IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

En esto han gastado los padres el cheque de estímulo que recibieron por sus hijos

Para algunos el dinero ya estaba gastado y el cheque “solo fue un medio para pagar las deudas”. Otros se dieron unas vacaciones. Y así es como algunos más lograron ahorrar una parte para futuros casos de emergencia.

Por Carmen Reinicke – CNBC + Acorns

Cuando a Laurynn Vaughn, de 37 años, y a sus dos hijas, de 4 y 5 años, les llegó la última ronda de cheques de estímulo por la pandemia de COVID-19, lo primero que pensó esta madre fue en no gastárselo.

Antes de la pandemia, Vaughn tenía ahorrados alrededor de 1,000 dólares. Pero durante la crisis de salud, se dio cuenta de que eso no sería suficiente para cubrir las necesidades de su familia en caso de otra emergencia. Además de dirigir una guardería en Kissimmee, Florida, también es notaria y tiene un trabajo entregando notificaciones judiciales.

“Sabía en el fondo que debía generar más ahorros, porque necesito tener al menos seis meses de gastos para casos de emergencia”, aseguró.

Laurynn Vaughn, de 37 años, y a sus dos hijas, de 4 y 5 años, quienes recibieron los pagos de estímulo por la pandemia de coronavirus.Cortesía de Laurynn Vaughn vía CNBC

Sin embargo, tan pronto recibía el dinero, surgían otros gastos. Tras educar a sus hijas en casa, tuvo que pagar el plan de estudios, el alquiler, los alimentos y los seguros de su negocio y el automóvil.

Aún así, alcanzó a ahorrar alrededor de 2,000 de los 4,200 dólares que recibió del estímulo económico que envió el Gobierno federal. Vaughn es miembro de SaverLife, una organización sin fines de lucro enfocada en la seguridad financiera.

[Al fin llegó la hora: el IRS notifica por correo a las familias elegibles para el crédito fiscal por hijo de hasta $3,600]

"Definitivamente estoy mejor, pero no he cumplido mis objetivos", afirmó, y agregó que ha ahorrado aproximadamente la mitad de la cantidad que necesitaría para seis meses de gastos de manutención.

El impacto de los cheques de estímulo

La última ronda de pagos directos comenzó a enviarse a familias elegibles en marzo, después de que el presidente, Joe Biden, firmara el Plan de Rescate Estadounidense de 1.9 billones de dólares.

El monto total fue de 1,400 dólares para personas que ganan menos de 75,000 en ingresos brutos ajustados y menos de 150,000 dólares para las parejas casadas que declaran impuestos conjuntamente. Además, hubo pagos de 1,400 dólares para los niños, incluidos los dependientes de 17 años o más.

Esto marcó un cambio con respecto a los dos primeros cheques directos, que les dieron a los niños una cantidad menor en la primera ronda y no incluyeron a los dependientes de 17 años o más.

Los datos muestran que el aumento en la cantidad enviada a las familias con hijos dependientes, ayudaron a impulsar la estabilidad económica.

La insuficiencia alimentaria, especialmente en los hogares con niños, se redujo en un 42% de diciembre a abril, según un estudio de Patrick Cooney, subdirector de movilidad económica de Poverty Solutions en la Universidad de Michigan y H. Luke Schaefer, profesor de justicia y director de política social en Poverty Solutions. El estudio, que analiza los datos de la Oficina del Censo, mostró que las mayores caídas en la desnutrición coincidieron con los pagos directos.

Un indicador más amplio de la inestabilidad financiera cayó un 43% entre diciembre y abril para los encuestados con niños, según el estudio. Las familias pudieron ponerse al día con los pagos de la vivienda y su salud mental también mejoró a medida que el dinero del estímulo fluía hacia sus hogares.

[Los precios al consumidor suben un 5% en mayo, el ritmo más rápido desde la gran recesión de 2008]

"Cuando el Gobierno federal tomó medidas sólidas en la forma de amplias transferencias en efectivo que respondieron a las condiciones macroeconómicas, las dificultades se mantuvieron a raya y, según algunas estimaciones, incluso disminuyeron", escribieron los coautores del estudio.

Ayudar a los niños a adaptarse a la vida pandémica

Algunas familias utilizaron el dinero para adaptarse a la vida en pandemia y prepararse para la nueva normalidad.

