IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Le preocupa que haya una recesión? Esto es lo que puede ocurrir, según los expertos

El desempleo se disparará y la inflación seguirá por las nubes, pero el valor de la vivienda no cambiará demasiado. "Para el ciudadano medio, la situación no será buena", dice un analista.
Un grupo de personas esperan a ser entrevistados para un empleo.
Un grupo de personas esperan a ser entrevistados para un empleo.Jim Young / Bloomberg vía Getty Images

Por Michelle Fox - CNBC + Acorns

En las últimas semanas se está hablando mucho de la posibilidad de que la economía entre en recesión. La inflación está en su nivel más alto de los últimos 40 años. Los precios de las acciones se hunden. La Reserva Federal (Fed) encareció el coste de los préstamos. Y la economía se ha contraído en los tres primeros meses de este año. 

Pero, ¿qué significa exactamente eso y cómo es posible que ocurra?

Un grupo de personas esperan a ser entrevistados para un empleo.
Un grupo de personas esperan a ser entrevistados para un empleo.Jim Young / Bloomberg vía Getty Images

Una recesión se define como un descenso general y significativo de la actividad económica que dura más de unos meses, según la Oficina Nacional de Investigación Económica.

En última instancia, es una situación inevitable que se termina dando durante el curso del ciclo económico normal, en opinión de Mark Hamrick, analista económico de Bankrate.

[Se desploman las bolsas y criptomonedas por miedo a una recesión y la inflación. Esto es lo que debe saber sobre esta crisis]

"No debería ser chocante que se produzcan. Suele ser el momento, la causa, y la profundidad y duración de las mismas lo que toma a la gente por sorpresa", afirma.

El riesgo de recesión

Los expertos vigilan de cerca la economía y muchos creen altas las probabilidades de que se produzca una recesión a corto plazo.

Citigroup, al evaluar el crecimiento económico mundial en los próximos 18 meses, ve un 50% de posibilidades de que se haya una recesión mundial; Goldman Sachs calcula que hay un 30% de opciones de que la economía del país se contraiga el próximo año.

Sin embargo, no todos están convencidos de que vaya a producirse.

El banco UBS, por ejemplo, tiene una previsión base de no recesión. Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, también cree que, tal y como están las cosas, es poco probable que ocurra.

"La economía se está desacelerando y será incómoda durante los próximos 12 a 24 meses, pero creo que saldremos adelante sin una recesión”, señala.

No hay que descartar, sin embargo, que ocurra algo que pueda hcer cambiar el curso de esta proyección. "Somos muy vulnerables a cualquier otra cosa que pueda ir mal porque las cosas están muy frágiles", subraya Zandi.

La economía se paraliza

Aun así, la predicción del economista jefe de Moody’s Analytics sigue significando que habrá que enfrentar turbulencias económicas próximamente. “La economía se paralizará, lo que significa meses en los que el crecimiento del empleo será escaso o negativo", dijo.

[Los compradores consideran hacer sacrificios para conseguir una casa. Esto es lo que están haciendo]

El desempleo empezará a subir, pudiendo situarse en el 4% o el 4.5%, mientras que la inflación seguirá por las nubes, aunque se moderará, según el experto.

Por otra parte, Zandi no prevé que los precios de las acciones vayan a cambiar o que el valor de la vivienda baje. En el mejor de los casos, destaca, no habrá cambios o será muy ligeros.

"Para el ciudadano medio, la situación no será buena", recalca.

Qué ocurre en los distintos tipos de recesión

La duración y la profundidad de las recesiones se caracterizan por sus formas.

Por ejemplo, una recuperación en forma de V es rápida, con un fuerte descenso hasta tocar fondo seguido de un espectacular ascenso. En una recuperación en forma de U, en cambio, la economía pasa más tiempo por una zona complicada y luego se recupera gradualmente.

La recuperación en forma de W se produce cuando la economía pasa por una recesión y se recupera para entrar inmediatamente en otra recesión. La recuperación en forma de K significa que algunos sectores de la economía se recuperan más rápidamente que otros.

Cómo es una recesión "típica"

Una recesión típica posterior a la Segunda Guerra Mundial duró entre seis y doce meses, dice Zandi.

La recesión más reciente vivida ocurrió en 2020 y fue breve: sólo duró dos meses. La recesión más larga ocurrida después de 1948, la Gran Recesión, abarcó 18 meses, de diciembre de 2007 a junio de 2009.

[El 85% de los estadounidenses que negocian su salario tienen éxito. Le explicamos cómo puede conseguirlo]

En una recesión común, la economía suele perder entre 3 y 4 millones de puestos de trabajo, y el desempleo puede llegar al 6%, según Zandi.

El mercado de valores puede caer entre un 5% y un 10% más y los precios de la vivienda a nivel nacional pueden disminuir entre un 5% y un 10%, explica.

Esto no significa necesariamente pasará lo mismo si la economía entra en recesión. Ahora mismo, las bases de la economía son buenas, asegura Zandi.

"Hay muchas posibilidades de que [si] sufrimos una recesión, [que] sea menos grave que una típica", predice.

Prepararse para la posibilidad de una recesión

Tanto si se produce una recesión como si no, hay que estar preparado.

"Aconsejo a la gente que se prepare para la posibilidad, que pague sus deudas, que ahorre dinero y que considere aplazar las grandes compras", cuenta Hamrick.

"Si se produce una desaceleración, creo que existe la posibilidad de que sea relativamente corta y poco profunda", reitera Hamrick. "No tiene por qué ser ruinosa".

Este artículo es parte de la serie Invest in You: Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.