormes déficits presupuestarios por la crisis del coronavirus.

La demócrata acusó a la Casa Blanca del fracaso en llegar a un acuerdo. "Ha fallado de forma miserable", escribió en una carta dirigida este martes a los miembros demócratas del Congreso, "no por causa accidental, sino por decisión". 

“Nancy Pelosi sólo está interesada en rescatar ciudades y estados demócratas mal administrados y repletos de crimen. Eso es todo lo que le interesa. No le interesa ayudar a la gente”, dijo por su lado Trump este martes.

El presidente también vaticinó que los demócratas perderán su mayoría en la Cámara de Representantes por el papel de Pelosi en las negociaciones. Sin embargo, la mayoría de los análisis indican lo contario, que serán los republicanos quienes pierdan escaños tras las votaciones del 3 de noviembre.

[Millones de estadounidenses encaran un futuro incierto sin la ayuda federal por desempleo y a la espera de un nuevo paquete de estímulo económico]

En medio de la peor oleada de desempleo y la mayor contracción económica en la historia reciente del país, las esperanzas de que un paquete de estímulo apuntale la golpeada economía antes de las elecciones parecen más remotas que nunca.

Los mercados financieros reaccionaron a este escenario con fuertes caídas el lunes que se prolongaron hasta el martes.

Fila en un centro de atención para solicitantes de ayuda por desemplep en Frankfort, Kentucky; en una fotografía de archivo del 18 de junio de 2020.Reuters

"El mercado ha reconocido que las probabilidades de aprobar un paquete de estímulo antes de las elecciones e incluso antes de fin de año han bajado drásticamente", dijo a The Associated Press Adam Taback, director de inversiones de Wells Fargo Private Bank.

[Un nuevo paquete de alivio (incluyendo el esperado segundo cheque de 1,200 dólares) está lejos de concretarse. Explicamos]

Aun si se alcanzara un acuerdo de última hora entre la Casa Blanca y la Cámara Baja antes de los comicios, no es seguro que los senadores republicanos estén dispuestos a votarlo de inmediato y muchos de ellos han expresado reticencia por aumentar la deuda del Gobierno con un paquete que rondaría los 2 billones de dólares. McConnell ha promovido (sin éxito en la Cámara Baja) su propia versión de un estímulo económico ‘ligero’ que costaría unos 500,000 millones de dólares y no incluiría el anhelado cheque de 1,200 dólares.

Aunque Pelosi y Mnuchin hasta ahora han estado enviando el mensaje a los estadounidenses de que todavía es posible llegar a un acuerdo y continúan negociando, los legisladores de los dos partidos se muestran más enfocados ahora en las elecciones.

Tras votar la confirmación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, que fue aprobada por los republicanos sin apoyo demócrata, todos los senadores se han retirado del Congreso para hacer campaña en los estados que representan antes de la elección general.

Pelosi dijo en una carta enviada a los demócratas esta semana que la ayuda económica podría ser retroactiva, a manera de compensación por el tiempo perdido en las negociaciones. Pero este escenario es poco probable si la actual Administración gana el 3 de noviembre, reporta el diario The Washington Post. Si las negociaciones continúan estancadas esta semana, el futuro de la ayuda económica dependerá en gran medida del equilibrio de fuerzas que surja de los comicios.

Con información de NBC NewsThe Associated Press, Washington Post y The Hill.