Monica Ferrey, de 43 años, recibió pagos de 1,400 dólares por dos de sus cuatro hijos: su hijo de 10 y su hija de 19 años, quien finalmente fue elegible para un cheque de estímulo en la tercera ronda como dependiente adulto.

Guardería infantil en Albuquerque para madres de escasos recursos.AP

Justo antes de que comenzara la pandemia, había empezado un nuevo trabajo de tiempo completo como especialista en desarrollo comunitario en San Francisco, California, lo que ayudó a la familia a mantenerse a flote. Aún así, Ferrey contaba con el dinero de sus dos trabajos complementarios como estilista y organizadora de eventos, trabajos que el COVID-19 afectó.

Ferrey le dio uno de los cheques a su hija mayor, que comenzó la universidad este año, para que comprara el escritorio que necesitaba para hacer sus tareas en casa. El resto fue a su cuenta de ahorros.

A su hijo le compró útiles escolares y un piano digital para que aprenda a tocarlo. También le dio dinero para que gastara en lo que quisiera, que usó para comprarse un videojuego, una de las pocas formas que tiene para verse de manera virtual con sus amigos.

[¿Notó una subida del precio de los alimentos y de la gasolina? Prepárese porque va a continuar]

Ferrey también usó una parte de su cheque de estímulo para reparar su automóvil y para llevar a la familia de vacaciones a Monterey, California.

Fue realmente agradable poder sacarlos al aire libre, porque siento que tenerlos adentro tanto tiempo fue realmente difícil”, afirmó Ferrey, también miembro de SaverLife.

El resto del dinero lo destinó a su fondo de emergencias. Antes del COVID-19, había comenzado a ahorrar, pero no estaba demasiado comprometida. Ahora se ha puesto la meta de crear un fondo equivalente a entre tres y seis meses de gastos.

"Estoy tratando de guardar la mayor parte posible”, aseguró.

Poniéndose al día

Algunos ya se habían gastado ese dinero antes de que llegara. Al comienzo de la pandemia, Brittany Baker, de 36 años, fue suspendida de su trabajo de limpieza en un hospital en Dayton, Ohio, porque tenía un alto riesgo de contraer COVID-19 y estaba embarazada en ese momento. En las 25 semanas que tardó en recibir los beneficios por desempleo, las deudas se acumularon.

Baker tiene tres hijos: uno de 4 años, uno de 1 año y un bebé de 11 meses. También está embarazada y el nuevo bebé nacerá en agosto.

Cuando llegó la última ronda de cheques de estímulo, incluidos los pagos de 1,400 dólares para sus dos niños más grandes, la mayor parte de ese dinero se destinó a pagar el alquiler que debía.

[Las personas más ricas del planeta pagan muy pocos (o ningún) impuestos al IRS]

“Fue solo una forma de pagar otra deuda”, contó. A pesar de que pudo volver a trabajar este año, todavía debe miles de dólares ​​y se está preparando para el nacimiento de su cuarto hijo.

“Hice lo que tenía que hacer, no lo que quería”, dijo Baker, quien también es miembro de SaverLife.

¿Que sigue?

Si bien es poco probable que los estadounidenses reciban un cuarto cheque de estímulo, hay más ayuda en camino para las familias con niños. El paquete de rescate fue aprobado en marzo también amplío el crédito fiscal por hijos hasta fin de año y estipuló que la mitad del dinero se enviará a las familias en pagos mensuales.

Esos pagos comenzarán a llegar el 15 de julio. Las personas con hijos e ingresos brutos ajustados de menos de 75,000, ó 150,000 dólares para los casados que presentan una declaración conjunta, recibirán el crédito completo, que es de 3,000 dólares por hijo de entre 6 y 17 años, y de 3,600 dólares para niños menores de 6 años.

Eso equivale a 300 dólares mensuales para un niño menor de 6 años y 250 dólares al mes para niños de entre 6 y 17 años. No hay límite en la cantidad de niños que pueden recibir el crédito si la familia es elegible.

Los pagos mensuales continuarán hasta diciembre. Cuando las familias presenten su declaración de impuestos de 2021, recibirán la segunda mitad del crédito en forma de un reembolso de los impuestos.

Este artículo hace parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión. NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.