IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La economía gana 531,000 empleos en octubre y remonta con fuerza tras un verano decepcionante por miedo al COVID

La tasa de desempleo cae dos décimas, hasta el 4.6%, impulsada por el ocio y la hostelería, y desciende más rápido entre los latinos. Pero crece el desempleo de las mujeres.
/ Source: The Associated Press

Después de dos meses decepcionantes en materia de contratación, octubre cerró con la creación de 531,000 puestos de trabajo y la caída de la tasa de desempleo del 4.8% al 4.6%, de acuerdo con cifras publicadas este viernes.

Estos datos superaron las previsiones de los expertos, que vaticinaban 450,000 empleados nuevos, y dejan atrás los malos resultados cosechados en septiembre, cuando únicamente 194,000 personas se unieron a la población activa de Estados Unidos.

"El crecimiento del empleo fue generalizado, con notables aumentos en el ocio y la hostelería, en los servicios profesionales y empresariales, en la industria manufacturera y en el transporte y el almacenamiento", destacó la Oficina de Estadísticas Laborales en un comunicado.

Cartel de una feria de empleo en la 5ª Avenida en Manhattan, Nueva York, el 3 de septiembre de 2021.
Cartel de una feria de empleo en la 5ª Avenida en Manhattan, Nueva York, el 3 de septiembre de 2021.ANDREW KELLY / REUTERS

Los expertos habían previsto un repunte de las cifras de octubre, basándose en el descenso de los casos de COVID-19 en gran parte del país y en el incremento de las llamadas métricas de "alta frecuencia", como el tráfico de pasajeros en los aeropuertos y las reservas en restaurantes.

[Septiembre añade 194,000 empleos en medio de la escasez de trabajadores]

"La ralentización [del mercado] que hemos visto en los últimos meses ha sido impulsada en gran medida por la variante delta. A medida que los casos de COVID-19 comiencen a descender, esperamos que la recuperación se acelere", explicó Daniel Zhao, economista senior de Glassdoor.com.

La tasa de desempleo entre latinos mantuvo su tendencia decreciente y cayó 0.4 puntos porcentuales hasta situarse en 5.9%.

Sin embargo, el desempleo entre las mujeres, con independencia de su raza o etnia, aumentó con respecto a septiembre dos décimas porcentuales, hasta 4.4%.

Las mujeres en la economía tras el COVID-19

Los economistas afirman que las característica de cómo será la economía post-COVID comienzan a perfilarse, aunque lentamente. Pero un aspecto del nuevo mercado laboral ya ha echado a andar: la pandemia alteró fundamentalmente quién forma parte de la población activa del país y cómo quiere trabajar, una cuestión que afecta particularmente a las mujeres.

"La realidad es que nos hemos acostumbrado a tener la oportunidad y la facilidad de poder hacer muchas cosas en casa", reveló Lisa Erickson, codirectora del grupo de mercados públicos de U.S. Bank Wealth Management. "Lo que la pandemia realmente hizo es acelerar y cimentar ese comportamiento", agregó.

La pandemia también cambió la forma en que muchos se relacionan con sus empleos. "La gente está reevaluando sus opciones de vida", apuntó Erickson, una evaluación colectiva que, según los economistas, es un factor que impulsa la escasez de trabajadores en muchos sectores de bajos ingresos. 

[La Gran Renuncia está quemando a los que se quedan. Esto es lo que pueden hacer]

"Creo que la reducción es permanente porque la gente exige ahora tener horarios de trabajo desde casa, y si no los consiguen se van a otro sitio", constató Dan North, economista de Euler Hermes North America. "Eso va a reducir la demanda de espacio de oficina", un cambio de comportamiento que tiene un efecto dominó en la demanda de mano de obra en diversos tipos de trabajo.

Por ejemplo, se podrían reducir el número de camareros y cocineros de restaurantes situados en distritos donde esencialmente hay oficinas.

La gente exige ahora tener horarios de trabajo desde casa, y si no los consiguen se van a otro sitio

DAN North economista senior

Los recientes aumentos de productividad han permitido que las empresas compensen hasta ahora el impacto de salarios más altos en los márgenes de beneficio, una de las principales razones por las que la economía ha podido evitar hasta ahora una espiral inflacionista de precios y salarios fuera de control.

"En mi opinión, la productividad está impulsando el crecimiento en estos momentos", consideró David Wagner, gestor de carteras y analista de Aptus Capital Advisors. "Nos estamos convirtiendo en una nación más eficiente", señaló. 

Pero la presencia de las mujeres en la fuerza laboral sigue siendo baja. Los economistas acusan algunas razonas como la distribución desigual de las responsabilidades de cuidado de los hijos de los progenitores que trabajan, así como los puestos de trabajo más afectados por la pandemia y que empleaban esencialmente a mujeres.

"Creo que las madres necesitan una sensación de estabilidad sobre cómo será la situación de la escolarización y el cuidado de los niños", reflexionó Nick Bunker, economista y jefe de investigación de la empresa de servicios de contratación Indeed. 

Una mayor aceptación de las vacunas podría agilizar el retorno de la actividad comercial en las industrias del sector servicios que suelen emplear a mujeres, añadió. "Al haber más estabilidad económica, eso también podría atraer a más mujeres a la fuerza laboral", agregó.

Sin embargo, el aumento de la inflación ha erosionado gran parte del valor de esos aumentos salariales. El alza del costo de los alimentos, el gasóleo de calefacción, los alquileres y los muebles ha supuesto una carga para millones de familias. Los precios crecieron un 4.4% en septiembre en comparación con los 12 meses anteriores, la mayor escalada en tres décadas.

[Al menos 18 multimillonarios obtuvieron cheques de estímulo destinados a ayudar a los afectados por la pandemia]

La alta inflación fue una de las razones principales por las que la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) anunció esta semana que comenzará a reducir el estímulo que ha dado a la economía desde que se produjo la recesión por la pandemia el año pasado. Su presidente, Jerome Powell, sugirió que no será posible obtener una imagen clara de la salud del mercado laboral hasta que el impacto del COVID-19 se reduzca aún más, algo que podría llevar meses.

Con información de NBC News