IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Quiere convertirse en su propio jefe? Esto es lo que debe saber sobre los riesgos financieros

Miles de personas han renunciado a sus puestos de trabajo tras la pandemia y muchos consideran emprender su propio negocio. Tomar esta decisión puede acarrear riesgos a los que puede anticiparse.

Por Cheryl Winokur Munk - CNBC + Acorns

En medio de la Gran Resignación, muchas personas siguen rumiando la idea de ser su propio jefe. Aunque la autonomía y la flexibilidad pueden ser atractivas, también hay que tener en cuenta importantes consideraciones financieras.

Este es un consejo especialmente importante dado que las solicitudes de nuevas empresas siguen siendo históricamente fuertes, aunque en junio bajaron un 2.5% respecto al mes anterior, según los datos de la Oficina del Censo de EE.UU. ajustados por la variación estacional.

Las solicitudes de nuevas empresas alcanzaron un récord de 5.4 millones en 2021 y, a pesar de los recientes vientos en contra, el número de solicitudes hasta junio sigue siendo muy superior a los seis meses comparables de 2018, 2019 y 2020, según los datos de la Oficina del Censo.

Le explicamoscinco cosas que debe contemplar antes de colgar su tablilla.

La economía y los gastos del negocio

Aunque establecerse por su cuenta puede ser gratificante desde el punto de vista económico, también puede ser un movimiento financieramente arriesgado. Considere si puede permitirse renunciar a un sueldo regular y si puede soportar la incertidumbre. “Tiene que sentirse cómodo sin recibir ese sueldo”, opinó Michael H. Karu, socio de la firma de contadores públicos Levine Jacobs & Co. en Livingston, Nueva Jersey.

Dependiendo del negocio, se pueden tener o no muchos costes de puesta en marcha y gastos continuos. Algunos de estos costes pueden ser el espacio de oficina, el equipo, el software, el hardware, el servicio telefónico, un sistema de facturación, suscripciones, servicios profesionales y viajes. Tendrá que asegurarse de que tiene el flujo de caja necesario para cubrir los gastos previstos.

Elija un equipo de asesores 

Reúna un equipo de profesionales que incluya un contable público, un asesor de inversiones, especialistas en seguros y un abogado que pueda revisar los contratos y ofrecer asesoramiento sobre otros asuntos relacionados con el negocio.

Es posible que tenga que gastar algo de dinero, pero el asesoramiento profesional puede ser inestimable, según Rob Cordasco, contable público certificado y fundador de Cordasco & Company, una empresa de contabilidad en Savannah, Georgia.

Acertar desde el principio será especialmente importante si el negocio despega, ya que no querrá encontrarse sin preparación desde el punto de vista legal, de seguros o fiscal. “Algunos pasos en falso pueden ser implacables o difíciles de deshacer”, aseguró Cordasco.

Determine su estructura

La forma de establecer el negocio depende en gran medida de factores como los ingresos previstos, los gastos y la protección de la responsabilidad deseada. También querrá considerar si piensa contratar empleados y si quiere que todo fluya a través de su declaración personal.

Es posible que no tenga que registrar la empresa si piensa hacer negocios como usted mismo, utilizando su nombre legal, según la Administración de Pequeñas Empresas. Pero sopese los pros y los contras porque podría perder la protección de la responsabilidad personal, así como los beneficios legales y fiscales, si no se registras, afirma la SBA.

Investigue las opciones de seguro

Hay muchos tipos diferentes de seguros que puede necesitar como propietario de una empresa, algunos de los cuales dependerán del negocio. Las coberturas pueden incluir seguros de salud, de vida, de incapacidad, de responsabilidad civil y de mala praxis.

Para hacerse una idea de lo que va a necesitar, determine qué coberturas va a perder al dejar su trabajo asalariado, dice Erin Ardleigh, fundadora y presidenta de Dynama Insurance, una correduría independiente con sede en Nueva York que ofrece seguros de vida, discapacidad, salud y atención a largo plazo.

Muchos empleadores proporcionan algún nivel de seguro de incapacidad, por ejemplo, que es algo en lo que algunas personas no piensan cuando empiezan a trabajar por su cuenta. Esto puede ser un error costoso si se tienen en cuenta los datos de los CDC que indican que uno de cada cuatro adultos en Estados Unidos tiene algún tipo de discapacidad. “Algo es siempre mejor que nada”, afirma Ardleigh.

También es importante que los propietarios que inician un negocio consideren qué seguro, si es que hay alguno, están obligados a tener por la ley estatal.

Para el seguro médico, considere sus opciones bajo la póliza de un cónyuge, si está disponible, o COBRA, dijo Stacy Edgar, cofundadora y directora ejecutiva de Venteur, que ayuda a las empresas de nueva creación con el seguro de salud. A continuación, compare las opciones en www.healthcare.gov, el mercado gubernamental de planes de salud individuales.

Desde ese sitio también puede determinar si hay un intercambio estatal disponible para usted. Compare los costes de los planes y obtenga otros detalles importantes, como la información sobre los deducibles y qué planes cubren a sus profesionales médicos actuales. “Hay muchas opciones”, recordó Edgar.

A medida que vaya construyendo su pila de seguros, es posible que tenga que trabajar con más de un corredor de seguros, sobre todo si necesita cobertura personal y empresarial, ya que estas protecciones requieren conocimientos diferentes. También vale la pena comparar precios. “No compre lo primero que le muestren”, sugiere Ardleigh.

Elaborar una hoja de ruta de ahorro para la jubilación

Muchos trabajadores por cuenta propia no ahorran de forma sistemática para la jubilación, según un informe reciente del Centro de Estudios sobre la Jubilación de Transamerica. El 34% sólo ahorra ocasionalmente, mientras que el 20% dice que nunca reserva dinero para la jubilación. Esto puede tener consecuencias negativas para su capacidad de jubilarse cómodamente, si es que lo hacen.

Para ahorrar para la jubilación, los empresarios pueden elegir entre varias opciones con ventajas fiscales. Entre ellas, una cuenta de jubilación individual Roth o tradicional, una IRA SEP o un 401(k) individual.

La opción más adecuada para usted dependerá de factores como su edad, sus ingresos y cuánto puede ahorrar. Asegúrese de conocer los límites de aportación, así como los pros y los contras de cada tipo de plan.

Este artículo es parte de la serie Invest in You: Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.