IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Esta empresa permite a su empleados tener una semana laboral de 4 días. Estos son los resultados

La compañía tecnológica Bolt, con sede en San Francisco, California, puso a prueba el programa el pasado otoño, y los resultados fueron abrumadoramente positivos.

Michelle Fox - CNCB + Acorns

La semana laboral de cuatro días es una ventaja permanente para los empleados del unicornio tecnológico Bolt.

El desarrollador de comercio electrónico con sede en San Francisco, California puso a prueba el programa el pasado otoño, y los resultados fueron abrumadoramente positivos, según el fundador y director ejecutivo Ryan Breslow.

“No podría imaginarme dirigir una empresa de otra manera”, afirmó.

[Las familias que recibieron cheques de ayuda por hijos deben estar atentas a esta carta que les enviará el IRS]

La productividad aumentó, el trabajo se agilizó y los empleados están contentos. Una encuesta realizada al final del periodo de prueba de tres meses reveló que el 94% de los trabajadores y el 91% de los directivos querían que el programa continuara.

El 84% de los empleados afirmó haber sido más productivo y el 86% fue más eficiente con su tiempo. Por otra parte, el 84% mejoró su equilibrio entre trabajo y vida privada.

La idea no es necesariamente asumir más horas de trabajo, sino trabajar de forma más eficiente. Durante sus horas de trabajo, los empleados se centran más, según Breslow.

“Muchas empresas funcionan con mucho teatro del trabajo, es decir, la gente se preocupa más por la apariencia de trabajar que por el trabajo real”, señaló.

[Activistas laborales temen que el alza del salario mínimo no sea suficiente para enfrentar la inflación]

“Así que tienes innumerables reuniones, innumerables documentos, innumerables presentaciones”, dijo Breslow. “Es imposible filtrar el ruido y llegar al meollo de la cuestión”.

Empleados de Bolt, con sede en San Francisco, California.Bolt

Bolt, que cuenta con 550 empleados a tiempo completo, es una de las pocas empresas de Estados Unidos que han adoptado la semana laboral reducida.

Sus defensores esperan que la idea se imponga, especialmente en una época en la que atraer y retener a los trabajadores es una gran prioridad. Millones de personas han renunciado a sus puestos de trabajo en el marco de la “Gran Dimisión” en los últimos meses, con un récord de 4.5 millones sólo en noviembre. Los expertos esperan que la tendencia continúe.

[Los créditos fiscales por hijos sufren “golpe demoledor” ante la oposición de Manchin al plan de gasto social de Biden]

“Las empresas a las que hemos ayudado a hacer la transición a la semana de cuatro días han ampliado significativamente los candidatos potenciales para ser contratados”, afirmó Joe O’Connor, director del programa piloto global de 4 Day Week Global, que está realizando pruebas de semanas laborales de cuatro días en todo el mundo.

Hasta ahora, 30 empresas de EE.UU. y Canadá se han apuntado a las pruebas coordinadas de seis meses de duración de este año, que se centran en menos horas de trabajo por el mismo salario. También se pondrán en marcha programas piloto en el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

La semana de cuatro días desafía el modelo actual de trabajo y ayuda a las empresas a dejar de medir simplemente el tiempo que la gente está “en el trabajo”, para centrarse más en el rendimiento que se produce”, apuntó O’Connor.

Incluso hay una legislación en el Congreso que reduce la semana laboral estándar a 32 horas, en lugar de 40. No se ha tomado ninguna medida desde que se presentó el proyecto de ley en julio.

Sin duda, la semana laboral de cuatro días no funcionará para todas las empresas o modelos de negocio. Además, tiene que aplicarse correctamente, con un examen riguroso del flujo de trabajo y del número de reuniones en los calendarios.

[Los demócratas buscan extender los créditos por hijo hasta 2025 y hacer permanentes los subsidios de Obamacare]

“Debe servir de punto de entrada a una conversación empresarial centrada y potenciada sobre cómo trabajar de forma más inteligente y eficiente”, dijo O’Connor.

Incluso Bolt hizo algunos ajustes en el camino antes de finalizar su programa permanente.

“No ha sido el ascensor operativo más fácil. Ha costado algo de trabajo”, afirmó Breslow.

Sin embargo, O’Connor tiene la esperanza de que el lento impulso hacia una semana laboral reducida continúe.

“El año 2022 será que anuncie este nuevo y audaz futuro del trabajo”, dijo.

Este artículo hace parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.