IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estos gobernadores republicanos están eliminando beneficios por desempleo para incentivar a la gente a volver a trabajar

"Se espera que le sigan más estados", predijo un congresista republicano, pues aunque es una medida federal, los diferentes territorios no están obligados bajo la ley a otorgar estos beneficios.
/ Source: Telemundo

Primero fue Montana, luego Carolina del Sur, ahora Arkansas. Varios gobernadores republicanos quieren incentivar a quienes han pedido beneficios tras perder su trabajo debido a la pandemia del coronavirus a que vuelvan a trabajar al recortar las prestaciones por desempleo. 

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

Millones de personas perdieron su trabajo debido a la pandemia y se vieron obligadas a solicitar los beneficios de desempleo desde hace meses, en particular en las industrias de servicio afectadas por las restricciones de aforo en recintos cerrados. Ahora los republicanos, tanto en el Congreso como en los diferentes estados, buscan acabar estos beneficios.

Los recortes tienen en la mira la prestación de 300 dólares adicionales semanales que se entregan además de los cheques de desempleo habituales. La medida es parte de un nuevo intento de los republicanos para combatir lo que ven como una escasez de trabajadores a nivel nacional para suplir la demanda de trabajo.

El martes, el gobernador de Montana, Greg Gianforte, anunció que su estado reemplazaría los programas de desempleo financiados con fondos federales, que otorgan 300 dólares adicionales a la semana en beneficios, con un bono único de 1,200 dólares para quienes decidan volver a trabajar. 

Los estadounidenses pueden optar a los beneficios de desempleo extra hasta septiembre, pero ese estado los suspenderá en junio. 

[Las solicitudes semanales de ayuda por desempleo caen por debajo de las 500,000]

“Montana está abierto de nuevo al público, pero escucho a demasiados empleadores en todo nuestro estado que no pueden encontrar trabajadores. Casi todos los sectores de nuestra economía se enfrentan a una escasez de mano de obra”, afirmó Gianforte en un comunicado.

"Se espera que les sigan más estados", predijo el congresista Kevin Brady, republicano por Texas, del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, en un comunicado el viernes. 

Si bien estos beneficios son financiados por el Gobierno federal, los estados debían optar por participar y administrar estas medidas, y tienen el derecho legal de optar por no participar.

En Carolina del Sur

Este jueves, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó al Departamento de Trabajo de su estado que también terminara su participación en estos programas federales a finales de junio. A mediados de abril, alrededor de 169,000 residentes de ese estado estaban recibiendo algún tipo de ayuda por desempleo. A diferencia del de Gianforte, el anuncio de McMaster no menciona ningún tipo de bono por regresar al trabajo. 

[Restaurantes y hostelería ofrecen miles de trabajos que nadie quiere: "No sabemos dónde están los candidatos"]

"Lo que pretendía ser una asistencia financiera a corto plazo para los vulnerables y desplazados durante el pico de la pandemia se ha convertido en un derecho federal peligroso, que incentiva y paga a los trabajadores para que se queden en casa en lugar de alentarlos a regresar al lugar de trabajo", señaló McMaster en su comunicado.

"Estos derechos federales representan un peligro claro y presente para la salud de las empresas de nuestro estado y nuestra economía. Dado que la Administración Biden y el Congreso parecen tener poca o ninguna comprensión del daño que se está haciendo y ningún deseo de terminar los pagos federales, el estado de Carolina del Sur debe tomar sus propias medidas", agregó.

Muchos legisladores demócratas enfatizan que los pagos siguen siendo necesarios porque las familias están sufriendo y los padres no pueden permitirse regresar al trabajo si no disponen de un acceso a cuidado infantil asequible.

[Qué trabajos crecen y cuáles desaparecen, y por qué las empresas no encuentran candidatos si el desempleo no cae]

“Está surgiendo una tendencia profundamente inquietante entre los gobernadores republicanos que cortan los beneficios de desempleo extra meses antes y de grupos de interés republicanos que impulsan la medida”, le dijo al diario The Washington Post el senador Ron Wyden, demócrata por Oregon y presidente del Comité de Finanzas.

"Cortar todos los beneficios mientras millones de trabajadores aún no han podido regresar al trabajo podría causar un tremendo dolor financiero y sabotear nuestra recuperación económica", concluyó.

Con información de The Washington Post y Slate