IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Paga mucho por su hipoteca? Eso puede ser algo bueno al presentar su declaración de impuestos

Los intereses han bajado desde su punto máximo pospandemia, pero siguen alrededor del 6%, por lo que cada centavo cuenta. ¿Se pueden deducir los pagos tardíos? ¿Qué tal los pagos del principal o los pagos iniciales? Respondemos estas y otras dudas.

Por Rob Wile y Brian Cheung — NBC News

Los tipos de interés de las hipotecas se han disparado durante la recuperación económica de la pandemia, pero el creciente número de propietarios de viviendas que se enfrentan a pagos elevados durante este año puede encontrar cierto alivio en función de cómo presenten sus declaraciones de impuestos.

Gracias a la deducción de los intereses hipotecarios, las personas que opten por detallar sus impuestos en lugar de acogerse al proceso estándar pueden deducir la totalidad de los pagos de intereses de su vivienda, además de otras rebajas.

Algunos expertos fiscales dicen que es probable que sea una opción más atractiva durante esta temporada.


Los especialistas dicen que los titulares de hipotecas con pagos de intereses más altos tienen más probabilidades de obtener los rendimientos más favorables al detallarlos.
Los especialistas dicen que los titulares de hipotecas con pagos de intereses más altos tienen más probabilidades de obtener los rendimientos más favorables al detallarlos.Getty Images

Atiya Brown, contadora pública certificada y propietaria de The Savvy Accountant, precisa que los titulares de hipotecas con pagos de intereses más altos tienen más probabilidades de obtener los rendimientos más favorables al detallarlos, en lugar de tomar la deducción estándar, una comparación que ella muestra a sus clientes.

“Definitivamente creo que mucha más gente va a ver la diferencia”, señala Brown.

Además, también afirma que espera que más ciudadanos busquen ayuda profesional en esta época. La elección de detallar los intereses hipotecarios significa tener que hacerlo también en otras secciones de las declaraciones de impuestos, lo que puede añadir suficiente complejidad para requerir un contador.

La ventaja de un pago de intereses elevado

La deducción estándar es una cantidad específica fijada cada año por el IRS que las personas pueden utilizar para reducir su carga fiscal. Está diseñada para ahorrar tiempo y recursos a menudo necesarios para detallar las deducciones.

Para el año fiscal 2023, la deducción estándar es de 13,850 dólares para los solteros y 27,700 dólares para los contribuyentes casados que presentan una declaración conjunta. Pero muchos propietarios podrían encontrar la deducción de intereses hipotecarios una mejor opción.

Así, un soltero que pague un tipo del 4% por un préstamo hipotecario de 500,000 dólares —lo que equivale a unos pagos mensuales de intereses de unos 1,667 dólares, o 20,000 dólares al año— podría acabar obteniendo un ahorro sustancial.

Y muchos hogares están pagando tipos de interés más altos.

Aunque los tipos hipotecarios han ido bajando desde que alcanzaron un máximo postpandémico del 7.8% el pasado otoño, el destinado a 30 años sigue rondando actualmente por encima del 6%.

Hasta la Ley de Recortes y Empleos Fiscales (TCJA, en inglés) aprobada por los republicanos en 2017, la deducción de intereses hipotecarios se podía aplicar al primer millón de dólares del préstamo para un soltero y a 500,000 dólares para parejas casadas que declaran por separado.

Hoy en día, solo se aplica a los primeros 750,000 dólares de un préstamo hipotecario típico para declarantes solteros, o 375,000 para parejas casadas que declaran por separado. El cambio estaba destinado a permitir que más personas tomaran la deducción estándar, que la TCJA también aumentó.

Pero la parte relevante de la ley expira en 2025 y haría que el límite volviera a subir a 1 millón de dólares, y todavía no hay señales de que el Congreso vaya a mantener el límite actual, según el Bipartisan Policy Center.

Kenneth Chavis IV, un asesor de riqueza senior en Versant Capital Management, indica que mientras que muchos nuevos propietarios de viviendas pueden no estar acostumbrados a detallar sus deducciones, ahora son más propensos que nunca a cosechar beneficios fiscales al hacerlo, suponiendo que muchos se encuentran entre los que viven con mayores pagos de intereses hipotecarios.

“Las tasas de interés se han disparado, pero más personas serán elegibles para (más) deducción de intereses hipotecarios”, especialmente los nuevos compradores de vivienda, señala Chavis.

¿Cuáles son las limitaciones?

Los pagos del principal y los pagos iniciales no se pueden deducir en sus impuestos. Tampoco los gastos de cierre, los honorarios de tasación o el seguro.

Las hipotecas sobre propiedades de alquiler tampoco pueden deducirse si no son la residencia principal de la persona que presenta la declaración.

Y sólo puede deducirse la parte de la vivienda que se utiliza para vivir. En otras palabras, no puede hacer una doble deducción si piensa desgravar por el uso de la propiedad.

Sin embargo, tanto las multas por pago tardío como por pago anticipado son deducibles en muchos casos.