IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las empresas de construcción mejoran sus ofertas ante la falta de trabajadores para los proyectos de la ley de infraestructura

Los salarios suben en este sector por encima de la media, pero los empleadores recurren también a beneficios adicionales y temen un guerra para captar y retener a los obreros.

La escasez de trabajadores ha puesto en apuros a las empresas de construcción, que están ofreciendo mejores salarios y condiciones para atraer y conservar a sus empleados ahora que comienzan a fluir los fondos federales de la ley de infraestructura impulsada por el presidente, Joe Biden, según el diario The Wall Street Journal.

La ley, aprobada en noviembre por el Congreso con respaldo bipartidista, destinará miles de millones de dólares a proyectos en todos el país para construir y renovar carreteras, puentes, puertos, tránsito ferroviario, agua potable, la red eléctrica, internet de banda ancha y más. También reemplazará tuberías de plomo y construirá estaciones de carga de vehículos eléctricos, entre otros proyectos.

Un obrero toma medidas de un edificio en construcción en Stamford, Connecticut, el 20 de mayo de 2020.
Un obrero en un edificio en construcción en Connecticut en mayo de 2020.Mary Altaffer / AP

La escasez de trabajadores en el sector de la construcción se debe a una combinación de factores, según el citado diario: el nivel históricamente bajo de desempleo; la recuperación del sector inmobiliario tras la pandemia del COVID-19; y los 600,000 millones de dólares destinados a obras dentro de la ley de infraestructura.

Según la firma Moody’s Analytics, la ley tendrá su máximo impacto en el cuarto trimestre de 2025, para cuando se habrán creado unos 872,000 empleos gracias a los proyectos desarrollados en el país.

[Carreteras, internet, trenes: esto es lo que contiene el plan de infraestructuras de Biden]

Pero, al tiempo que empiezan a florecer proyectos con esos nuevos fondos, la mano de obra en la construcción está envejecida y muchos trabajadores empiezan ya a jubilarse. Los jóvenes que podrían relevarles consideran este sector peligroso y complicado, pues no siempre ofrece la misma flexibilidad o remuneración para trabajar desde casa o una oficina con aire acondicionado, según explicó al diario Joseph Kane, investigador de Brookings Institution.

El salario medio de los trabajadores de producción subió un 6.2% en marzo respecto a 2021, el mayor aumento desde 1982, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales y la organización Associated General Contractors of America citados en un reporte de FMI Corp.

Los sueldos de la construcción están aumentando ligeramente más rápido que en otros sectores, apuntó Priya Kapila, socia del esa firma, que analiza las compensaciones y recompensas salariales.

“La presión salarial, especialmente en el sector de la construcción, responde a una oferta limitada. Eso ha llevado a las empresas a decir: ‘¿Qué más podemos hacer?”, añadió la citada analista.

Por ahora son más las empresas que tratan de mejorar su propia cultura laboral para satisfacer a los empleados, retenerles y encontrar más talento. Algunas de los cambios introducidos cubrir las bajas médicas u ofrecer planes de jubilación como el 401(k).

En los estados del sur, el clima es un elemento clave para atraer a trabajadores: los empresarios garantizan 12 meses de trabajo bajo el sol a los empleados, acostumbrados a que la actividad en el Noreste y Medio Oeste quede paralizada por las inclemencias del invierno.

Empresas en áreas remotas ofrecen además primas y alojamiento, conscientes de lo difícil que es encontrar a mano de obra local.

La compañía Central Florida Transport, por ejemplo, ha creado un puesto para ayudar a sus conductores de camiones en tareas difíciles de realizar durante su jornada de trabajo, como programar las citas de atención médica o encontrar un agente de préstamos.

"Queríamos hacer todo lo posible para ayudar a resolver problemas porque no podemos permitirnos perder ningún conductor", explicó su vicepresidente, Myron Bowlin, al diario The Wall Street Journal.

[La inflación obliga a jubilados a regresar al mercado laboral]

En opinión del secretario de Transporte, Pete Buttigieg, recalcar que la construcción ofrece trabajos bien remunerados que no requieren de un título universitario abre las puertas a que sean contratadas más mujeres y personas de color, generalmente con baja representación en este sector.

[“No pueden poner el aire acondicionado”. Así está afectando el calor y el costo de la energía a algunas comunidades de EE.UU.]

"Sólo podremos conseguir [hacer] este nivel de trabajo [en relación a los proyectos de construcción] si no dejamos ningún talento sobre la mesa", concluyó Buttigieg, citado por The Wall Street Journal.