IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Qué trabajos crecen y cuáles desaparecen, y por qué las empresas no encuentran candidatos si el desempleo no cae

Biden asegura que "no hay mediciones" que indiquen que los beneficios federales desincentiven a las personas desempleadas a buscar trabajo. "Lamentablemente, ahora mismo es más lucrativo no trabajar que trabajar", critica un líder republicano.

El desalentador informe publicado este viernes por el Departamento de Trabajo reveló que fue la industria del ocio y la hotelería la que más empleos generó en abril, una ganancia esperada pues cada vez más estados reabren sus economías, la vacunación contra el COVID-19 avanza y los ciudadanos se aprestan a recuperar el tiempo perdido tras más de un año de restricciones por la pandemia.

Esas notables ganancias de empleos, sin embargo, se vieron anuladas por una pédida masiva de puestos en sectores que van desde los servicios de mensajería hasta la fabricación de automóviles.

El informe reveló así cómo la creación de trabajos se frenó de forma inesperada en abril, y la tasa de desempleo subió al 6.1%, una décima más que en marzo, pese a que los analistas habían pronosticado un alza de hasta un millón de puestos.

A pesar de la recuperación en proceso, Estados Unidos aún tiene 8.2 millones de desempleados. Pero mientras avanza la reactivación en restaurantes, empresas y oficinas, y hay millones de trabajos disponibles, los trabajadores no parecen estar ansiosos por llenar esas plazas vacantes. 

Los empleadores están publicando muchas más vacantes que antes de la pandemia, y los avisos de puestos vacíos salpican ventanas de restaurantes y otros negocios. Y hay señales claras de que existe una escasez de mano de obra: el salario promedio por hora aumentó un 0,7% en abril hasta superar los $30 dólares, y la semana laboral promedio también aumentó, una evidencia de que las empresas están pidiendo a sus empleados que trabajen más.

"La oferta está superando a la demanda", dijo a la agencia de noticias The Associatd Press Daniel Zhao, economista de Glassdoor, un sitio web de ofertas de empleo. "Eso es algo que está ocurriendo en todas las áreas de la economía", agregó.

Algunos atribuyen la baja demanda laboral al miedo de contraer el COVID-19 o a que los padres con niños no tienen con quién dejarlos porque las escuelas no han abierto aún por completo.

Otros, como la Cámara de Comercio, aseguran que las ayudas federales para desempleados aprobadas en marzo están desincentivando la búsqueda de trabajo y abogan por eliminarlas. 

¿Qué sectores están ganando puestos de trabajo y cuáles están despidiendo empleados?

De acuerdo con el informe del Departamento de Trabajo, dónde más puestos nuevos se generaron en abril fue en la industria del ocio, la hospitalidad y la recreación. En contraste, donde flaqueó el empleo fue en los servicios de mensajería y correo, así como la fabricación de vehículos.

El área de la recreación, los juegos de apuestas y la hostelería agregó 331,000 puestos de trabajo en abril. Más de la mitad correspondieron a los establecimientos donde se venden alimentos y bebidas (187,000).

En reparación, mantenimiento, servicios personales y lavandería se agregaron 44,000 trabajos. El transporte aéreo agregó 7,000 puestos. Y también hubo ganancia en las tiendas de artículos deportivos, pasatiempos, libros y música (20,000); tiendas de ropa y accesorios de vestir (10,000); y tiendas de salud y cuidado personal (9,000).

Igualmente en instituciones educativas del Gobierno local, con 31,000 nuevos empleos; en el sector de la asistencia social, con 23,000 puestos; y en actividades financieras, con 19,000 fundamentalmente en la industria inmobiliaria (alquiler y arrendamiento).

En contraste, en el área del transporte y almacenamiento, el empleo de mensajeros y personal de correo se redujo en 77,000 puestos.

En el sector manufacturero, las posiciones se redujeron en abril en 18,000. Hubo pérdidas en el área de vehículos de motor y repuestos (27,000) y en productos derivados de la madera (7,000).

