IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las personas más ricas del planeta pagan muy pocos impuestos (o ninguno) al IRS

La prestigiosa web de investigación ProPublica obtuvo los datos del IRS de Jeff Bezos, Elon Musk, Bill Gates o Mark Zuckerberg, entre otros. Alguno incluso declaró no tener ingresos y obtuvo ayudas públicas para sus hijos.
/ Source: Telemundo

La web de investigación ProPublica ha obtenido los datos fiscales de las personas más ricas del planeta, que revelan que pagan pocos impuestos (o ninguno) en Estados Unidos por sus rentas, y los mecanismos financieros que emplean para ello.

Entre los multimillonarios investigados figuran Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon; el financiero Warren Buffett; Bill Gates, cofundador de Microsoft; el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch; y Mark Zuckerberg, máximo responsable de Facebook.

Las dos personas más ricas del mundo, de hecho, llevan años sin pagar los impuestos federales que les correspondería en teoría por sus rentas.

Jeff Bezos no pagó ni un centavo en 2007, cuando ya era multimillonario, y tampoco en 2011, cuando estaba a punto de convertirse en la persona más rica del planeta. 

Elon Musk, fundador de Tesla, tampoco pagó impuestos federales en 2018, cuando ya era multimillonario; ahora es la segunda persona más rica del mundo, y temporalmente ocupó el primer lugar por la cotización bursátil de su empresa. 

Los representantes de Bezos se negaron a recibir preguntas detalladas de ProPublica, y Musk respondió a una consulta inicial con "?" y luego calló.

ProPublica no reveló cómo obtuvo la información y Noticias Telemundo no la ha verificado de forma independiente. Pero la publicación dijo que los documentos le fueron entregados "en forma cruda, sin condiciones ni conclusiones" y que ellos por su parte le habían enviado esta información a todos los ejecutivos incluidos en el artículo.

"A todas las personas cuya información fiscal se describe en esta historia se les pidió que comentaran", dijo ProPublica, y agregó que quienes respondieron "dijeron que habían pagado los impuestos que debían".

Sus casos no son únicos. El magnate Michael Bloomberg, excandidato presidencial y exalcalde de Nueva York, tampoco pagó impuestos un año; y el inversor y filántropo George Soros no lo hizo durante tres. 

El reporte destaca las técnicas, perfectamente legales, que los ricos usan para reducir sus impuestos. Aprovechan una compleja red de rendijas por las que se cuelan para recibir deducciones y así reducir o eliminar lo que pagan en impuestos.

Entre esas técnicas está pedir prestado enormes sumas de dinero respaldadas por enormes acciones. Esos préstamos no están gravados y los intereses que pagan sobre ese dinero a menudo se pueden deducir de sus facturas de impuestos.

Este inusual vistazo a las tácticas de los mayores multimillonarios ocurre ahora que el presidente, Joe Biden, busca aumentar los impuestos a las corporaciones y los más adinerados, de 37% al 39.6%.

La desigualdad al descubierto

En 2018, los 25 estadounidenses más ricos según la revista Forbes tenían un valor combinado de 1.1 billones de dólares. Eso, según los cálculos de ProPublica, es equivalente a la riqueza combinada de 14.3 millones de asalariados en Estados Unidos, como promedio. 

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, fundador de la empresa espacial Blue Origin y propietario de The Washington Post, participa en un evento organizado por la Asociación de la Fuerza Aérea el 19 de septiembre de 2018 en National Harbor, Maryland.Alex Wong/Getty Images

Entre 2014 y 2018, sin embargo, pagaron impuestos equivalentes al 3.4% de su ganancia patrimonial.

Algunos, aunque pagan poco o nada, abogan porque se le cobre más impuestos a los ricos, como Warren Buffett, pese a que nadie entre las 25 personas más ricas evitó tantos sus deberes tributarios como él.

Según Forbes, su riqueza aumentó en 243,000 millones de dólares entre 2014 y 2018. En esos años, según ProPublica, Buffett reportó haber pagado 237,000 millones en impuestos, es decir, una tasa del 0.1%, o 10 centavos por cada 100 dólares que sumó a su riqueza.

Bezos llegó a reportar ingresos negativos un año, y por ello reclamó, y recibió, un crédito fiscal para sus hijos.