IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Cámara de Representantes vota el aumento temporal del techo de deuda para evitar un desastre económico

El Gobierno federal podrá cumplir con sus obligaciones de pago pero la crisis política tan sólo se aplaza hasta diciembre, cuando volverá a agotarse el margen presupuestario.

Por Kevin Freking - The Associated Press

Los miembros de la Cámara de Representantes se preparan para votar este martes la aprobación a corto plazo del techo de la deuda y garantizar que el Gobierno federal pueda seguir pagando sus deudas pendientes hasta diciembre.

El Senado validó la semana pasada un proyecto de ley que subiría a 480,000 millones de dólares el límite de endeudamiento. Se espera que la Cámara lo apruebe sin mayores dificultades para que el presidente, Joe Biden, pueda firmarlo como ley esta semana. 

La Cámara de Representantes del Congreso, en una imagen tomada en enero de 2021.J. Scott Applewhite / AP

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, había advertido que el lunes 18 de octubre se agotarían las medidas para evitar que el país caiga en un incumplimiento en el pago de sus deudas o default y que, a partir de entonces, su departamento pronto sería incapaz de cumplir plenamente con las obligaciones financieras del Gobierno.

Caer en default tendría catastróficas consecuencias en los mercados financieros mundiales construidos sobre la base de la deuda pública estadounidense. Los pagos habituales del Gobierno a los beneficiarios de la Seguridad Social, a los veteranos discapacitados y al personal militar en servicio activo también se verían comprometidos.

[Qué es el techo de la deuda y cómo sería la crisis histórica si el Congreso no lo amplía]

"Es atroz que nuestra nación se encuentre en esta situación, pero debemos tomar medidas inmediatas para abordar el límite de la deuda y garantizar que se mantenga intacta la plena fe y confianza crediticia en Estados Unidos", dijo el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, el demócrata Steny Hoyer.

Pero el alivio proporcionado por la aprobación del proyecto de ley sólo será temporal, obligando al Congreso a volver a examinar este tema en diciembre, cuando los legisladores también estarán trabajando para terminar proyectos de ley relativos al gasto federal y evitar un cierre del Gobierno perjudicial. Esta situación amenaza con suponer un cierre tumultuoso del primer año de Biden en el cargo.

La tensión alrededor del techo de la deuda se redujo la semana pasada cuando el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, por Kentucky, aceptó aprobar el aumento a corto plazo. Sin embargo, ya ha advertido que no volverá a hacerlo.

En una carta enviada el viernes a Biden, McConnell señaló que los demócratas tendrán que gestionar el próximo aumento del límite de la deuda por su cuenta, usando el mismo proceso que han intentado aplicar para aprobar su enorme plan de gasto social y medioambiental. 

[El Congreso está en punto muerto sobre el techo de la deuda: 5 posibles escenarios]

Se trata del proceso de reconciliación, que permite que una medida sea aprobada en el Senado con 51 votos en lugar de los 60 que se requieren normalmente. En un Senado dividido al 50%, la vicepresidenta Kamala Harris usa su voto demócrata para desempatar la votación.

McConnell ha tratado de vincular el gran aumento del gasto del gobierno federal de Biden con la creciente carga de la deuda del país, a pesar de que son temas distintos y el techo de la deuda tiene que ser aumentado o suspendido independientemente de si el plan de 3.5 billones de dólares del presidente sale adelante.

El actual techo de la deuda es de 28,4 billones de dólares. Ambos partidos han contribuido a esa carga con decisiones que han dejado al Gobierno federal en números rojos.