IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Congreso se retrasa en las negociaciones para el nuevo cheque y recurre a un proyecto de ley para ganar tiempo y evitar un cierre de Gobierno

La medida fue aprobada por ambas cámaras y firmada por el presidente Trump. Con ella los legisladores buscan mantener el financiamiento del Gobierno federal durante el fin de semana y evitar un cierre a medianoche, para seguir discutiendo el plan de ayuda que podría votarse el domingo.

Ambas cámaras del Congreso aprobaron este viernes una resolución para mantener el financiamiento del Gobierno federal durante el fin de semana y evitar un cierre a medianoche, mientras los legisladores ganan tiempo para culminar las negociaciones sobre el esperado segundo paquete de alivio económico por la pandemia del COVID-19, que se espera que incluya pagos directos de 600 dólares y otras ayudas.

La medida fue confirmada rápidamente por el Senado y firmada poco después por el presidente saliente, Donald Trump.

El Congreso lleva días negociando a contratiempo el plan de financiamiento federal para 2021, que debía ser aprobado antes de la medianoche de hoy para evitar el cierre.

Los principales legisladores llevan días negociando el paquete de estímulo en paralelo. Y, aunque se esperaba que este viernes hubiera un voto sobre la medida de alivio de 900,000 millones de dólares, durante el día las partes negociadoras tuvieron nuevos desacuerdos, tras los que es probable que hasta el domingo no haya una votación final. 

Con la firma de Trump, ahora hay una nueva fecha límite (la medianoche del domingo) para aprobar el presupuesto federal de 2021. Esto les dará a los negociadores el fin de semana como margen para intentar resolver las diferencias sobre el paquete de ayuda. 

¿Por qué no pudo ser aprobado el cheque este viernes?

Los líderes del Congreso acordaron negociar sobre la base de un paquete de 900,000 millones a mitad de semana, en el que están de acuerdo incluir pagos semanales extra por desempleo de 300 dólares, una nueva ronda de pagos directos, financiamiento para pequeñas empresas y dinero para distribuir las vacunas contra el COVID-19.

[“No nos vamos, se lo aseguro”: McConnell dice que el Senado aprobará más ayudas por el COVID-19 antes de cerrar por vacaciones]

Sin embargo, el viernes surgió un nuevo obstáculo cuando los demócratas acusaron a los republicanos, encabezados por el senador por Pennsylvania Pat Toomey, de buscar obstaculizar a la Administración entrante, con el presidente electo Joe Biden al frente, al recortar las facilidades de préstamos de emergencia de la Reserva Federal creadas por la Ley CARES para proteger la frágil economía.

Los demócratas quieren extender este recurso hasta el nuevo año, describiéndolo como una herramienta importante para responder a la crisis económica.

Un importante asesor demócrata dijo que "estaba a la vista un acuerdo para entregar ayuda al pueblo estadounidense hasta que el senador Toomey y los republicanos insertaron una disposición puramente política de muy última hora" para "atar las manos de Biden y arriesgarse a hacer que la economía caiga en picada".

Toomey calificó el tema como de "máxima prioridad" en una llamada telefónica con los periodistas, argumentando que los programas de préstamos de la Reserva Federal fueron diseñados para ser "temporales" y "cesar sus operaciones a más tardar a fines de 2020".

Los demócratas han reprochado la posición de Toomey.

"Después de semanas de negarse a reconocer la victoria de Biden, algunos republicanos ahora han decidido que sabotear su presidencia es más importante que ayudar a que nuestra economía se recupere al insistir en que cualquier legislación de ayuda para el COVID-19 también restringe la capacidad de la Reserva Federal y la nueva Administración para ayudar a los estados, ciudades y negocios estadounidenses el próximo año ", dijo la senadora Elizabeth Warren, demócrata por Massachusetts.

Posible votación el domingo

El viernes pasado, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, se mostró optimista sobre las negociaciones para el nuevo paquete de estímuo.

"Soy incluso más optimista ahora que anoche de que un acuerdo bipartidista y bicameral para un paquete de rescate grande está cerca", dijo. "Como he dicho, el Senado estará aquí hasta que se apruebe un acuerdo, cuando sea que ocurra".

McConnell y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijeron cada uno esta semana que planeaban negociar en conjunto el paquete de ayuda y el proyecto de ley de financiamiento obligatorio 1.4 mil millones que se ha venido negociando en las últimas semanas.

Este viernes, el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, demócrata por Maryland, suspendió la sesión de la Cámara hasta las 5:00 pm, y ya que aún no se había materializado un acuerdo, los demócratas sometieron a votación la medida para evitar el cierre del Gobierno.

[Millones de familias en riesgo de ser desalojadas al perder su empleo y no poder pagar la renta]

Hoyer aplazó la sesión de la Cámara hasta el domingo al mediodía, dejando claro que no habrá votaciones el sábado incluso si se llega rápidamente a un acuerdo sobre el paquete de estímulo.

El proyecto de ley de financiamiento del Gobierno está listo para aprobarse, dijeron asistentes cercanos a las conversaciones citados por NBC News, la cadena hermana de Noticias Telemundo. Donde están las cosas estancadas en en el paquete de alivio por la pandemia.

Con información de NBC News