IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muchos trabajadores están agotados por la pandemia. Este es el motivo por el que volverían al mercado laboral

La idea de una semana laboral de cuatro días ha ido ganando terreno tras la pandemia de COVID-19. Quince empresas de EE.UU. y Canadá se han sumado a una campaña global para reducir la semana laboral de 40 a 32 horas.

Michelle Fox - CNBC + Acorns

Tras más de un año y medio de pandemia de COVID-19, muchos trabajadores estadounidenses están agotados.

El remedio puede ser una semana laboral de cuatro días, según una encuesta de Eagle Hill Consulting.

De los empleados estadounidenses encuestados, el 53% afirma estar agotado, siendo las mujeres y los trabajadores más jóvenes los que presentan los niveles más altos, con un 56% y un 62% respectivamente. El 83% dijo que una semana laboral más corta ayudaría. En la encuesta participaron 1,010 personas de una muestra aleatoria de empleados de todo Estados Unidos.

[Esta estrella de la NBA ganó más de $100 millones y lo perdió todo. Estos son sus consejos para recuperarse]

“El agotamiento de los empleados lleva años latente, y el doble problema de la pandemia y la escasez de mano de obra ha agravado la cuestión”, afirma Melissa Jezior, presidenta y directora general de Eagle Hill Consulting.

Aunque no es nueva, la idea de una semana laboral de cuatro días ha ido ganando terreno poco a poco desde que se produjo la pandemia de coronavirus. En julio, el representante Mark Takano, demócrata por California, presentó un proyecto de ley que reduce la semana laboral estándar a 32 horas, en lugar de 40.

Los empresarios, por su parte, buscan formas de ser más eficientes y, al mismo tiempo, atender las necesidades de los empleados. En septiembre, la empresa tecnológica Bolt puso en marcha una semana laboral de cuatro días y, a principios de este año, la plataforma de crowdfunding Kickstarter, con sede en Nueva York, anunció que la probaría a principios de 2022.

Esta última participa en un esfuerzo global, llamado 4 Day Week Global, que cuenta con empresas que prueban la semana laboral reducida. Hasta ahora, 15 empresas de Estados Unidos y Canadá se han unido al programa piloto de seis meses, que comienza el año que viene.

La idea es reducir las horas de trabajo, no el salario ni la productividad.

[El efecto dominó de la inflación ya afecta a los bancos de comida que ayudan a los más necesitados]

“Estamos cambiando el modelo de trabajo, dejando de medir el tiempo que pasas en tu mesa o en la oficina, y pasando a medir lo que realmente produce la gente y los resultados que intentamos conseguir a lo largo de la semana”, explicó Joe O’Connor, director del programa piloto global de 4 Day Week Global.

En medio de la “Gran Dimisión”, en la que un récord de 4.4 millones de personas renunciaron a su puesto de trabajo en septiembre, una semana laboral de cuatro días puede dar a los empleadores una ventaja a la hora de contratar, según sugieren los defensores.

Empleados en la oficina de Workday Inc. en San Francisco, California, Estados Unidos, el jueves 10 de enero de 2019.Michael Short / Bloomberg via Getty Images

Según un informe de 2019 de la Henley Business School del Reino Unido, el 63% de las empresas dijo que es más fácil atraer y retener el talento con una semana de cuatro días. También encontró que el 78% de los empleados con horarios de cuatro días son más felices y están menos estresados.

“Las empresas que lo han hecho bien no dicen: ‘Estos son los cambios que tenéis que hacer”, afirma O’Connor.

[La inflación llega a su nivel más alto en tres décadas con un alza de los precios del 6.2%]

“Han empoderado a su gente para que aporten ideas y soluciones para cambiar la forma de trabajar y garantizar que produzcamos los mismos resultados durante cuatro días en lugar de cinco”, apuntó.

Eso es lo que hizo Banks Benítez, cofundador y director general de Uncharted, con sede en Denver, cuando decidió probar la semana de cuatro días. Las reuniones se cancelaron o redujeron y las prioridades se reimaginaron.

“Ha sido una gran función de forzarnos a pensar de forma diferente, como llevar una maleta más pequeña de vacaciones”, dijo. “Tenemos que hacer concesiones”, añadió.

Evaluar una semana laboral de cuatro días debería formar parte de una conversación estratégica más amplia sobre la intersección de la misión de una organización y su gente, según Jezior de Eagle Hill Consulting.

Puede funcionar bien para algunos, pero no para otros, como los de los sectores de la hostelería, la medicina y la seguridad pública, señaló.

“La semana laboral de cinco días forma parte de la cultura estadounidense desde hace más de un siglo, y el cambio no es fácil”, recordó Jezio.

Este artículo hace parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.