IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Tesoro advierte que EE.UU. podría incumplir el pago de su deuda el 1 de junio

La secretaría Janet Yellen informó en una carta que el Gobierno entrará en default "si el Congreso no eleva o suspende el límite de deuda antes de esa fecha". Biden invitó a la Casa Blanca al presidente de la Cámara de Representantes y a congresistas para abordar el tema.

Por Sahil Kapur - NBC News

WASHINGTON — La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, notificó el lunes al Congreso que Estados Unidos podría incumplir el pago de su deuda tan pronto como el 1 de junio, si los legisladores no aumentan o suspenden el mecanismo de endeudamiento del país antes de esa fecha y evitan lo que podría convertirse en una crisis financiera mundial.

"Tras revisar los recientes ingresos fiscales federales, nuestra mejor estimación es que seremos incapaces de seguir satisfaciendo todas las obligaciones del Gobierno a principios de junio, y potencialmente tan pronto como el 1 de junio, si el Congreso no eleva o suspende el límite de deuda antes de ese momento”, escribió Yellen en una carta al Congreso.

La secretaria del Tesoro hizo hincapié en la incertidumbre que rodea la fecha exacta y reconoció que el plazo podría demorarse un poco más. "Esta estimación se basa en los datos actualmente disponibles, ya que los ingresos y desembolsos federales son inherentemente variables, y la fecha real en que el Tesoro agote las medidas extraordinarias podría ser varias semanas posterior a estas estimaciones”, indicó.

La nueva fecha límite da al Congreso un plazo más estrecho para encontrar una solución, ya que Yellen había informado anteriormente que el primer impago podría producirse el 5 de junio. Es habitual que el Departamento del Tesoro ajuste la fecha estimada en la que se agota el dinero en función de la recaudación de impuestos, que fluctúa y puede ser difícil de predecir.

El Gobierno federal alcanzó el límite legal de endeudamiento en enero y desde entonces ha recurrido a "medidas extraordinarias" para pagar sus facturas.

[Los estadounidenses están ahorrando menos de lo usual en 2023: aquí las razones que lo explican]

La Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, sigue en desacuerdo con el Senado, liderado por los demócratas, y con el presidente, Joe Biden, sobre el camino a seguir. Sólo faltan 30 días naturales para que venza el plazo y el margen de negociación es pequeño: el Senado sólo está en sesión durante 15 de ellos, mientras que la Cámara sólo tiene previsto trabajar durante 12.

Antes esta situación, Biden invitó al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, y a un grupo de congresistas a la Casa Blanca el 9 de mayo para hablar sobre el techo de la deuda.

"El fracaso de los republicanos a la hora de elevar el techo de la deuda ha llevado a Estados Unidos al borde de la catástrofe económica”, declaró en un comunicado el senador demócrata por Rhode Island Sheldon Whitehouse, presidente de la Comisión de Presupuestos. “Hoy hemos sabido que estamos potencialmente a un mes de un shock económico autoinfligido que podría empequeñecer la Gran Recesión, y los republicanos están manteniendo a nuestra economía como rehén, añadiendo inestabilidad económica”, afirmó.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, ha aprobado recientemente un proyecto de ley para ampliar el límite de la deuda durante un año, al tiempo que hace retroceder partes de la agenda de energía limpia de Biden e impone una serie de recortes de gastos no especificados. Sin embargo, el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, ha denunciado el proyecto de ley como un camino hacia el impago, y se ha comprometido a celebrar audiencias para poner de relieve “el daño” que causaría.

El proyecto de ley liderado por el Partido Republicano en la Cámara de Representantes propone recortar el gasto discrecional hasta los niveles del año fiscal 2022 e imponer un tope de crecimiento del 1% para la próxima década. Muchos conservadores afirman que no quieren reducir el gasto militar, lo que significa que los recortes propuestos se centrarían en el 15% del presupuesto que incluye la financiación de la educación, la formación laboral, el transporte aéreo y la seguridad ferroviaria, la aplicación de la ley y las prestaciones a los veteranos.

[¿Una semana de trabajo más corta? La propuesta que enciende el debate en México]

Los demócratas sostienen que, de entrar en vigor, el proyecto del Partido Republicano obligaría a recortar el Departamento de Asuntos de los Veteranos. Los líderes republicanos afirman que la legislación lo niegan, aunque no han detallado qué programas se verían afectados o quedarían totalmente eliminados.

“Es imposible predecir con certeza la fecha exacta en que el Tesoro no podrá pagar las facturas del Gobierno, y seguiré informando al Congreso en las próximas semanas a medida que disponga de más información”, insistió Yellen el lunes. “Dadas las proyecciones actuales, es imperativo que el Congreso actúe lo antes posible para aumentar o suspender el límite de la deuda de una manera que proporcione certeza a más largo plazo de que el gobierno seguirá haciendo sus pagos.”