IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El alto costo de la renta está causando cada vez más desalojos. Estos consejos para inquilinos pueden ser valiosos

Quienes están atrasados en el pago del alquiler o son sometidos a un desalojo “enfrentan una experiencia familiar traumática y destructiva”. Si su arrendador decidió sacarlo de la propiedad, conocer sus derechos y contar con asesoría legal pueden hacer la diferencia.

Por Annie Nova - CNBC

El aumento del precio de los alquileres y el fin de las moratorias de desalojo por la pandemia han causado que cada vez más inquilinos enfrenten órdenes de desahucio.

Sólo en la primera semana de enero, la organización Eviction Lab de la Universidad de Princeton contabilizó más de 9,300 desalojos en los nueve estados y las 32 ciudades que monitorea.

Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York casi 4,400 familias e inquilinos han sido desalojados de sus apartamentos desde enero de 2022, cuando se levantó la moratoria.

“Hemos visto en los últimos meses un aumento de las órdenes de desalojo en las áreas que monitoreamos, en algunos casos a niveles como antes de la pandemia y, en otros, peor”, afirmó Jacob Haas, especialista en investigación de Eviction Lab.

Las ayudas para los inquilinos durante la pandemia expiraron en varios estados, lo que ha aumentado los desalojos.
Las ayudas para los inquilinos durante la pandemia expiraron en varios estados, lo que ha aumentado los desalojos. Getty Images

Quienes están atrasados en el pago del alquiler o han sido desalojados “enfrentan una experiencia familiar traumática y destructiva”, dijo Haas.

Pero los inquilinos pueden estar mejor preparados si conocen sus derechos y están mejor informados sobre lo que pueden o no hacer sus arendadores.

Conozca sus derechos

Aunque es un momento difícil para los inquilinos, ya que los alquileres han aumentado de precio, la pandemia también generado nuevas protecciones. Según los expertos, es crucial que conozca sus derechos como arrendatario de una propiedad.

En algunas ciudades, por ejemplo, los propietarios están limitados a la hora de subir el alquiler. Si se enfrenta a un desalojo por un aumento ilegal, puede hablarlo con su casero y hasta llevarlo ante una corte de vivienda.

En algunos lugares, los inquilinos tienen derecho a un plazo determinado de aviso en caso de desahucio. Ese tiempo es de 90 días como mínimo en determinadas ciudades como Portland (Maine). Y en otras como Oakland (California), los maestros y las familias con hijos en edad escolar han sido beneficiados recientemente por nuevas protecciones contra el desalojo.

Mientras tanto, si el dueño ha subido su alquiler por encima de una determinada cantidad, en algunas ciudades, como Seattle y Portland (Oregon), es posible pedir al gobierno local que cubra parte de sus gastos de mudanza.

Acuda a un abogado

Si su casero decidió desalojarlo, los defensores de la vivienda recomiendan que busque un abogado lo antes posible.

Un estudio realizado en Nueva Orleans reveló que más del 65% de los inquilinos sin representación legal fueron desalojados, frente a sólo el 15% de los que acudieron a la audiencia con un abogado.

Puede encontrar ayuda legal gratuita o de bajo costo en su estado en el sitio web Lawhelp.org.

En un número creciente de estados, como Washington, Maryland y Connecticut, los inquilinos que se enfrentan a un desalojo tienen derecho a un abogado. Puede encontrar una lista más larga de locaciones en civilrighttocounsel.org.

Valore otras opciones de pago

La mayoría de los programas de ayuda para el alquiler que se abrieron durante la pandemia ya están cerrados, pero algunos siguen aceptando solicitudes.

En el sitio web de la National Low Income Housing Coalition puede encontrar una guía por estados de las opciones de ayuda aún disponibles.

[Tres movimientos financieros clave y por qué debe hacerlos a principios de año]

La siguiente opición no es una que recomienden los expertos, pero algunos inquilinos están utilizando sus tarjetas de crédito para pagar el alquiler. Pocos propietarios o mánagers de propiedades aceptan este método, así que se debe buscar un sistema externo, como Plastiq o PayPal.

Pero esta opción sólo debe utilizarse en situaciones extremas, afirmó Ted Rossman, analista sénior de la industria en CreditCards.com.

“El mayor problema al que se enfrentan (quienes pagan con tarjetas de crédito) es el balance y los intereses”, afirma Rossman. “Esto puede hacer que un gasto ya considerable sea mucho más sustancial”.

En su lugar, recomienda a los inquilinos pedir al propietario una prórroga o un plan de pago. Otras formas de pagar el alquiler pueden ser pedir prestado a familiares y amigos, o tomar dinero de su plan de jubilación, agregó Rossman.