IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Gran Renuncia está quemando a los que se quedan. Esto es lo que pueden hacer

“Es un círculo vicioso,", opina un experto, "los empleados se van, lo que significa que todo su trabajo lo tienen que hacer los empleados que se quedan”.

Por Sharon Epperson y Michelle Fox - CNBC + Acorns

Carol Sloane, gestora de proyectos con sede en Nueva Jersey, está quemada.

Varios miembros de su equipo se han ido en los últimos meses, lo que ha significado un aumento de las responsabilidades y nuevos proyectos para ella. El resultado es una jornada laboral más larga.

“No hay suficientes horas en el día para hacer algunas de las cosas que se nos piden”, dijo Sloane.

Se ha hablado mucho de la Gran Renuncia y del gran número de trabajadores que quieren dejar sus trabajos. Un récord de 4.3 millones de personas abandonaron sus empleos solo en agosto, según el Departamento de Trabajo.

Los que quedan atrás sienten el golpe.

Según una encuesta de la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos, el 52% de los que decidieron quedarse en su puesto de trabajo dijeron que habían asumido más responsabilidades.

Además, el 30% afirma tener dificultades para realizar el trabajo necesario, el 27% siente menos lealtad hacia su organización y el 55% se pregunta si su salario es lo suficientemente alto, según la encuesta, que interrogó a 1,150 adultos con empleo en julio.

[Estas estrategias le ayudarán a organizar un presupuesto para mejorar sus finanzas personales]

“Existe un círculo vicioso. Los empleados se van, lo que significa que todo su trabajo lo tienen que hacer los empleados que se quedan”, dijo Johnny C. Taylor Jr., presidente y director ejecutivo de la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos.

“Los empleados que se quedan ahora dicen: estoy trabajando demasiado, no tengo equilibrio en mi vida. Y entonces quieren marcharse y así continúa el círculo vicioso”, añadió Taylor.

Sin duda, los empresarios saben que tienen problemas para retener a sus trabajadores.

El 49% de los ejecutivos afirma que su organización está experimentando una rotación de personal mucho mayor de lo habitual en los últimos seis meses, según la misma encuesta, que también encuestó a 220 ejecutivos en julio.

[Los latinos están comprando más casas que nunca y ya el 50% son propietarios de vivienda]

Además, según esta sociedad, a una empresa le cuesta de media entre seis y nueve meses del salario de un empleado sustituirlo. Para una persona que gana 60,000 dólares al año, esto supone entre 30,000 y 45,000 dólares en costes de contratación y formación, según la organización.

Pida ayuda

Si siente que está sobrecargado de trabajo y está batallando, es fundamental que mantenga una conversación honesta con su jefe de personal, dijo Taylor.

“Aquí es donde entra en juego la empatía para decir: escuche, estoy soportando la carga de trabajo de ahora dos personas, y necesito algo de ayuda. Necesito un descanso. Necesito su sensibilidad”, añadió.

Negocie con su jefe

Si busca un salario más alto, mejores beneficios u otra ventaja, tendrá que estar dispuesto a marcharse, dijo el entrenador de transición profesional y liderazgo Alex Durand, fundador de Frable Consulting, con sede en Los Ángeles.

[La persona más rica del planeta se ofrece a acabar con el hambre en el mundo... con una condición]

“Los empleados que deciden permanecer en su organización solo tienen influencia si están dispuestos a buscar en otra parte si su empleador no está dispuesto a jugar a la pelota”, dijo.

Antes de mantener una conversación con su jefe, confirme qué es exactamente lo que quiere, ya sea tiempo libre, recursos adicionales, más dinero o un ascenso, aconseja Caroline Ceniza-Levine, fundadora de DreamCareerClub.com.

Incluso si cree que es todo lo anterior, priorice su lista, advierte.

A continuación, programe una cita con su jefe para exponer su caso.

“Trate esto como una negociación: tenga respuestas para lo que cree que su gerente podría objetar, espere ir de un lado a otro y no obtener una decisión de inmediato”, dijo Ceniza-Levine.

Explore sus opciones

Aunque la gestión de la carrera profesional debe ser siempre continua, en este momento es especialmente importante prestarle atención.

[El incremento de los precios deja boquiabiertos a clientes de tiendas y turistas nacionales]

“Si uno está por encima de la media en lo que hace y decide quedarse en su organización sin explorar lo que el mercado pagará por su trabajo, es muy probable que esté limitando su tope a largo plazo”, afirma Durand.

“Un mercado que favorece a los candidatos en detrimento de los empleadores es raro y es probable que no lo volvamos a ver durante un tiempo, una vez que se asiente la gran remodelación”, agrega.

Durand cree que puede durar entre seis y 12 meses, mientras que Taylor, de SHRM, lo califica como un problema de 24 a 36 meses para los empleadores.

Qué pueden hacer los empresarios

No todo el mundo quiere necesariamente dejar su trabajo, pero los que se están quemando piden ayuda.

“Me gusta mi trabajo, pero me gustaría disponer de más recursos para conseguir un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal”, dice Sloane, la directora de proyectos. También le gustaría que le reconocieran su duro trabajo con un aumento de sueldo o una bonificación puntual.

Los empresarios deben mostrar más empatía con sus empleados, escuchando y abordando cualquier problema, explicó Taylor. También deberían considerar la posibilidad de incorporar a otros trabajadores para ayudar a llenar el vacío hasta que se realicen contrataciones permanentes, añadió.

Otra forma de ser proactivo es que los gerentes y directores identifiquen el talento que no quieren perder, sugirió Duran.

“Invierta en ellos hoy”, dijo. “Demuéstreles que les importa antes de que le digan que se van”.

Este artículo forma parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.