IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las solicitudes de beneficios por desempleo caen por quinta semana consecutiva, ¿síntoma de la recuperación económica?

Esta semana la cifra de solicitudes de los beneficios por falta de empleo cayó a 385,000, otro mínimo desde que comenzó la pandemia. Aunque algunos expertos lo ven como prueba de la recuperación, otros destacan que la economía está enviando señales confusas, por lo que no está tan claro.
/ Source: The Associated Press

WASHINGTON (AP) - El número de estadounidenses que buscan beneficios por desempleo cayó la semana pasada por quinta semana consecutiva a un nuevo mínimo durante la pandemia. Aunque hay mensajes encontrados sobre si la economía finalmente se está reactivando, esta es la evidencia más reciente de que el mercado laboral en Estados Unidos está recuperándose.

El Departamento de Trabajo dijo este jueves que las solicitudes de desempleo se redujeron a 385,000, unas 20,000 menos que la semana anterior. El número de solicitudes semanales de ayuda por desempleo, que generalmente refleja el ritmo de los despidos, ha disminuido constantemente durante todo el año, aunque sigue siendo alto según los estándares históricos.

La disminución de las solicitudes refleja un rápido repunte en el crecimiento económico y la recuperación del mercado laboral de la recesión del coronavirus. Más estadounidenses se están aventurando a comprar, viajar, cenar y reunirse en lugares de entretenimiento. Todo ese gasto renovado ha llevado a las empresas a buscar nuevos trabajadores.

Eso sin embargo a veces no empalma con la oferta que pueden suplir los negocios alrededor del país.

El diario The New York Times reporta que la mayoría de los pronosticadores, incluidos quienes formulan las políticas de la Reserva Federal, ven un desajuste temporal entre la oferta y la demanda: los consumidores, que han recibido el dinero de estímulo del Gobierno por la pandemia, están listos para volver al mundo después de un año de cuarentenas, están ansiosos por gastar pero algunas empresas aún carecen del personal y los suministros que necesitan para atenderlas.

Pero cuando las empresas logren atraer trabajadores y reabastecer su mercancia los datos económicos, no solo los del empleo, deberían comenzar a volver a la normalidad.

Los empleadores han agregado 1.8 millones de empleos este año, un promedio de más de 450,000 al mes, y se espera que el informe de empleos de mayo del Gobierno del viernes muestre que agregaron 656,000 adicionales el mes pasado, según una encuesta de economistas de la firma de datos FactSet. La economía sigue por debajo de 8.2 millones de puestos de trabajo con respecto a su nivel en febrero de 2020, justo antes de que el virus arrasara la economía.

[Qué trabajos crecen y cuáles desaparecen, y por qué las empresas no encuentran candidatos si el desempleo no cae]

Sin embargo, los empleadores estadounidenses están publicando un número récord de puestos de trabajo disponibles y muchos de ellos se han quejado de que no pueden encontrar suficientes trabajadores para satisfacer la creciente demanda de los clientes.

El crecimiento del empleo se desaceleró drásticamente en abril en comparación con marzo, un retroceso que se atribuyó ampliamente a la escasez de mano de obra en algunas industrias, especialmente en restaurantes y otros empleadores del sector hotelero.

Al menos 25 estados han respondido anunciando sus planes de recortar parte de la ayuda federal a los desempleados, incluyendo un beneficio federal de 300 dólares a la semana, a partir de la próxima semana. Los críticos argumentan que la ayuda federal adicional por desempleo, además de los beneficios estatales regulares por desempleo, desalienta a algunos de los desempleados a buscar trabajo.

Rob Bondurant, supervisor de Great Southern Industries, una empresa de embalaje, carga una máquina de acabados de madera en las instalaciones de Jackson, Mississippi, viernes 28 de mayo de 2021.AP/Rogelio V. Solis

Las solicitudes semanales de ayuda por desempleo, que superaron las 900,000 a principios de enero, han caído constantemente durante todo el año, aunque siguen siendo elevadas según los estándares históricos: antes de que el COVID-19 casi paralizara la economía en marzo de 2020, los reclamos se quedaban regularmente por debajo de 230,000 por semana.

En la semana que terminó el 15 de mayo, un total de 15.4 millones de personas estaban recibiendo algún tipo de ayuda por desempleo, incluyendo programas federales especiales para ayudar a los desempleados durante la pandemia. Eso fue menos de los 15.8 millones de la semana anterior. Esa cifra ha disminuido constantemente desde unos 20 millones en diciembre.

Con información de AP y The New York Times.