IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El sueldo de los directores de grandes empresas aumentó durante la pandemia mientras aprobaban miles de despidos

El salario medio del director ejecutivo de una empresa que cotiza en la bolsa alcanzó los 12,7 millones de dólares en 2020. Estos son los que más ganan, estado por estado.
/ Source: Telemundo

Por Stan Choe y Sarah Skindmore Sell - The Associated Press

Cuando el coronavirus comenzó a devastar el mundo entero el año pasado, los salarios de los directores ejecutivos (CEO, en inglés) de las grandes empresas parecían estar tan amenazados como todo lo demás, pero en la mayoría de las compañías terminó habiendo mejoras en los sueldos de sus altos directivos.

Muchas de esas personas con altas cargos gerenciales tenían juntas directivas dispuestas a ver la pandemia como un acontecimiento extraordinario fuera de su control. Los directivos de empresas de todo el país introdujeron cambios en las intrincadas fórmulas que determinan el salario de sus ejecutivos y otras medidas que ayudaron a compensar las pérdidas creadas por la crisis.

Esto trajo como resultado que los paquetes salariales para los directores generales de grandes empresas aumentaran de nuevo el año pasado, a pesar de que la pandemia envió a la economía a su peor trimestre registrado y redujo los beneficios corporativos en todo el mundo.

El paquete salarial promedio de un director ejecutivo de una empresa del S&P 500 alcanzó los 12.7 millones de dólares en 2020, según datos analizados por Equilar para la agencia de noticias The Associated Press. Eso significa que la mitad de ellos ganaron más y la mitad ganaron menos. Es un 5% más que el promedio salarial de ese mismo grupo de ejecutivos en 2019 y una aceleración respecto a la subida del 4,1% en la encuesta del año pasado.

[Amazon y McDonald's abren miles de puestos de trabajo con sueldos mejorados]

El estudio de Equilar tuvo en cuenta sólo las empresas que cotizan en bolsa con más de 1,000 millones de dólares de ingresos y que presentaron sus declaraciones de representación ante los reguladores federales entre el 1 de enero y el 30 de abril.

En Advance Auto Parts, el sueldo del director general Tom Greco para 2020 estaba en línea para recibir un golpe debido a una subido en los costos relacionados con la pandemia. La prolongación de las bajas por enfermedad y los gastos en desinfectantes para manos y otros equipos de seguridad, por un total de 60 millones de dólares, arrastraron dos medidas clave que ayudan a fijar su remuneración por rendimiento.

Pero como el comité de compensación de la junta directiva consideró estos costos como extraordinarios e imprevistos, los excluyó de sus cálculos. Esto ayudó a que la compensación total de Greco aumentara un 4.7% el año pasado, hasta los 8.1 millones de dólares.

En Carnival, el operador de cruceros concedió subvenciones en forma de acciones a los ejecutivos, en parte para animar a sus líderes a permanecer en la empresa mientras la pandemia los obligaba a detener los viajes y a despedir a los trabajadores.

Para la compensación de 2020 del director ejecutivo de la empresa, Arnold Donald, esas subvenciones se valoraron en 5.2 millones de dólares, aunque su valor total dependerá en última instancia de los resultados de la empresa en cuanto a la reducción de emisiones de carbono y otras medidas en los próximos años.

Esto ayudó a que Donald recibiera una compensación total valorada en 13,3 millones de dólares, un 19% más que el año anterior, incluso cuando Carnival tuvo una pérdida de 10,200 millones de dólares en el año fiscal.

[Camioneros y enfermeras: estos son los trabajos más requeridos durante la reactivación económica (y los que nadie quiere)]

“Blindaje para los directivos”

El resto de los trabajadores también vieron ganancias, pero no al mismo ritmo que sus jefes. Y millones de personas perdieron sus empleos.

Los salarios y las prestaciones de todos los trabajadores que no pertenecen a la Administración pública aumentaron sólo 2.6% el año pasado. Eso es lo que dicen los datos del Gobierno, que ignoran el efecto de los trabajadores que cambian de sector. Se trata de una distinción importante, ya que el número de trabajadores con salarios más bajos que perdieron su empleo con el cierre de la economía por la pandemia fue mayor que el de los profesionales que podían trabajar desde casa.

"Este debería haber sido un año de sacrificio compartido", dijo Sarah Anderson, que dirige el proyecto de economía global en el Instituto de Estudios Políticos, de tendencia izquierdista. "En lugar de ello, se convirtió en un año de blindaje de los directivos frente al riesgo, mientras que fueron los empleados de primera línea los que pagaron el precio", agregó.

Este estudio sobre la remuneración incluyó los datos de los directores generales de las empresas del S&P 500 que han prestado servicios durante al menos dos años fiscales completos en sus empresas, que presentaron declaraciones de representación entre el 1 de enero y el 30 de abril.

No incluye a algunos consejeros delegados muy bien pagados que no se ajustan a ese criterio. Las cifras de la remuneración de los directores generales incluyen a veces la concesión de acciones y opciones que no llegan a recibir a menos que alcancen determinados objetivos de rendimiento.

[Salarios injustos y poco descanso: trabajadores latinos demandan a Kim Kardashian por presuntas violaciones de derechos laborales]

Lentitud en la diversidad

La mayoría de las mujeres que dirigen grandes empresas del país también vieron aumentar su sueldo en 2020, a pesar del duro golpe en la economía que dio la pandemia. Sin embargo, el salario promedio de las directoras generales descendió en 2020.

El grupo, que ya era pequeño, vio cómo varias mujeres de alto perfil abandonaban sus puestos el año pasado. Esto significa que los cambios en la remuneración de unas pocas ayudaron a distorsionar las cifras generales, lo que pone de manifiesto la lentitud con la que la diversidad se ha impuesto en las oficinas corporativas en EE.UU.