[El nuevo plan de estímulo de Biden no le subirá a usted los impuestos. Pero esto es lo que necesita saber]

También cayeron los puestos de trabajo en las tiendas de alimentos y bebidas (49,000), tiendas de mercancías diversas (10,000) y gasolineras (9,000).

El empleo en el comercio minorista cambió poco en abril (se perdieron 15.000 empleos) y también hubo un comportamiento similar en el cuidado de la salud (4,000). En la construcción se mantuvo el empleo sin cambios durante abril y tampoco hubo cambios sustanciales en otras industrias importantes, incluida la minería, la información y el comercio mayorista.

Empleos en la salud y la gastronomía: los trabajos con mayor futuro

Con un panorama laboral cambiante tras más de un año de pandemia, quienes perdieron su empleo y buscan reinsertarse en el mercado laboral, o aquellos que están valorando realizar estudios para emplearse en el futuro tendrán a bien conocer qué trabajos son los que los expertos federales consideran como más promisorios o con más campo en los próximos años.

En la cima de la lista de los empleos que tienen mayor futuro hasta 2029, el Departamento de Trabajo ubica a los auxiliares de salud en el hogar y aquellos que trabajan en el cuidado sanitario individualizado. Asegura que este campo laboral será el de mayor crecimiento y generará 1,159,500 nuevos trabajos, con un salario promedio de $27,080 anuales.

Le siguen los empleos en la industria de la comida rápida, con unos 460,900 nuevos trabajos, normalmente remunerados con salarios promedio de 23,860 dólares anuales.

Los cocineros de restaurantes son los terceros para los que se prevé un mayor crecimiento, con una proyección de 327,300 empleos, con salario anual promedio de 28,800 dólares.

En este orden, los demás empleos para los que la agencia pronostica un mayor crecimiento de puestos son: desarrolladores de software, enfermeras tituladas, gerentes generales y de operaciones, asistentes médicos, gerentes de servicios médicos y de salud, analistas de investigación de mercado y especialistas en marketing, obreros y transportistas, trabajadores de jardinería, enfermeras especializadas, administradoras financieros, conserjes y trabajadores de la limpieza (excepto sirvientas y limpiadores domésticos).

Vea la lista completa aquí.

Hay más desempleados, pero no más gente buscando trabajo

En este momento hay más puestos de trabajo vacantes que antes del comienzo de la pandemia, en marzo de 2020, y muchas menos personas en la fuerza laboral, según el Departamento de Trabajo.

Pero eso no significa que los desempleados estén acudiendo más a conseguir empleo.

"El número de gente buscando empleo ahora mismo está ciertamente por debajo de lo que sería si la pandemia de COVID-19 no existiese", reconoció Heidi Shierholz, execonomista jefe del Departamento de Trabajo, en declaraciones a la radio pública NPR.

La creación de empleo se frenó de forma inesperada en Estados Unidos en abril con 266,000 nuevos puestos de trabajo, mientras que la tasa de desempleo subió al 6.1%, una décima más que en marzo.AP

El aumento de las tasas de vacunación, la reapertura escalonada de la economía y las ayudas económicas del Gobierno por el golpe de la pandemia están impulsando un mayor gasto de los consumidores en bienes y servicios, algo bueno para la reactivación económica tras un año de desgracia financiera. Sin embargo, los empleadores de sectores como la manufactura, la gastronomía y la construcción están atravesando dificultades por encontrar trabajadores.

¿La razón? Millones de adultos han dicho en encuestas que no están trabajando por temor a contraer o propagar el COVID-19. Y muchas personas reciben más dinero en forma de beneficios federales y estatales por desempleo de lo que ganarían en los trabajos disponibles.

Otras de las razones para el desincentivo de los ciudadanos para ocupar los puestos disponibles es que los negocios están reabriendo antes que las escuelas, por lo cual a algunos padres no tienen con quien dejar a sus niños si acuden a trabajar.

