IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Está muy endeudado con las tarjetas de crédito? Le explicamos si debe o no recurrir a sus ahorros para la jubilación

A medida que aumentan los saldos de las tarjetas de crédito, es posible que más estadounidenses se planteen recurrir a los fondos de su plan 401(k) para reducir sus deudas. Esto es lo debe considerar primero.

Annie Nova - CNBC

Con la deuda de las tarjetas de crédito en aumento, a medida que los presupuestos de los estadounidenses se ven reducidos por la inflación y los tipos de interés suben, muchas personas pueden estar ansiosas por encontrar formas de reducir sus saldos.

Uno de los lugares en los que pueden buscar es en sus cuentas de jubilación, y concretamente en su plan 401(k).

Muchas personas tienen la mayor parte de sus ahorros en estos planes porque su empleador los inscribió automáticamente en ellos. En algunos casos, su empresa también ofrece una aportación de igualación de sus contribuciones como incentivo.

[Cinco cosas que serán más caras tras la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal]

Por lo general, hay tres maneras en que las personas pueden recurrir a sus ahorros de jubilación en el lugar de trabajo para cubrir una factura de tarjeta de crédito. Puede retirar dinero de su plan 401(k), pedir un préstamo de la cuenta o interrumpir sus aportaciones durante un tiempo y redirigir el dinero extra a su plástico mientras tanto.

En todos estos casos, los expertos financieros hacen advertencias.

“Por mucho que me disgusten las deudas de las tarjetas de crédito, me resulta difícil argumentar que hay que retirar anticipadamente el dinero de los 401(k)”, dijo Ted Rossman, analista principal del sector en CreditCards.com.

Eso es porque hacerlo le costará.

Por qué la mayoría debería evitar los retiros del 401(k)

Los retiros de las cuentas 401(k) antes de los 59½ años están sujetos a una multa del 10% y a impuestos. Eso significa que si necesita 15,000 dólares, tendría que sacar cerca de 24,000 dólares, después de contabilizar esos cargos, según Fidelity.

[Estos consejos pueden ayudarle a economizar con la lista de artículos escolares en tiempos de inflación]

Por supuesto, ese dinero que saque de la cuenta también se perderá las ganancias del mercado. Las acciones han producido un rendimiento medio anual de más del 10% en los últimos 100 años aproximadamente.

Todo eso, según Rossman, “debería combinarse para superar con creces el tipo medio de las tarjetas de crédito”.

Sin embargo, puede haber excepciones.

Dejar de hacer aportaciones al 401(k) durante un tiempo -o al menos reducirlas- y redirigir esos fondos al pago de deudas podría tener sentido.

Ted Rossman

Para las personas mayores de 59½ años y con un nivel impositivo bajo, una retirada de fondos del 401(k) para pagar la deuda de la tarjeta de crédito puede tener sentido porque evitarían la penalización del 10% y no estarían sujetos a un enorme gravamen, explica Allan Roth, planificador financiero certificado y fundador de Wealth Logic en Colorado Springs, Colorado.

“Ciertamente, las matemáticas pueden hacer que merezca la pena”, afirma Roth.

Para la mayoría de los demás, sin embargo, hay opciones más atractivas que un retiro.

[Las estafas a Medicare están aumentando. Cuatro consejos para evitarlas]

“Detener las aportaciones al 401(k) durante un tiempo -o al menos reducirlas- y redirigir esos fondos al pago de la deuda podría tener sentido”, opinó Rossman.

Sin embargo, este consejo viene con un asterisco.

Si su empleador ofrece una aportación de la empresa, los expertos recomiendan que intente ahorrar al menos hasta el punto que sea, ya sea el 3% o el 5% de su sueldo.

“Eso es dinero gratis que a menudo duplica su rendimiento allí mismo”, indicó Rossman.

Los expertos afirman que un préstamo de su 401(k) también suele ser preferible a una retirada de fondos.

El tipo de interés de los préstamos del 401(k) suele ser inferior al 5%, mucho menos que el cargo anual de la mayoría de las tarjetas de crédito. Además, los intereses pagados por el préstamo revierten en sus ahorros en lugar de en el banco.

“Utilizar un préstamo 401(k) para pagar una deuda de alto interés, como las tarjetas de crédito, podría reducir la cantidad que paga en intereses a los prestamistas”, dijo Jessica Macdonald, vicepresidenta de liderazgo de pensamiento en Fidelity Investments.

[¿Son culpables los demócratas del incremento del precio de la cerveza? Esto dicen los datos]

Otras ventajas de los préstamos 401(k), según Macdonald, son que no requieren una comprobación de crédito y no aparecen como deuda en el informe crediticio.

Los préstamos para el plan 401(k) también tienen sus inconvenientes

Pero también hay que tener en cuenta otros factores.

Por un lado, tendrás que ser capaz de devolver el préstamo en un plazo de cinco años. Además, si dejas tu trabajo y no devuelves el préstamo, podrías tener consecuencias. En ese caso, el préstamo se considerará impagado y tendrás que pagar los impuestos y la penalización del 10% sobre lo que aún debas. Y, de nuevo, su dinero se perderá la rentabilidad del mercado.

Algunos expertos afirman que cualquiera que se plantee recurrir a su plan 401(k) para hacer frente a los saldos de las tarjetas de crédito también debería pensar en las razones de comportamiento por las que se endeudó en primer lugar.

“Si uno saca dinero para pagar su deuda de tarjeta de crédito y luego compra más para volver a acumular la deuda, el tiro le sale por la culata”, dice Roth.