IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El desempleo baja ligeramente en agosto al 5.2% y las contrataciones se frenan de forma abrupta por la variante delta

Este viernes el Departamento de Trabajo publica los datos de empleo del mes de agosto. Tras dos meses de gran crecimiento con casi dos millones de nuevos empleos, los números muestran un frenazo debido al repunte de contagios de coronavirus durante el verano.

El crecimiento del empleo en Estados Unidos se ralentizó en agosto debido en parte al repunte de casos de COVID-19 por la variante delta, y la tasa de desempleo bajó de 5.4% de julio al 5.2%, según datos de empleo del Departamento de Trabajo publicados este viernes.

Tras haber sumado 1.8 millones de puestos de trabajo en los dos últimos meses, la economía sumó apenas 235,000 empleos. Economistas encuestados por Bloomberg buscaban una ganancia de 725,000 puestos de trabajo.

El presidente, Joe Biden, se pronunció sobre el reporte este viernes en la mañana, destacando los avances que ha logrado su Administración en la economía y dónde se puede mejorar.

"Hemos añadido empleos cada mes. He añadido más empleos en mi primer año que cualquier otro presidente", dijo Biden. El presidente recalcó que este año la economía creció más rápido que en los últimos 40 años, que las solicitudes del alivio por desempleo continúan bajando mes a mes y que los salarios están aumentando para la clase trabajadora. 

"Pero no estamos donde tenemos que estar", agregó. Biden aseguró que los datos decepcionantes de este mes "sin duda" se debían a la variante delta y a lo que llamó "la pandemia de los no vacunados", y dijo que la próxima semana iba a presentar los pasos que planea tomar su Gobierno para combatir el avance de esta letal variante.

Biden adelantó que se tratará de proteger las escuelas, los negocios y las familias. "Vamos a reducir los cuellos de botella en la producción, y aliviar la presión a los padres, en particular las madres, para que puedan retornar a la fuerza laboral". 

"Esta lucha de ahora es muy distinta que la que atravesamos en el invierno", añadió.

La extensión de la pandemia ha causado, entre otros estragos a la economía, una escasez de materias primas que están hudiendo las ventas de automóviles y la reposición de suministros, afectando, por ejemplo, la producción de Ford y General Motors.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 750,000 puestos de trabajo el mes pasado, según una encuesta de Reuters entre economistas. 

[¿Todavía no se ha inscrito para recibir los cheques de ayuda por hijo? Siga estos pasos]

"La variante delta es como una tormenta de arena en una economía soleada", explicó a Reuters Sung Won Sohn, profesor de finanzas y economía de la Universidad Loyola Marymount de Los Ángeles, California. "Si no fuera por eso, el empleo en agosto habría sido aún mayor", añadió.

Los analistas predecían un crecimiento moderado en los sectores del ocio y la hostelería ante la caída de viajes en avión, alojamientos en hoteles y comidas fuera de casa debido a la pandemia.

[Las peleas por dinero pueden destruir familias. Aquí le contamos cómo evitarlo]

El informe del viernes es crucial para los mercados financieros, ya que los inversores intentan calibrar el momento en que la Reserva Federal anunciará cuándo empezará a reducir su masivo programa mensual de compra de bonos.

Un camarero de Lenworth Thompson sirve el almuerzo a David Zennario, izquierda, y Alex Ecklin en el restaurante Junior's en Nueva York, el 30 de septiembre de 2020.AP Photo/Mark Lennihan

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, afirmó la semana pasada que la recuperación económica está encurso, pero no avanzó nada sobre cuándo el banco central estadounidense planea reducir sus compras de activos más allá de decir que podría ser "este año".

[¿Quiere mejorar su vida y sus finanzas? Una cosa debe hacer, según expertos]

A pesar del repunte de casos de COVID-19, es probable que el sector del ocio y la hostelería representara una gran parte del aumento de las nóminas el mes pasado. Algunos economistas esperan que el golpe a los restaurantes y bares se produzca en forma de reducción de horas.

El empleo en el sector público probablemente aumentó de forma sólida gracias a la reapertura de las escuelas, aunque el ritmo se redujo con respecto a los 240,000 puestos de trabajo de julio.

Se espera que las nóminas del sector manufacturero hayan aumentado en 25,000 puestos de trabajo en agosto. La contratación en las fábricas se está viendo limitada por la escasez de insumos, especialmente de semiconductores, que han hundido la producción y las ventas de vehículos de motor.

La escasez de materias primas también ha dificultado la reposición de inventarios de las empresas.

"En algún momento la producción debería repuntar, lo que permitiría reponer los suministros y apoyar las ventas, pero no está claro cuándo ocurrirá", explicó a Reuters Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

[Consejos financieros para los que quieren cambiar de trabajo y no tengan que endeudarse]

La pandemia ha trastornado la dinámica del mercado laboral, creando una escasez de trabajadores mientras 8.7 millones de personas están oficialmente desempleadas.

A finales de junio hubo un récord de 10.1 millones de puestos de trabajo vacantes. La falta de guarderías asequibles, el temor a contraer el coronavirus, los generosos subsidios de desempleo financiados por el Gobierno federal, así como las jubilaciones y los cambios de carrera relacionados con la pandemia han sido algunos de los responsables.

Con la escasez de mano de obra, es probable que los ingresos medios por hora aumenten un 0.3%, tras subir un 0.4% en julio. Eso mantendría el aumento anual de los salarios en el 4% en agosto.

Con información de Reuters.