IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

No, no es culpa de Biden que el precio de la gasolina haya subido. Explicamos a qué se debe

El valor del combustible viene subiendo desde su punto más bajo en abril de 2020, cuando la pandemia frenó casi todas las actividades económicas. Y aunque muchos responsabilizan al nuevo presidente, la lenta recuperación tras el COVID-19 está detrás.
/ Source: Telemundo

Por Louis Jacobson - Politifact

En los últimos días se viene hablando en redes sociales sobre el reciente aumento en los precios del combustible y si el presidente Joe Biden tiene la culpa. Una publicación de Facebook muestra una fotografía de Biden con la leyenda: "¿Están subiendo los precios de la gasolina? ¿Qué tanto te gusto ahora?".

Otra publicación de Facebook usa una imagen diferente de Biden y una comparación disimulada con el ex presidente Donald Trump. "Los precios de la gasolina se están disparando", dice el título. "Pero gracias a Dios no hubo tweets ofensivos esta semana".

[Biden acepta recortar quiénes recibirán el cheque de ayuda de $1,400 para asegurar su aprobación en el Senado]

Estas publicaciones se marcaron como parte de los esfuerzos de Facebook para combatir las noticias falsas y la información errónea en su muro. (Lea más sobre el acuerdo de Politifact con Facebook).

La preocupación por el aumento de los precios del combustible también llegó al canal Fox News, donde el presentador Bill Hemmer dijo el 28 de febrero: “Los precios de la gasolina están subiendo, y si no cree que la clase media del país lo nota, piénselo de nuevo. Ahora estamos viendo precios que, francamente, no hemos visto en años”.

Las críticas por el aumento del costo del combustible necesitan contexto. Así que nos dimos a la tarea de analizar la línea de precios, para ver cómo están ahora, cómo se comparan históricamente y qué está causando esta variación.

¿Están subiendo los precios de la gasolina?

Sí, según datos federales, los precios de la gasolina han estado subiendo desde que tocaron fondo a finales de abril de 2020, cuando el galón llegó a costar 1.87 dólares. A finales de febrero de 2021, los precios llegaron a 2.72 dólares, es decir, un aumento del 45% en aproximadamente 10 meses.

[Demócratas piden a Biden incluir cheques recurrentes en su plan de recuperación económica]

Parte del aumento ha ocurrido bajo la administración Biden: los precios han aumentado alrededor de un 10% desde que el nuevo presidente asumió el cargo en enero pasado. Pero, la mayor parte del aumento se produjo durante el gobierno de Donald Trump.

¿Los precios de la gasolina son los más altos “en años”?

No. Los precios actuales son los más altos en un período de 18 meses.

El costo de la gasolina fue similar o más alto que el actual durante gran parte del período entre octubre de 2017 y enero de 2020, es decir, más de dos años de la presidencia de Trump. Los precios también fueron más altos entre marzo y noviembre de 2018, y todo el tiempo entre abril y agosto de 2019.

Precios semanales de la gasolina en Estados Unidos entre abril de 1993 y marzo del 2021.Noticias Telemundo

Los precios de la gasolina tienen un componente estacional: la demanda aumenta durante el verano y cae durante los meses más fríos, lo que significa que los precios del verano tienden a ser más altos. Ese patrón se ve agravado por las leyes que exigen formulaciones de gasolina más caras durante el verano para limitar las emisiones contaminantes.

Mirando solo los datos del invierno, los precios actuales de la gasolina son similares a los que se registraron en la misma época en 2017, 2018, 2019 y 2020, cuando Trump estaba en el cargo.

Precios históricos de la gasolina en Estados Unidos, entre finales de febrero e inicios de marzo, para el período entre 1994 y 2021.Noticias Telemundo

¿El aumento de los precios de la gasolina es culpa de Joe Biden?

Algunos críticos de Biden han dicho que la cancelación del oleoducto Keystone XL al principio de su presidencia, aumentaría rápidamente los precios del combustible. Pero, tal como lo verificamos hace un par de semanas, ese no es el caso.

Para empezar, el oleoducto aún no estaba en funcionamiento. “Revocarlo no afecta el equilibrio actual” de oferta y demanda, explicó Mark Finley, miembro del Centro de Estudios Energéticos de la Universidad de Rice.

Cualquier impacto en el precio por la cancelación del gasoducto, o de otras políticas de Biden para limitar los combustibles fósiles, vendría “años después”, dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy, un sitio web que rastrea los precios de la gasolina.

Además, la mayor parte del petróleo transportado por el oleoducto Keystone XL se habría exportado, por lo que los clientes estadounidenses casi no sentirán un efecto directo en los precios.

Según los expertos, es posible que las políticas de Biden puedan eventualmente afectar los precios del combustible. Pero el reciente aumento de precios no tienen relación.

Entonces, ¿por qué están subiendo los precios de la gasolina?

En general, el presidente tiene un control limitado sobre los cambios semanales y mensuales en los precios de la gasolina. En el corto plazo, los precios dependen principalmente de la oferta y la demanda mundiales.

Por el lado de la oferta, los miembros de la OPEP y Rusia han realizado recortes voluntarios de producción, lo que eleva los precios, dijo Finley.

Además, explicó Finley, las empresas estadounidenses están invirtiendo menos en encontrar nuevas fuentes de petróleo. Esto se debe a una combinación de factores, incluidos los bajos precios del petróleo durante el año pasado, que desalientan a las empresas a desarrollar nuevos sitios de perforación, así como a la creciente presión de los ambientalistas para que se alejen de los combustibles fósiles.

"Las compañías petroleras se vieron muy afectadas en 2020", dijo De Haan. "No están en modo de crecimiento. Están en modo de supervivencia".

Pero el factor más importante en el reciente aumento de precios es la lenta pero constante recuperación económica de la pandemia del COVID-19.

[Estudio muestra los tipos de bacterias que viven en bombas de gasolina]

Cuando comenzó la pandemia, en el primer trimestre de 2020, el precio del petróleo cayó. Eso fue el reflejo de la caída en la demanda: la pandemia cerró industrias importantes durante semanas y frenó la capacidad de las personas para viajar (en aviones) y desplazarse al trabajo (en automóviles). Los precios del petróleo crudo siguen de cerca al precio del combustible en las gasolineras.

Sin embargo, lo que la pandemia se llevó, ya comienza a regresar con la recuperación.

“Las cifras de coronavirus en todos los estados se están moviendo en la dirección correcta", dijo De Haan. 2Ahora vemos la demanda (de petróleo) más alta desde que comenzó la pandemia. Y como la demanda ha aumentado, pero la producción no, eso ha hecho subir los precios del petróleo”, explicó.

Es difícil decir si Biden merece crédito por la mejora de las perspectivas y la economía con el coronavirus. Pero, De Haan dijo que en realidad se podría utilizar un argumento contrario al de las publicaciones de Facebook: que el aumento de los precios de la gasolina es una señal positiva de una creciente confianza del consumidor.

“Se podría argumentar que las perspectivas económicas han mejorado con Biden", dijo, “dando una dosis de optimismo a los consumidores”, que ha llevado a un aumento de los precios en las estaciones de gasolina.