Por otra parte, algunos desempleados no reúnen las habilidades necesarias para los trabajos que están abiertos, o no están dispuestos a cambiarse de carrera.

Algunas de las empresas que cuentan con las mayores fuerzas laborales del país llevan meses ofreciendo aumentos de salario y beneficios más competitivos para atraer candidatos a sus miles de puestos vacantes. 

Walmart, el empleador más grande del sector privado, anunció aumentos para 425,000 empleados en febrero, elevando su salario promedio por encima de 15 dólares la hora. El segundo empleador privado más grande del país, Amazon, dijo en abril que más de 500,000 de sus trabajadores verían aumentos salariales de entre 50 centavos y 3 dólares la hora. Costco también elevó su salario mínimo a 16 dólares la hora, a principios de este año.

Biden: "No hay mediciones" de que los beneficios federales desincentivan a los desempleados

El desalentador reporte de este viernes sobre el empleo ha reactivado la discusión sobre si son las ayudas federales por la pandemia las causantes de que muchos estadounidenses no estén buscando empleo y movilizando la economía.  

A finales de marzo, los demócratas del Congreso aprobaron un paquete de ayuda por la pandemia de 1.9 billones de dólares y que incluyó cheques directos de hasta 1,400 dólares a millones de personas elegibles, así como más dinero semanal por desempleo, y ayudas a pequeñas y medianas empresas.

Para la oposición republicana, estas ayudas implementadas por la Administración Biden son parte de la razón del frenazo de abril, ya que considera que desincentivan la búsqueda de empleo. El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo este jueves en una rueda de prensa de que ha “escuchado” a personas decir en su estado, Kentucky, que "lamentablemente, ahora mismo es más lucrativo no trabajar que trabajar".

La Cámara de Comercio de Estados Unidos ha solicitado que se ponga fin a la ayuda adicional por desempleo de 300 dólares semanales, asegurando que el final de los pagos potenciará las contrataciones.

“El decepcionante informe sobre empleos deja en claro que pagar a las personas para que no trabajen está frenando lo que debería ser un mercado laboral más sólido”, dijo, “un paso que los legisladores deberían tomar ahora es poner fin al beneficio de desempleo suplementario semanal de 300 dólares”.

La Cámara aseguró que, con estos pagos adicionales, aproximadamente uno de cada cuatro beneficiarios está ingresando más por este concepto de lo que ganaban trabajando.

Biden ha dejado en claro su desacuerdo. Cuando se le preguntó este viernes en una conferencia de prensa si cree que el aumento de las prestaciones por desempleo desincentivó a las personas a volver al trabajo, el presidente respondió: "No. No hay mediciones [que lo indiquen]".

Los pagos adicionales de 300 dólares semanales por desempleo estarán disponibles hasta el 6 de septiembre.

"Sé que algunos empleadores están teniendo problemas para cubrir puestos de trabajo, pero lo que muestra este informe es que hay un problema mucho mayor", dijo Biden, "Es que nuestra economía todavía tiene 8 millones de empleos menos que cuando comenzó esta pandemia. Los datos muestran que más trabajadores están buscando trabajo y muchos no pueden encontrarlos".

El presidente argumentó que las decepcionantes cifras publicadas este viernes son evidencia de que el Congreso debería aprobar su paquete de infraestructuras y ayudas a la familia de cuatro billones para reactivar la economía.

Biden volvió a defender que la economía aún se está recuperando de la pandemia y que los millones de estadounidenses que continúan sufriendo sus efectos necesitan ayuda.

"El informe de hoy simplemente subraya, en mi opinión, cuán vitales son las acciones que estamos tomando", dijo, "mi prioridad es hacer crecer la economía de la nación y crear empleos. Mi prioridad es vacunar a nuestra nación, y estamos progresando continuamente. Mi prioridad es una cosa más: asegurarme de que la gente trabajadora de este país, las personas que trabajan duro, ya no se queden afuera pasando frío".

Con información de The Wall Stree Journal y NBC News