De los 342 directores ejecutivos que figuran de la encuesta sobre la remuneración de las empresas del S&P 500, sólo 16 eran mujeres. Esta cifra es inferior a la de 20 que se contabilizó el año anterior, ya que ejecutivas como Virginia Rometty, de IBM, dejaron sus puestos. La encuesta sólo incluye a las directoras generales que han prestado servicio durante al menos dos años fiscales completos en sus empresas, para evitar las distorsiones de las grandes primas de contratación. 

La mayoría de las mujeres directoras generales de la encuesta de este año vieron un aumento de la compensación: 81% de ellas (13 de 16), frente al 60% de todos los directores generales masculinos de la encuesta. Sin embargo, la CEO de Duke Energy, Lynn Good, experimentó un descenso de casi el 3% en su remuneración, hasta los 14,3 millones de dólares. Está justo en la mitad de la escala salarial entre las mujeres CEO de la encuesta, por lo que ayudó a establecer el promedio salarial para ellas el año pasado en 13,6 millones de dólares.

[Siete de cada 10 trabajadores que ganan propinas son mujeres. Subir el salario mínimo las protegería]

Este nivel supone un descenso del 1.9% con respecto al promedio que esas mismas mujeres ganaban un año antes. Y se compara con una media de 12.6 millones de dólares para todos los directores generales masculinos en la encuesta de este año, que es un 5.2% más alta que la media para ellos de un año antes. 

Aunque el número de mujeres en la encuesta descendió el año pasado, los expertos afirman que el cambio se está produciendo, sólo que, de forma muy lenta, ya que las empresas no han reconocido ni preparado adecuadamente a un mayor número de mujeres para el puesto.

Los mejores pagados por estado

Estos son los directores ejecutivos mejor pagados por estado durante el año 2020, según los cálculos de AP y Equilar.

Alabama: Edward K. Aldag, Jr. de Medical Properties Trust: 16.9 millones de dólares

Arizona: Joseph M. Hogan de Align Technology: 15.5 millones de dólares

Arkansas: C. Douglas McMillon de Walmart: 22.6 millones de dólares

California: Tony Xu de DoorDash: 413.7 millones de dólares

Colorado: Alexander Karp de Palantir Technologies: 1,100 millones de dólares

Connecticut: Thomas M. Rutledge de Charter Communications: 38.7 millones de dólares

Delaware: Hervé Hoppenot de Incyte: 16.4 millones de dólares

Washington, D.C.: Andrew C. Florance de CoStar Group: 21.3 millones de dólares

Florida: Frank J. Del Rio de Norwegian Cruise Line: 31.9 millones de dólares

Georgia: Michael Hayford de NCR: 28.3 millones de dólares.

Hawái: Matthew J. Cox de Matson: 5.1 millones de dólares

Illinois: Gregory Q. Brown de Motorola Solutions: 23 millones de dólares

Indiana: David Ricks de Eli Lilly: 17.8 millones de dólares

Iowa: Daniel Houston de Principal Financial Group: 11.,6 millones de dólares

Kansas: Adam M. Aron de AMC Entertainment: 16.9 millones de dólares

Kentucky: Bruce D. Broussard de Humana: 16.5 millones de dólares

Luisiana: Jeffrey K. Storey de Lumen Technologies: 17 millones de dólares

Maine: Melissa Smith de WEX: 16.3 millones de dólares

Maryland: David Zaslav de Discovery: 37.7 millones de dólares

Massachusetts: Larry Culp de General Electric: 72.7 millones de dólares

Michigan: Jay Farner de Rocket Companies Inc: 51.7 millones de dólares

Minnesota: Brian C. Cornell de Targe: 19.8 millones de dólares

Mississippi: Joe Sanderson, Jr. de Sanderson Farms: 4.5 millones de dólares

Missouri: Michael Neidorff de Centene: 25 millones de dólares

Nebraska: Lance Fritz de Union Pacific: 13.4 millones de dólares

Nevada: Matt Maddox de Wynn Resorts: 18.2 millones de dólares

New Hampshire: G. Manning Rountree de White Mountains Insurance: 7.2 millones de dólares

Nueva Jersey: Alex Gorsky de Johnson & Johnson: 23.1 millones de dólares

Nuevo México: Patricia K. Collawn de PNM Resources: 9 millones de dólares

Nueva York: Joseph Levin de IAC/InterActiveCorp: 189.5 millones de dólares

Carolina del Norte: Brian T. Moynihan de Bank of America: 25.4 millones de dólares

Dakota del Norte: David L. Goodin de MDU Resources Group: 6 millones de dólares

Ohio: Kevin Stein de Grupo TransDigm: 22.1 millones de dólares

Oklahoma: Chad Richison de Paycom Software: 211.1 millones de dólares

Oregón: Bryan DeBoer de Lithia Motors: 8.3 millones de dólares

Pensilvania: Brian L. Roberts de Comcast: 32.7 millones de dólares

Rhode Island: Brian Goldner de Hasbro: 16.4 millones de dólares

Carolina del Sur: John D. Williams de Domtar: 6.7 millones de dólares

Dakota del Sur: Linden R. Evans de Black Hills: 4.1 millones de dólares.

Tennessee: Samuel N. Hazen de HCA Healthcare: 18.1 millones de dólares

Texas: Perry A. Sook de Nexstar Media: 23.6 millones de dólares

Utah: Todd R. Pedersen de Vivint Smart Home: 30.1 millones de dólares

Virginia: Richard D. Fairbank de Capital One Financial: 20.1 millones de dólares

Washington: Clay B. Siegall de Seagen: 16.5 millones de dólares

Wisconsin: Kevin Conroy de Exact Sciences: 20.1 millones de dólares