IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Tiene intención de dejar su trabajo? Esto es lo que tiene que saber antes de tomar la decisión

La pandemia de COVID-19 ha hecho que mucha gente se replantee sus prioridades y si es feliz en su puesto de trabajo, según los expertos. Pero si pretende dejarlo debe tener en cuenta esta serie de consejos financieros.

Michelle Fox - CNBC

Puede resultar tentador renunciar al trabajo mientras la nación emerge de la pandemia de coronavirus.

No sería el único. Cuatro millones de estadounidenses dejaron sus trabajos en abril estableciendo un récord, según el Departamento de Trabajo. Más de una cuarta parte, o el 27%, planea abandonar su puesto de trabajo cuando la pandemia se diluya, según una encuesta de Eagle Hill Consulting.

A este fenómeno se le ha calificado como "La gran dimisión".

“Hemos tenido más tiempo para pensar si disfrutamos en lo que estamos haciendo y de si hay alguna manera de pasarlo mejor trabajando", explicó la planificadora financiera certificada Diahann Lassus, directora gerente de Peapack Private Wealth Management, con sede en New Providence, Nueva Jersey.

[Problemas de suministro en algunas gasolineras antes de la avalancha de viajes del 4 de julio]

"Tiene mucho sentido debido a lo que hemos pasado. La vida es demasiado corta", agregó.

Es posible que las personas no estén contentas con su trabajo o no estén dispuestas a regresar a la oficina después teletrabajar durante más de un año. Pudieron dejar sus desplazamientos diarios, tener más libertad y tiempo en familia, y quizás ahorrar algo de dinero.

Del 38% de los estadounidenses que trabajaron desde casa en algún momento durante la pandemia, el 57% afirmó que tuvo un impacto positivo en sus finanzas personales, según una encuesta de Bankrate.com. Los millennials, de 25 a 40 años, y la generación Z, de 18 a 24 años, fueron los que más percibieron ese efecto positivo.

La gente se ahorra el dinero de los desplazamientos y es posible que no compraran el almuerzo ni limpiaran en seco la ropa.

[Así es la propuesta que busca otorgar $1,000 dólares por cada recién nacido]

"Terminas gastando mucho en cosas que pasan desapercibidas. Hay mucho gasto diario", recordó Ted Rossman, analista senior de la industria de Bankrate.

Una mujer trabaja de forma remota en su casa en Manchester, New Hampshire, el martes 4 de agosto de 2020.AP Photo/Charles Krupa

Sin embargo, el hecho de que haya ahorrado dinero y haya reducido sus gastos no significa necesariamente que pueda renunciar a su trabajo.

Necesita un plan, ya sea encontrar un nuevo trabajo primero o asegurarse de que tiene dinero suficiente para pasar un tiempo desempleado.

El gasto importa

La pandemia de COVID-19 ha durado suficiente tiempo como para haber cambiado los hábitos de gasto de las personas, apuntó la CFP Sophia Bera, fundadora de Gen Y Planning, con sede en Austin, Texas.

Así que trata de que se mantengan.

Sin embargo, no asuma que debido a que pudo gastar menos el año pasado, continuará así, incluso si todavía trabaja desde casa. Es posible que un aumento de gastos se aproxime.

[Cinco formas inteligentes de usar las ayudas mensuales por hijo que comienzan en julio]

"No estábamos haciendo nada el año pasado", recordó Lassus, miembro del Consejo Asesor Financiero de CNBC, cadena hermana de Noticias Telemundo.

La analista sugiere mirar hacia atrás en sus gastos de 2019 como una guía cuando decida si puede dejar su empleo con comodidad.

Conserve ahorros para una emergencia

No abandone su trabajo sin tener otro esperándole, a menos que tenga un fondo de emergencia que pueda cubrir de seis a 12 meses de gastos de manutención.

“Si necesita dinero, lo último que quiere hacer es sacarlo de una cuenta de jubilación y pagar todos esos impuestos y posibles multas para hacerlo”, aconsejó Lassus.

La atención médica puede costarle

Si consigue un nuevo trabajo, averigüe si ofrece seguro médico y, de ser así, si entra en vigor de inmediato o si tiene que esperar un período de tiempo.

[Lo que necesita saber sobre el crédito mensual por hijo que empieza a llegar el 15 de julio]

Si no tiene un nuevo trabajo al que ir, asegúrese de tener algún tipo de cobertura, ya sea a través de su cónyuge o de los intercambios públicos de la nación.

La Ley Ómnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria (COBRA, por su sigla en inglés), una ley federal creada en 1985 que les permite a los empleados continuar con la cobertura de seguro de salud, por un período limitado, en caso de pérdida del trabajo o cualquier otro evento calificado, extiendería su plan de salud actual hasta por 18 meses, pero está pagando la totalidad del plan, lo que puede ser costoso.

No se olvide de su 401 (k)

Las personas pierden la noción de sus planes 401 (k) [un plan de ahorros para la jubilación con impuestos diferidos para empleados de empresas públicas o privadas con fines de lucro] cuando cambian de trabajo, apuntó Lassus. Aunque no tiene que hacer nada con él de inmediato, averigüe cuáles son sus opciones y estúdielas. Si es una cantidad pequeña, su empresa puede emitirle un cheque de inmediato.

Si tiene algo de tiempo antes de que planee irse, trate de maximizarlo, si puede, sugiere Bera, también miembro del Consejo de Asesores Financieros de CNBC. La contribución máxima anual para 2021 es de 19,500 dólares, más una contribución de recuperación de 6,500 si tiene 50 años o más.

[Cómo le afectará la subida de los precios y qué medidas puede tomar al respecto]

De esta manera, sus ahorros para la jubilación no se retrasarán si se queda sin trabajo por un tiempo. Poner más dinero en el plan puede darle una idea de lo bien que puede vivir con un cheque de pago más pequeño.

Sume otros beneficios del empleador

Mire las otras ventajas que le brinda su empleador, como un seguro de vida, acciones de la compañía y cuentas de gastos flexibles. ¿Va a renunciar a opciones sobre acciones que no están invertidas cuando se vaya? ¿Necesitará comprar un seguro de vida temporal?

"Averigüe realmente cómo está utilizando esos beneficios ahora y sea estratégico cuando deje su trabajo", dijo Bera.

Puede negociar

No descarte negociar con su empleador actua la posibilidad de quedarse en casa trabajando, aunque la empresa haya declarado públicamente que todos regresarán a la oficina.

“Muchos empleadores podrían estar más dispuestos a aceptar [las propuestas] de la gente más de lo se piensa, especialmente si eres un empleado valioso”, afirmó Rossman.

["Regrese para el Labor Day": estos directores ejecutivos lanzan severas advertencias a los trabajadores que no han vuelto a la oficina]

También puede considerar cambiar a un equipo diferente en la misma empresa, según Bera.

"Combruena si le gusta más. Si no lo hace, puede renunciar", dijo.

"Eso nos da más tiempo para acumular ahorros, maximizar los beneficios de la empresa y encaminarnos hacia la jubilación", señaló.