IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La renta se ha disparado en todo el país. Pero en Florida sube a un ritmo "anormal"

Un estudio indica que el valor del alquiler ha aumentado entre un 24% y un 32% en la Bahía de Tampa, St. Petersburg, Fort Myers, Miami y Orlando. Estos son algunos de los motivos. 

Por Bracey Harris y Erik Ortiz - NBC News

Zenith Word, de 33 años, esperaba quedarse otro año en el apartamento de dos dormitorios que renta por 1,000 dólares al mes en una zona residencial urbana y diversa en el noreste de Tampa.

Word, quien usa el pronombre ellos, son veteranos del Ejército con una discapacidad, sospecharon que la renovación del contrato de arrendamiento de este invierno podría tener un aumento, pero la nueva cifra de 1,300 dólares los alarmó por completo.

[La demanda para refinanciar hipotecas cae en un 60%, mientras las tasas alcanzan su nivel más alto en tres años]

Word se apresuraron a encontrar otro apartamento, solo para descubrir que los alquileres eran igual de elevados. También revisaron alquileres en México y Puerto Rico. Preocupados por terminar en la calle, Word entrenaron a su gato, Mau, para que caminara con correa y se acostumbrara a que lo llevaran en una mochila.

Pero no llegó a eso, dijeron Word, porque un amigo que vivía en las afueras de Tampa les ofreció una habitación libre por 800 dólares al mes, que estaba disponible porque un miembro de la familia había muerto.

“La vivienda es una necesidad, y no debería ser tan escasa y difícil de obtener”, afirmaron Word.

Angel D’Angelo frente a su apartamento en Riverview, Florida.
Angel D’Angelo frente a su apartamento en Riverview, Florida.Angel D’Angelo frente a su apartamento en Riverview, Florida. / NBC News

A lo largo del área metropolitana de Tampa y St. Petersburg, los inquilinos están batallando con un fuerte aumento en los costos de la vivienda. El alquiler promedio de viviendas unifamiliares, unidades de condominio y pequeños edificios de unidades múltiples aumentó más del 28% durante el año pasado, de 1,561 dólares en febrero de 2021 a 1,999 el mes pasado, según un análisis realizado por académicos de bienes raíces de Florida que compartieron con nuestra cadena hermana NBC News.

Su estudio examinó el área de la Bahía de Tampa, que incluye St. Petersburg, así como otras tres ciudades de Florida, Fort Myers, Miami y Orlando, donde las unidades se arrendaban a principios de 2021 por debajo del promedio histórico.

[Así pueden los jubilados ahorrar e invertir a largo plazo ante el aumento de precios por la inflación]

Descubrieron un cambio aún mayor de lo que habían esperado: los alquileres han aumentado en los cuatro mercados, entre un 24% y un 32%, y a un ritmo que los investigadores nunca antes habían registrado. En un año típico, los alquileres oscilan entre un 1% y un 2%.

“Todo esto es bastante anormal, y lo que más me sorprende es la magnitud de las diferencias en los números”, dijo el coautor del estudio, Ken H. Johnson, decano asociado de la Facultad de Negocios de la Universidad Atlántica de Florida.

En todo el país, otros análisis inmobiliarios recientes han encontrado picos similares, con Miami y Tampa a menudo en los primeros lugares de la lista, así como Phoenix y Scottsdale, Arizona; Las Vegas; San Diego; y el área de la ciudad de Nueva York.

En Florida, los inquilinos que viven por debajo del umbral de la pobreza se ven particularmente afectados. La Coalición Nacional de Vivienda de Bajos Ingresos estima que hay 28 viviendas de alquiler asequibles en el estado por cada 100 inquilinos de ingresos extremadamente bajos, o personas que no ganan más del 30% de los ingresos medios de sus zonas. Esa es la peor proporción en el sureste y una de las más bajas a nivel nacional.

[¿Busca trabajar remoto desde cualquier parte del mundo? Esta empresa puede cumplir sus expectativas]

El problema es especialmente agudo en el mercado de Tampa Bay, donde la población es de unos 3.1 millones. La pandemia atrajo a miles de personas más a sus comunidades junto a la playa y la tasa de residencias disponibles cayó, creando una pronunciada escasez de viviendas que los expertos no creen que vaya a mejorar en el corto plazo.

