IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las mujeres siguen ahorrando menos que los hombres para la jubilación. Así puede retirarse con mayor tranquilidad

Un 60% de mujeres están preocupadas por no poder llegar a jubilarse con una seguridad económica. Le explicamos qué medidas son útiles para comenzar a ahorrar.

Por Carmen Reinicke - CNBC + Acorns

Las mujeres están más preocupadas que los hombres cuando se trata de ahorrar lo suficiente para la jubilación.

Y la pandemia del coronavirus no ha ayudado.

Un 60% de las mujeres se declaran preocupadas por no poder llegar a jubilarse con unos ingresos que les permitan estar seguras y tranquilas, según una encuesta realizada en febrero de 2021 por el Instituto Nacional de Seguridad en la Jubilación. Esta cifra se compara con el 51% de los hombres (que sigue siendo una cifra desalentadora) que dijeron lo mismo.

[Queda poco tiempo para inscribirse y recibir la ayuda fiscal por hijo. Explicamos cómo hacerlo y qué está en juego]

Las mujeres también son más propensas a decir que un plan patrocinado por el empleador no es suficiente para ahorrar para la jubilación, según la encuesta. También afirmaron que lo necesario para ahorrar para la jubilación no ha hecho más que aumentar, citando aspectos como el aumento de los costes de los cuidados de largo plazo, el estancamiento salarial, la falta de pensiones y el aumento de las deudas.

“La opinión de las mujeres sobre la jubilación es un poco más pesimista sobre su situación y sobre la capacidad de los demás de ahorrar para cuando llegue ese momento”, señaló Dan Doonan, director ejecutivo del Instituto Nacional de Seguridad en la Jubilación. “También parecen tener más claro que la jubilación es cada vez más difícil con el paso del tiempo”.

El impacto del COVID-19

La diferencia entre lo que los hombres y las mujeres han ahorrado para la jubilación está documentada desde hace tiempo.

En 2016, la media de los ingresos familiares de las mujeres de 65 años o más era de 47,244 dólares, incluidos los ingresos de la jubilación, la propiedad y el Seguro Social, según un documento de mayo de 2020 del Instituto Nacional de Seguridad en la Jubilación. Para los hombres de 65 años o más, la cifra era de 57,144 dólares. Casi 10,000 dólares de diferencia.

Hay muchas cosas que contribuyen a la brecha de género en los ahorros para la jubilación. Las mujeres, por ejemplo, siguen ganando menos que los hombres y dejan de trabajar más tiempo para cuidar de sus hijos o de su familia. Las mujeres también tienden a vivir más que los hombres, lo que significa que necesitan más ahorros en sus últimos años.

[Las razones para empezar a ahorrar para la jubilación a los 20 años. Aquí explicamos por qué es una buena idea]

“Parte de esto está fuera de la infraestructura de la jubilación. La brecha salarial sigue existiendo entre hombres y mujeres, y persigue a las mujeres en la jubilación”, afirmó Doonan.

Es muy probable que la pandemia de coronavirus haya empeorado la brecha de género entre los ahorros para la jubilación, ya que las mujeres han sido más propensas a perder sus empleos debido a que forman más parte de las industrias más afectadas o han dejado su empleo para cuidar a los niños u otros miembros de la familia.

Las mujeres han recuperado el trabajo mucho más lentamente que los hombres tras la pandemia. En agosto, las mujeres sumaron 28,000 puestos de trabajo, mientras que 207,000 hombres encontraron un nuevo empleo, según el Departamento de Trabajo. Alrededor del 39% de las mujeres desempleadas han estado sin trabajo durante seis meses o más, y más del 25% de las mujeres desempleadas han estado así durante más de un año.

Todo ello repercute negativamente en la capacidad de ahorro para la jubilación.

¿Qué se puede hacer para comenzar de nuevo?

Sin duda, no hay problema si ha tenido que parar o ahorrar menos para la jubilación durante la pandemia porque ha perdido su trabajo, parte de los ingresos o ha sufrido cualquier circunstancia derivada de la crisis sanitaria. Es posible retomar el camino y empezar a ahorrar de nuevo para su jubilación.

“A corto plazo, no pasa nada si hay que ajustarse”, afirma Marguerita Cheng, planificadora financiera certificada y directora general de Blue Ocean Global Wealth en Gaithersburg, Maryland.

[Las ofertas de empleo se disparan en algunos sectores: ¿cómo hacer un cambio de carrera?]

Una forma de hacerlo es seguir haciendo todas las contribuciones que pueda a su 401(k), el plan de jubilación patrocinado por su empleador que le permite ahorrar parte de su salario, antes de impuestos, para ahorrar para la jubilación, o a una cuenta de jubilación individual si ha perdido su trabajo y el acceso a los planes patrocinados por la empresa, señaló Kelly DiGonzini, directora de planificación financiera en Beacon Pointe, una empresa de asesoramiento independiente en Newport Beach, California.

Cualquier cantidad que pueda invertir crecerá con el tiempo con la ayuda del mercado de valores. “El mercado ha subido como la espuma”, recuerda DiGonzini.

Si no se puede ahorrar de forma constante, destinar parte de las ganancias inesperadas, como un cheque de estímulo o la devolución de impuestos, es una buena forma de contribuir a la jubilación, apuntó Cheng, que es miembro del Consejo de Asesores de CNBC, cadena hermana de Noticias Telemundo.

Las mujeres también deben centrarse en el gasto y en vivir dentro de sus posibilidades, señaló Shweta Lawande, analista de Francis Financial, una firma con sede en Nueva York dedicada a servir a las mujeres, las parejas y los que experimentan un divorcio.

“Lo que intentamos compartir con nuestros clientes es que se centren en lo que puedan controlar”, explicó Lawande. Aunque no pueden manejar los cierres o el mercado laboral, sí pueden asegurarse de que sus presupuestos sean herméticos.

Y aquellos con una cartera existente pueden tomarse un tiempo para revisar sus asignaciones de activos para asegurarse de que están invertidos en un grupo diverso de acciones, bonos, bienes raíces, dinero en efectivo y más, señaló Lawande, añadiendo que esto reduce el riesgo.

[“Estamos contratando”. La pandemia crea una grave escasez de profesores y personal escolar en Estados Unidos]

“Incluso en un año como 2020, vimos los beneficios de nuestros clientes que se mantuvieron invertidos en el mercado y diversificados”, recordó.

Acudir a un asesor financiero, si es posible, también puede ayudar a las mujeres a asegurarse de que están en camino de jubilarse cuando les gustaría y a formular una estrategia para corregir el rumbo si no lo están.

Este artículo es parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión.

NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.