IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estos créditos fiscales podrían aumentar las devoluciones para las familias con bajos ingresos este año

Algunos créditos fiscales pueden aumentar los ingresos de las familias y serán especialmente beneficiosos a medida que expiren otras ayudas relacionadas con la pandemia de COVID-19. Le explicamos cuáles son.
Familia de Houston, Texas.
Flor Treviño, de 40 años, enfermera de la unidad COVID-19 del United Memorial Medical Center de Houston, Texas, prepara la cena después del trabajo para su marido José Treviño, de 44 años, y su hija Stacy Treviño, de 17 años, el 7 de diciembre de 2020.Carolyn Cole / Los Angeles Times via Getty Images

Por Carmen Reinicke - CNBC

Para millones de familias estadounidenses la nueva bonificación fiscal por hijos ampliado ha supuesto un dinero extra al mes.

Y lo que es mejor, hay otros créditos fiscales que se ampliaron durante la pandemia de COVID-19 y que la gente podrá utilizar para aumentar los reembolsos o para compensar potencialmente su obligaciones fiscales.

Esto se debe a que los pagos del crédito fiscal por hijos son solo la mitad del beneficio total, lo que significa que las familias verán la otra mitad cuando presenten sus declaraciones de impuestos de 2021 el próximo año. Por lo tanto, obtener el dinero antes de tiempo puede afectar a las devoluciones de impuestos de algunas familias.

[¿Todavía no se ha inscrito para recibir los cheques de ayuda por hijo? Siga estos pasos para obtener los próximos pagos]

Los otros créditos fiscales serán útiles para apoyar a las familias, ya que algunos de los otros beneficios [de la pandemia] expiran, según Ashley Burnside, analista de políticas en el Centro de Derecho y Política Social. 

Esto es lo que las familias y los individuos deben saber:

Crédito fiscal para el cuidado de niños y personas dependientes

El Plan de Rescate Estadounidense de 1.9 billones de dólares firmado en marzo también amplió el crédito fiscal por cuidado de hijos y dependientes, una prestación menos conocida destinada a ayudar a las familias trabajadoras.

Este crédito -que es independiente del crédito fiscal por hijos- ofrece a los padres trabajadores una ayuda extra a la hora de tributar por los costes asociados al cuidado de los hijos menores de 13 años y de otros adultos dependientes elegibles.

Para el año fiscal 2021, el crédito se amplió a 8,000 dólares por dependiente desde los 3,000 dólares y tiene un tope de 16,000 dólares en lugar de 6,000 dólares.

Además, algunas familias, dependiendo de sus ingresos, obtendrán el beneficio como un crédito reembolsable, lo que significa que reducirá lo que deben al Servicio de Impuestos Interno (IRS, por su sigla en inglés) o será devuelto en forma de reembolso.

[Anuncian posibles cortes al seguro social para el 2034 debido a la pandemia del COVID-19]

Esto ayuda a las familias con menos ingresos a recuperar el dinero, ya que el hecho de que los créditos sean totalmente reembolsables significa que no hay que tener ningún ingreso imponible para aprovecharlo.

Flor Treviño, de 40 años, enfermera de la unidad COVID-19 del United Memorial Medical Center de Houston, Texas, prepara la cena después del trabajo para su marido José Treviño, de 44 años, y su hija Stacy Treviño, de 17 años, el 7 de diciembre de 2020.Carolyn Cole / Los Angeles Times via Getty Images

 

"Puede ayudar a las familias con los gastos de guardería, que por supuesto son otra necesidad económica que tienen muchos padres, especialmente durante la crisis del coronavirus", explicó Burnside.

Crédito del impuesto sobre la renta

El crédito fiscal del el impuesto sobre la renta también recibió un impulso en 2021 y años futuros debido a la pandemia. También ayuda a los trabajadores con ingresos bajos o moderados, tanto con hijos como sin ellos.

El crédito fiscal por ingresos del trabajo oscila ahora entre 1,502 y 6,728 dólares, en función de los ingresos y del número de hijos que haya en el hogar. Como muchas familias perdieron ingresos debido a la pandemia, lo que podría reducir la cantidad del crédito al que tendrían derecho, pueden utilizar sus ingresos de 2019 para calcular el beneficio si eso significa que recibirán más dinero en 2021.

[Cinco estrategias para cambiar de carrera si el salario no es su principal motivación]

Al igual que otros créditos, este también es reembolsable, lo que significa que las familias verán reducida su cuota tributaria o recibirán el dinero como reembolso el próximo año.

Este año, el beneficio máximo del crédito fiscal por ingresos del trabajo también se amplió para los trabajadores sin hijos, casi triplicándose hasta los 1,502 dólares desde los 543.

El Plan de Rescate Estadounidense también aumentó el rango de ingresos en el que estos trabajadores pueden reclamar el crédito hasta unos 21,000 dólares desde los 16,000 y amplió el rango de edad de los elegibles para incluir a los adultos de 19 a 24 años. Estos cambios ayudarán a mantener a unos 17 millones de personas, según una estimación del Center on Budget and Policy Priorities.

"Sabemos que el Crédito tributario por ingreso del trabajo (EITC, por su sigla en inglés) saca actualmente a más familias de la pobreza que los cupones de alimentos, los subsidios de vivienda y el seguro de desempleo juntos", afirmó Otis Rolley, vicepresidente senior de la iniciativa de equidad y oportunidades económicas en Estados Unidos de la Fundación Rockefeller. La ampliación irá aún más lejos para sacar a la gente de la pobreza, según Rolley.

Algunas personas también pueden recibir un impulso a nivel estatal. Debido a la pandemia, al menos 10 estados han decidido hasta ahora utilizar los fondos del Plan de Rescate Estadounidense para añadir o mejorar los créditos fiscales por ingresos obtenidos a nivel estatal.

Lo que sigue

Por supuesto, las familias que optaron por no pagar el crédito fiscal por hijos por adelantado, generalmente verán un reembolso mucho mayor de lo habitual para 2021, o verán reducida su obligación más de lo habitual, ya que recibirán todo el beneficio mejorado en el momento de la declaración de impuestos.

Además, hay muchas consideraciones individuales que intervienen en el cálculo de la obligación tributaria de cada familia y de los posibles reembolsos.

[Muchos latinos de Chicago podrían tener que mudarse por el alza de impuestos a la propiedad]

Este año, debido a los cambios, puede ser una buena idea que las familias soliciten la ayuda de un preparador profesional de impuestos para asegurarse de que están aprovechando todos los créditos a los que tienen derecho. Existen muchos servicios gratuitos para ayudar a las personas de bajos ingresos a preparar y presentar sus impuestos.

Aunque algunos de los cambios que afectarán a las devoluciones son sólo para 2021, puede haber más actualizaciones en el horizonte. Los legisladores demócratas pretenden prorrogar el crédito fiscal por hijos y hacer permanente el aumento del crédito fiscal por ingresos ganados.