El asombroso aumento de los alquileres está afectando a personas de todo el espectro socioeconómico, según los expertos en vivienda, y alimentando una crisis en la que las defensores de los inquilinos, el sector inmobiliario y los líderes políticos locales se enfrentan por las posibles soluciones.

“La gente dice que está gastando el 50% o el 60% de sus ingresos en el alquiler mientras siguen subiendo”, señaló Karla Correa, de 22 años, una de las fundadoras de la Unión de Inquilinos de San Petersburgo. “Es insostenible”, agregó.

"Economía básica"

La Costa del Golfo de Florida Central se ha convertido en un destino de reubicación de primer orden, con Tampa situándose sólo por detrás de Miami y Phoenix como las principales ciudades de EE.UU. donde la gente quiere mudarse, según un informe de migración de compradores de viviendas que la empresa inmobiliaria Redfin publicó la semana pasada.

Los expertos en vivienda dicen que la afluencia de población fue impulsada por las restricciones a la pandemia de Florida y el cambio al teletrabajo, así como el atractivo de los impuestos más bajos y un clima más cálido.

[Se encarece el costo de la vida en México por la subida de las tasas de interés]

Y llega en un momento en el que el mercado inmobiliario local está caliente: la casa típica de Tampa vale casi 375,000 dólares, un aumento de más del 31% con respecto a hace un año, en comparación con un aumento del 20% en el valor de las viviendas en todo el país, según un análisis de Zillow.

Mientras tanto, dicen los expertos, el stock de viviendas en Tampa no ha crecido lo suficiente desde la Gran Recesión de hace 15 años. El desarrollo se ha visto obstaculizado por los desafíos de asegurar la tierra, cumplir con los requisitos de construcción y zonificación y obtener materiales en medio de la escasez de la cadena de suministro.

“Si es demasiado caro comprar una casa, se va a seguir alquilando”, afirmó Corianne Scally, investigadora del Urban Institute, un centro de estudios de Washington centrado en cuestiones de política social.

En diciembre, Angel D’Angelo se enteró de que el alquiler de su apartamento de una habitación en Riverview, un suburbio de Tampa, aumentaría en casi 300 dólares al mes, hasta los 1,630 dólares.

D’Angelo, que trabaja en la contratación de una compañía de seguros, ya había pospuesto la sustitución de su coche tras un accidente el verano pasado y ahora se enfrentaba a otro gasto imprevisto. Llamó a la empresa gestora y negoció el aumento a 205 dólares más al mes.

[El plan presupuestario de Biden se centra en el aumento de los fondos militares y un impuesto para los multimillonarios]

“No sé qué suerte tendré la próxima vez”, señaló D’Angelo.

Frank LoTurco, vicepresidente de Picerne Real Estate Group, que supervisa el complejo de apartamentos de D’Angelo, reconoció que la empresa ha subido recientemente los alquileres después de haber limitado los aumentos durante la pandemia. ¿La razón? “Economía básica", afirmó, señalando que hay más gente clamando por una vivienda de este tipo.

“Desde el punto de vista de las condiciones del mercado, haremos todo lo posible para, obviamente, obtener beneficios”, indicó LoTurco, “pero al mismo tiempo, no tratamos de perjudicar a los residentes".

Correa sabe que los temores de muchos inquilinos a perder sus casas son fundados. Desde el dormitorio de su apartamento en el centro de San Petersburgo, puede ver un refugio para personas sin hogar.
Correa sabe que los temores de muchos inquilinos a perder sus casas son fundados. Desde el dormitorio de su apartamento en el centro de San Petersburgo, puede ver un refugio para personas sin hogar.Octavio Jones / NBC News

A D’Angelo le preocupa lo que el aumento de los alquileres supondrá para su madre, de 59 años, a medida que se acerca su jubilación. Decenas de miles de jubilados acuden a Florida cada año, pero muchos residentes de edad avanzada no pueden reducir ni siquiera el trabajo a tiempo parcial si quieren permitirse una vivienda.

“Si estas cosas no se controlan, ¿cómo vamos a poder pagar para que ella viva en algún sitio?”, señaló D’Angelo.

