IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cuánto dinero tienen los estadounidenses en su cuenta de banco: es menos de lo que probablemente piensa

“La incapacidad de muchos para hacer frente a una emergencia que cueste $500 o $1,000 dólares puede tener un efecto dominó en sus vidas”, advierte un experto en finanzas. Le contamos cómo crear un fondo para imprevistos y dónde es más inteligente guardarlo.

Por Mike Winters — CNBC

Casi la mitad de los estadounidenses tienen 500 dólares o menos en sus cuentas de ahorro, una cantidad que los deja vulnerables ante gastos inesperados, según una encuesta de GOBankingRates realizada en noviembre de 2023 a 1,063 adultos.

Alrededor del 29% de los encuestados tiene entre 501 y 5,000 dólares en sus cuentas de ahorro, mientras que el 21% restante tiene 5,001 o más.

Además, pocos tienen mucho dinero en sus cuentas corrientes. De los encuestados, el 60% afirmó tener 500 dólares o menos, mientras que sólo alrededor del 12% dijo tener un saldo de 2,001 o más.

La falta de efectivo en cuentas corrientes o de ahorro sugiere que muchos estadounidenses viven al día. Esto les hace vulnerables a gastos inesperados, lo que subraya la importancia de tener un fondo de emergencia.

Sin fondos para emergencias

Los planificadores financieros suelen recomendar tener a mano una reserva de efectivo, conocida como fondo de emergencia, para cubrir gastos imprevistos. Sin embargo, muchos estadounidenses no parecen tener uno.

Hay muchas razones para ello. En algunos casos, los estadounidenses tienen dificultades para llegar a fin de mes en épocas de alta inflación. Pero en otros, puede tratarse de profesionales con buen nivel socioeconómico que no tienen el hábito de ahorrar dinero.

[La inflación y la economía están entre las mayores preocupaciones de los latinos, según una encuesta]

“La incapacidad de los estadounidenses para hacer frente a una emergencia que cueste 500 o incluso 1,000 dólares puede ser perjudicial desde el punto de vista financiero, y tener un efecto dominó en su vida”, señala Alex Lozano, planificador financiero certificado y fundador de Lozano Group Wealth Management.

Eso se debe a que la gente suele recurrir a tarjetas de crédito con intereses altos para cubrir gastos imprevistos, asegura.

“Acumular deudas puede conducir a un ciclo de reembolsos e intereses del que puede ser difícil escapar”, dice Christopher Lazzaro, consultor financiero colegiado y fundador de Plan For It Financial. “Un fondo de emergencia ayuda a evitar caer en esta trampa de la deuda”.

Lozano recomienda aspirar a crear un fondo de emergencia que equivalga a entre tres y seis meses de sus gastos, aunque “la situación de cada persona es diferente”. Una persona soltera o con un cónyuge que no trabaje podría ahorrar 12 meses de gastos, asevera.

Para empezar, tendrá que encontrar un hueco en su presupuesto para hacer aportaciones mensuales de ahorro para emergencias, lo cual puede ser más fácil de decir que de hacer.

Si no puede recortar sus gastos cotidianos, puede tener sentido que reduzca temporalmente las aportaciones a las cuentas de jubilación. “Antes de empezar a invertir para el futuro, hay que crear una cuenta de emergencia”, añade Lozano.

No pasa nada por empezar poco a poco, aunque sólo sean 20 dólares al mes. Lo importante es que se adquiera el hábito de hacer aportaciones regulares, que podrá aumentar más adelante, cuando haya más ingresos.

La manera más inteligente de guardar los fondos para emergencias

Una vez que haya guardado parte de sus ingresos mensuales para crear un fondo de emergencia, puede ser inteligente guardarlo en una cuenta de ahorro de alto rendimiento, donde acumulará intereses y podrá retirarlo rápidamente en caso de emergencia.

Actualmente, se pueden encontrar cuentas de ahorro de alta rentabilidad con rendimientos porcentuales anuales cercanos al 4.5%, frente a una media del 0.6% para todas las cuentas de ahorro, según Bankrate.

Sin embargo, sólo el 9.8% de los encuestados afirma tener una cuenta de ahorro de alto rendimiento, según GOBankingRates.

Una de las razones por las que la gente no se cambia a una de estas cuentas, a pesar de los mejores tipos de interés, es la inercia, ya que muchos ya tienen una cuenta de ahorro tradicional con el banco en el que han estado durante años.

Pero los tipos de interés más altos pueden merecer la pena. Un saldo de 500 dólares en una cuenta de alto rendimiento que ofrezca un 4.5% equivale a 22.50 dólares de intereses al cabo de un año, frente a los tres que genera una cuenta de ahorro tradicional.

Aunque al principio no parezca mucho dinero, seguirá creciendo con el tiempo, sobre todo si acumula un fondo para emergencias que cubra los gastos de varios meses.