IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Si no le suben el sueldo un 6%, ¿se lo están recortando debido a la inflación? Esto es lo que dicen los expertos

Los costes de la gasolina o la cesta de la compra se han encarecido mientras los salarios se mantienen. Pero si no tiene previsto gastar el dinero en ciertas cosas, puede que no le afecte tanto.

Carmen Reinicke - CNB + Acorns

Los trabajadores de Estados Unidos se preguntan cómo puede afectar el aumento de la inflación a su sueldo.

La inflación ha aumentado más de lo previsto. En octubre, los precios al consumo aumentaron un 0.9% y elevaron el incremento interanual al 6.2%, alcanzando el nivel más alto de los últimos 30 años, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

[El 43% de los adultos ha engañado económicamente a su pareja. Estos son los motivos y así puede superarlo]

Fue el segundo mes consecutivo en el que la inflación fue superior a la prevista por los economistas.

El índice de precios al consumo aumentó en septiembre un 0.4% en el mes y un 5.4% en el año. Este informe ha provocado un aumento del 5.9% del coste de la vida para los beneficiarios de la Seguridad Social, el mayor aumento en 40 años.

Por tanto, si no recibe un aumento salarial del 6.2% este año, ¿es técnicamente un recorte? No necesariamente, según algunos expertos financieros.

“Es mucho más matizado que eso. Depende de tu cesta de la compra como consumidor”, avanzó AnnElizabeth Konkel, economista del Indeed Hiring Lab.

No necesariamente un recorte salarial

Aunque la inflación ha subido, el índice de precios al consumo tiene en cuenta una serie de cosas, algunas de las cuales han contribuido más al aumento de los costes que otras.

“Para la mayoría de la gente, los precios de las cosas que tienen que pagar están subiendo, pero estos impactos son bastante variados en todos los ámbitos”, afirmó Mark Hamrick, analista económico senior de Bankrate.

[Cómo afectaría un cierre del Gobierno el último cheque de ayuda fiscal por hijo]

Los costes de la energía en octubre contribuyeron en gran medida al aumento general. La energía subió un 4.8% respecto al mes anterior, y la gasolina se disparó un 6.2%. Los alimentos subieron un 0.9%, y la comida a domicilio aumentó un 1%.

Los aumentos son aún más asombrosos en el año. Los precios de la energía han subido un 30% en los últimos 12 meses, y la gasolina casi un 50% en el mismo periodo. Los precios de los coches usados subieron un 2.5% en octubre, más del 26% que hace un año.

Debido a estas bolsas de inflación, la mayoría de los consumidores no verán subir sus gastos individuales un 5.4%. Si no tiene previsto comprar un coche, por ejemplo, o no realiza ningún viaje que se vea afectado por el aumento de los precios del combustible, no se verá afectado por los ámbitos de mayor inflación.

[Las solicitudes de ayuda por desempleo descienden a su nivel más bajo desde 1969]

“No todo el mundo voló en avión o compró un coche usado” en el último año, señaló Brett Ryan, economista senior de Estados Unidos en Deutsche Bank.

“Los datos no cuentan la historia personal de cada persona”, agregó Hamrick, de Bankrate.

¿Quiénes son los más afectados por la inflación?

Eso no significa que la gente no sienta el impacto del aumento de los precios en sus presupuestos.

Y algunas personas se verán más afectadas por la inflación que otras, generalmente las que tienen los ingresos más bajos y, por tanto, son las más vulnerables al aumento de los precios.

“La inflación realmente pesa sobre los que están en el extremo inferior del espectro de ingresos”, explicó Ryan, y añadió que los precios de la energía acaban siendo uno de los más difíciles de afrontar.

[Cerveza, pollo, juguetes y hasta sillas de ruedas: por qué no puede comprar lo que necesita... o por qué es terriblemente caro]

“Ese es un ámbito en el que es más difícil hacer un ajuste de la compra rápido", dijo. “Si vas en coche al trabajo, tienes que llenar el depósito de gasolina y eso es problemático cuando el precio de la gasolina sube un dólar por galón”, recordó.

Las empresas también se están viendo afectadas por el aumento de los costes, lo que puede significar que los salarios no sigan el ritmo de la inflación este año. El aumento salarial medio presupuestado en Estados Unidos para 2021 es del 3%, según datos de The Conference Board. El grupo también proyectó que el efectivo para aumentos será de alrededor del 3% en 2022, también.

“Las empresas que miran sus presupuestos se dan cuenta de que [los aumentos] probablemente no van a cumplir con la inflación”, dijo John Dooney, un gerente de recursos humanos de la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos. “Pero lo que vemos son más estrategias en torno a recompensar realmente a los de alto rendimiento”.

Cómo pedir un aumento

Aunque los precios sean más altos debido a la inflación, los expertos no aconsejan utilizarlo como motivo para pedir un aumento en el trabajo.

“Sospecho que eso daría lugar a una discusión complicada con el jefe de Recursos Humanos, porque alguien en esa posición podría decir: ‘también estamos experimentando un aumento de precios”, argumentó Konkel, y añadió que la gente probablemente debería dejar la inflación fuera de cualquier discusión sobre salarios o aumentos.

[¿Cuándo bajará el precio de la gasolina? Un experto hace un análisis tras el anuncio de Biden]

En cambio, tómate el tiempo necesario para evaluar y reflexionar sobre lo que has conseguido en tu puesto. Si llevas más de un año en el puesto, has asumido más responsabilidades o has superado tu rendimiento, es una información que debes plantear a tu jefe o llevar a la revisión del rendimiento, si es que la tienes al final del año.

Según Dooney, a las personas de alto rendimiento les resultará más fácil pedir más dinero, y las empresas pueden estar más dispuestas a conceder bonificaciones puntuales para recompensar a los empleados.

[Las casas de empeño se convierten en una opción para vencer la crisis de la pandemia]

Además, los expertos no recomiendan que los trabajadores abandonen necesariamente sus puestos de trabajo si no obtienen aumentos que compensen la inflación en este momento. Los economistas no esperan que la volatilidad actual sea persistente y prevén que los precios se estabilicen a medida que la economía siga recuperándose.

“Mi expectativa es que estas cosas se solucionen por sí solas”, afirmó Konkel.

Este artículo hace parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.