[Así pueden los jubilados ahorrar e invertir a largo plazo ante el aumento de precios por la inflación]

Christopher Lai, un agente de bienes raíces en Tampa durante más de 15 años, no cree que el mercado de alquiler está cerca de nivelarse, como los inversores de fondos de cobertura siguen para recoger los hogares a un ritmo récord. Lai dijo que algunos de esos inversores están alquilando casas con un aumento del 30% en comparación con hace unos años.

“Esto es una crisis en toda regla”, aseguró Lai. “La gente quiere comprar una casa, para ascender, pero ahora puedes tener toda una generación de inquilinos que no podrán adquirirla porque tienen un precio elevado”.

Activistas presionan para que se controle el alquiler

Los líderes estatales y locales han intentado abordar el problema de la asequibilidad aumentando y mejorando la oferta de viviendas en Florida. Los legisladores destinaron 362,7 millones de dólares a los esfuerzos de vivienda asequible, incluyendo el pago de las reparaciones de los inmuebles de menor coste y la ayuda a los compradores de vivienda por primera vez con los pagos iniciales.

San Petersburgo dedicó al menos 34.3 millones de dólares de su dinero de estímulo a la vivienda asequible, mientras que Tampa puso en marcha este mes un programa de ayuda al alquiler de emergencia por valor de cinco millones de dólares y ha asignado terrenos públicos para nuevas viviendas de bajo coste. 

[El 70% de deudas médicas se eliminarán del récord crediticio]

Los funcionarios de San Petersburgo también han discutido recientemente el cambio de las regulaciones de zonificación y el aumento de la densidad que los desarrolladores pueden construir.

En 2019, el Ayuntamiento habilitó a los propietarios de viviendas para que construyeran pequeños apartamentos en sus terrenos, a menudo conocidos como in-law suites o granny flats, que pueden ser alquilados. 

Pero los defensores de los inquilinos quieren más. 

El Sindicato de Inquilinos de San Petersburgo ha pedido que se controle el alquiler, o que se limiten los alquileres que los propietarios pueden cobrar.

La ley de Florida no permite este tipo de congelación, pero algunos defensores han pedido al Ayuntamiento que declare el estado de emergencia en materia de vivienda y celebre un referéndum sobre la cuestión. Un subcomité del consejo votó en contra de la idea el mes pasado. 

[La inflación le cuesta a los hogares latinos 300 dólares más al mes. Así puede ahorrar]

El control de los alquileres también se enfrenta a la oposición de los grupos de la industria, incluida la Asociación Nacional de Apartamentos, que ejerce presión en nombre de los propietarios.

En cambio, Greg Brown, vicepresidente de asuntos gubernamentales del grupo, quiere que la legislación federal aliente a más propietarios a participar en el programa de la Sección 8 del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, que ayuda a las familias de bajos ingresos a pagar la vivienda. 

Los defensores de los inquilinos de bajos ingresos apoyan una mayor financiación federal para la Sección 8, pero también quieren cambios mayores. La National Low Income Housing Coalition aboga por un fondo federal de ayuda al alquiler, como los programas de ayuda temporal que se pusieron en marcha durante la pandemia.

Y Correa, el organizador de la Unión de Inquilinos de San Petersburgo, sugiere que la ciudad reutilice las viviendas vacías para las personas necesitadas. 

Correa dijo que las consecuencias de la escalada de los alquileres se han extendido a lo largo de varias generaciones. En la concentración del mes pasado ante el Ayuntamiento, vio a un manifestante de edad avanzada que llevaba un cartel en el que advertía: “Si mi alquiler sube más, me quedaré sin casa a los 80 años”

[La Reserva Federal sube un 0.25 las tasas de interés para frenar la fuerte inflación]

Correa cree que el temor es fundado. En febrero de 2020, justo antes de que comenzara la pandemia, un equipo de la Iniciativa para los Sin Techo de Tampa Hillsborough contabilizó casi 1,500 personas sin hogar.

Un empleado que ayuda a las familias sin techo con niños en el distrito escolar del condado de Pinellas, que forma parte de la región de la Bahía de Tampa, afirmó que las llamadas de asistencia han aumentado un 3,000% en el último año. 

Desde el dormitorio del apartamento de Correa en el centro de San Petersburgo, puede ver un refugio para personas sin hogar.

“La gente quiere hablar de los abusos de los derechos humanos en otros países, pero mira lo que ocurre en nuestra propia ciudad. No sé cómo el Gobierno permite que esto ocurra”, lamentó.