IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Quienes ganan salario mínimo deben trabajar unas 60 horas a la semana para pagar la renta. En Nueva York, más de 110

Solo en dos ciudades en Estados Unidos un trabajador que gana el salario mínimo puede permitirse trabajar menos de 50 horas a la semana: Tucson, Arizona, y Buffalo, Nueva York.

Por Molly Schiff - CNBC

En varias de las principales ciudades de Estados Unidos, los trabajadores que cobran el salario mínimo tienen que trabajar más de 50 horas a la semana sólo para poder permitirse el alquiler de una vivienda de una sola habitación, según una encuesta reciente realizada por United Way of the National Capital Area.

En la ciudad de Nueva York, los trabajadores con salario mínimo tendrían que trabajar 111 horas para poder pagar la renta de un apartamento de una habitación.

United Way utilizó datos de la National Low Income Housing Coalition para calcular el número de horas que un trabajador con salario mínimo tendría que dedicar a la semana para poder permitirse una renta en las 50 mayores ciudades de Estados Unidos.

Los trabajadores de la industria de la comida rápida luchan por aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora.
Los trabajadores de la industria de la comida rápida luchan por aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora.Getty Images

Sólo hay dos ciudades en la lista en las que un trabajador que gana el salario mínimo puede permitirse trabajar menos de 50 horas a la semana: Tucson, Arizona, y Buffalo, Nueva York.

A continuación se muestra el número de horas que un trabajador con salario mínimo necesita para permitirse un alquiler de una habitación en las 10 ciudades más grandes de EE.UU., y el salario mínimo en cada una de ellas: 

Ciudad de Nueva York

  • Horas requeridas: 111
  • Salario mínimo: 15 dólares

Los Ángeles

  • Horas requeridas: 84
  • Salario mínimo: 15.96 dólares

Chicago

  • Horas requeridas: 112
  • Salario mínimo: 15.40 dólares

Houston

  • Horas requeridas: 104
  • Salario mínimo: 7.25 dólares

Phoenix

  • Horas requeridas: 65
  • Salario mínimo: 12.80 dólares

Philadelphia

  • Horas requeridas: 110
  • Salario mínimo: 7.25 dólares

San Antonio, Texas

  • Horas requeridas: 97
  • Salario mínimo: 7.25 dólares

San Diego

  • Horas requeridas: 90
  • Salario mínimo: 15 dólares

Dallas

  • Horas requeridas: 120
  • Salario mínimo: 7.25 dólares

San José, California

  • Horas requeridas: 141
  • Salario mínimo: 16.20 dólares

Encontrar una vivienda asequible era difícil para muchos incluso antes de que llegara la pandemia. Sin embargo, el inicio de la crisis por el COVID-19 hizo que estos problemas fueran aún más graves.

“En agosto de 2020, hasta 12 millones de hogares corrían el riesgo de perder sus casas si el Gobierno no actuaba”, explicó a CNBC, Diane Yentel, la presidenta y consejera delegada del NLIHC,.

“Muchos se encontraban entre los que ya tenían dificultades para pagar el alquiler cuando la pandemia trajo consigo la pérdida repentina de puestos de trabajo, la reducción de las horas y el aumento de los costes de la atención sanitaria, el cuidado de los niños e Internet”, dijo Yentel.

Hubo muchas medidas de emergencia puestas en marcha para mitigar la crisis de la vivienda durante el comienzo de la pandemia. Pero al expirar estas soluciones temporales, el número de viviendas de alquiler asequibles disponibles no ha seguido el ritmo de la demanda.

“El año pasado, el costo del alquiler subió un 14% sin precedentes a nivel nacional, y en algunas ciudades el aumento de los alquileres llegó al 40%”, afirmó Yentel. “Estos aumentos de precios afectan a los inquilinos de todos los ingresos, pero amenazan más a los inquilinos de menores ingresos”. 

[Una buena razón para controlar las compras compulsivas: muchas devoluciones gratuitas pueden acabar]

De hecho, los datos del NLIHC muestran que por cada 10 hogares de bajos ingresos, menos de cuatro viviendas son asequibles y están disponibles.

“Como resultado de la escasez, casi 10 millones de hogares de inquilinos de bajos ingresos pagan al menos la mitad de sus limitados ingresos para mantener un techo sobre sus cabezas”, agregó Yentel.