IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El plan de estímulo de Biden incluye una ayuda por hijo de hasta $3,600. Su objetivo es que sea permanente

El beneficio completo estaría disponible para padres solteros que ganen hasta 75,000 dólares al año y para parejas que logren hasta 150,000. Los pagos se reducirían gradualmente después de esos umbrales.

El proyecto de ley de estímulo económico por la crisis del COVID-19 incluye una propuesta destinada a sacar a millones de niños de la pobreza, pero es probable que los republicanos presenten objeciones en el Senado, donde el plan impulsado por Biden aguarda su aprobación tras ser validado por la Cámara de Representantes el pasado sábado. 

Los demócratas quieren aumentar el crédito fiscal por hijos hasta 3,600 dólares por menor de 6 años y 3,000 dólares por jóvenes de hasta 17 años durante un año para ayudar a combatir la crisis económica. 

Actualmente se pueden reclamar hasta 2,000 dólares por hijo como ayuda fiscal, que comienzan a perderse cuando los ingresos alcanzan los 200,000 dólares para individuos y 400,000 para parejas casadas. Está vigente desde una reforma fiscal liderada por los republicanos en 2017 y es un crédito fiscal anual. Pero millones de hogares de muy bajos ingresos no obtienen el crédito completo  porque no pagan suficientes impuestos o no obtienen suficientes ingresos para solicitarlo.

[Biden acepta recortar quién recibe el cheque de $1,400 para asegurar la aprobación del Senado]

El plan demócrata aumentaría el crédito fiscal, lo haría totalmente reembolsable y autorizaría pagos periódicos. Los hogares de bajos ingresos recibirían los montos completos durante todo el año, incluso si no pagan impuestos sobre la renta o no tienen ingresos. Las cantidades ampliadas comenzarían a eliminarse una vez que los ingresos alcancen los 75,000 dólares para individuos y 150,000 para parejas casadas.

Los defensores de la propuesta argumentan que el proyecto de ley reduciría la pobreza infantil a la mitad. Pero ese crédito está programado para durar solo hasta 2021, y sus patrocinadores ya advierten lo que sucederá si expira e instan a una extensión permanente.

"Estamos seguros de que el Congreso no va a querer duplicar la tasa de pobreza infantil en este país", delcaró el senador Michael Bennet, demócrata por Colorado, a los periodistas la semana pasada.

Una vez que el crédito más alto se pon en marcha, no desaparecerá, independientemente de que caduque del 31 de diciembre, predijo Brian Riedl, un exasistente republicano del Senado que ahora es miembro senior del Manhattan Institute, un grupo de expertos conservador.

[El plan de estímulo de Biden incluye una reforma fundamental para reforzar Obamacare]

“La historia sugiere que cualquier expansión temporal del crédito infantil se volverá permanente”, señaló Riedl al diario The Wall Street Journal.

Niños eligen juguetes en un sorteo navideño celebrado en el vecindario de Lincoln Heights de Los Ángeles, California, el jueves 17 de diciembre de 2020.AP Photo/Jae C. Hong

Los congresistas tendrían que aprobar el proyecto de ley nuevamente si el Senado realiza cambios, lo que significa que el proyecto de ley podría obtener una votación final el lunes antes de dirigirse a Biden.

[Primera derrota de Biden en la formación de gobierno: la Casa Blanca retira la nominación de Neera Tanden como jefa de presupuesto]

Casi 11 millones (uno de cada siete) niños en Estados Unidos viven en la pobreza, según el Center for American Progress. La propuesta sacaría de la pobreza a casi cino millones de niños, según el Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia. Eso reduciría la tasa de pobreza infantil en un 52% para los niños negros, un 45% para los niños hispanos, un 61.5% para los niños nativos americanos y un 38.6% para los niños blancos.

La medida beneficiaría, por ejemplo, a 132,000 niños de Connecticut cuyas familias ganan menos de 23,000 dólares anuales, según el Instituto de Política Fiscal y Económica (ITEP, por su sigla en inglés). En el estado se beneficiarían 721,300 niños en tramos de ingresos desde el más bajo al más alto, dice ITEP. A nivel nacional, las familias que ganan menos de 21,300 dólares anuales verían un aumento del 37.4% en sus ingresos debido al crédito tributario por hijos ampliado, según la misma organización.

Los demócratas apoyan firmemente la propuesta, y es probable que permanezca en la versión final del proyecto de ley en el que el Senado está trabajando esta semana.

Es poco probable que el paquete final se apruebe con el apoyo republicano en el Senado. Muchos senadores republicanos se oponen al coste de 1.9 billones de dólares y la inclusión de disposiciones que consideran irrelevantes para el alivio de la crisis.

[Fuertes críticas contra Texas por eliminar la obligación de emplear mascarilla antivirus]

Los republicanos se oponen a la expansión permanente del crédito, pero han apoyado versiones más modestas del mismo programa.

El senador Mike Crapo, republicano por Idaho, el principal republicano en el Comité de Finanzas del Senado, y el senador Chuck Grassley, republicano por Iowa, expresaron su preocupación al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés) sobre la implementación de un sistema de pago para el crédito y las dificultades para financiarlo. Grassley afirmó el martes que el crédito sería una "pesadilla administrativa".

Otros senadores republicanos propusieron sus propios cambios al crédito tributario por hijos.

El senador Mitt Romney, republicano por Utah, presentó un plan para proporcionar un beneficio en efectivo mensual de 350 dólares por niño para familias con niños menores de 6 años o 250 mensuales para familias con niños de 17 años o menos.

[El exmédico de Trump y Obama tomaba alcohol y sedantes y acosó a sus empleados, según denuncia el Pentágono]

La propuesta de Romney se pagaría eliminando programas federales como una deducción de impuestos estatales y locales y el programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF, por su sigla en inglés), un programa de asistencia en efectivo para familias que tienen poco o ningún dinero o no tienen una manera de obtener dinero.

Con información de The New Haven Register, USA Today y The Wall Street Journal.