IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Con el fin de la pandemia de COVID-19 puede que gaste más: así puede identificar y controlar un potencial problema económico

Las ganas de consumir y gastar fuera de casa guiados por la alegría del fin de la pandemia de coronavirus pueden conllevar un descontrol para su economía. Le explicamos qué alertas debe tener en cuenta y qué puede hacer para solucionarlo.

Carmen Reinicke - CNBC

Los índices de vacunación contra el COVID-19 están aumentando, los estados están eliminando sus restricciones pandémicas y los estadounidenses se sienten bien al salir y gastar su dinero después de un año y medio consumiendo únicamente en casa.

"Ahora estamos saliendo de una cueva, básicamente, y hay muchas emociones en torno a esta situación", señaló Susan Greenhalgh, una asesora financiera acreditada que dirige Mind Your Money en Providence, Rhode Island.

[Biden firma una orden ejecutiva para mejorar los salarios y limitar el poder de las grandes empresas]

Tratarse bien, especialmente después de capear la pandemia de coronavirus, está bien siempre que lo haga dentro de su presupuesto y zona de confort, apuntó Greenhalgh. Pero para aquellos que no tienen cuidado, el impulso de reanudar la normalidad después de la pandemia podría conducir a una resaca en forma de deuda económica en los próximos meses.

Para combatir esto y mantener su presupuesto bajo control, le explicamos señales de alerta que los expertos financieros aconsejan tener en cuenta para detectar un problema de gasto y qué puede hacer para solucionarlo.

Estás acumulando deudas

Una señal temprana de que podría tener un problema de gastos es que esté acumulando deudas, especialmente con tarjetas de crédito de alto interés.

Esto es especialmente preocupante si de repente descubre que no puede hacer un pago completo al final del mes, necesita reducir la cantidad que debe o ni siquiera puede pagar la cantidad mínima, según Jacqueline Schadeck, economista con sede en Atlanta.

Una persona camina frente a una tienda de ropa en el Willowbrook Mall en Wayne, Nueva Jersey, el lunes 5 de julio de 2021.Angus Mordant/Bloomberg via Getty Images

Por supuesto, es probable que los saldos de las tarjetas de crédito aumenten después de un año de no gastar mucho en salir, apuntó Greenhalgh.

"Nos estábamos acostumbrando a niveles tan bajos en las cuentas de tarjetas de crédito, y ahora han aumentado considerablemente", recordó.

[Los latinos serán el 70% de los nuevos propietarios de vivienda entre 2020 y 2040, según estudio]

Tener una factura más alta en un mes no es un motivo inmediato de preocupación, pero es algo que se debe monitorear durante los próximos ciclos de crédito y considerar si necesita restablecer su presupuesto, según la economista.

Su puntaje de crédito cae repentinamente

Otra cosa a tener en cuenta que podría indicar que está gastando por encima de sus posibilidades es una caída repentina en su puntaje crediticio.

Esto se debe a que un componente del puntaje es su utilización de crédito, que es cuánto ha gastado contra su límite total. A medida que se endeuda, la utilización de su crédito aumentará y su puntaje crediticio podría disminuir para reflejar eso, según Greenhalgh.

[Cómo proteger sus finanzas personales ante emergencias inesperadas]

"Si, de repente, ha cargado viajes, ropa y restaurantes en [su tarjeta de crédito] y no está pensando en ello, no se sorprenda si su puntaje crediticio baja", indicó.

Está dejando que sus emociones guíen el gasto

Después de un año de no hacer muchas de las cosas que nos gustaría hacer, puede ser tentador dejar que nuestras emociones tomen el control y le lleven a gastar sin límites. Esto puede ser especialmente difícil en medio de una recuperación desigual, donde la pandemia fue beneficiosa o neutra para algunos estadounidenses pero muy dañina para otros.

“Vemos que algunas personas se meten en problemas con esto porque están gastando para ser aceptadas y mantenerse al día”, explicó Adam Blum, psicoterapeuta y fundador del Centro de Terapia Gay. Agregó que esto se ha notado particularmente como un problema entre los hombres homosexuales.

"Cuando perdemos el conocimiento y no pensamos en lo que estamos haciendo, es más probable que cometamos errores de los que nos arrepentimos", afirmó Blum.

Ha intentado presupuestar o reducir el gasto, pero tiene problemas

Después de una pandemia algunas cosas costarán más debido a la inflación y las cadenas de suministro sobrecargadas.

Si sus gastos aumentan como resultado de esto, podría ser indeseable, pero no es necesariamente un problema, según George Blount, consejero financiero y socio gerente de nBalance Financial en Cambridge, Massachusetts.

[Aquí tiene cinco maneras de gastar su dinero que le harán realmente feliz]

Por otro lado, si sus gastos se han vuelto incontrolables, eso es una señal de alerta. Y, si ha intentado presupuestar con un sistema o un producto que simplemente no le funciona, eso también es motivo de preocupación.

“Tiene que usar las herramientas de manera efectiva”, aconsejó Bloun.

Además, si gana mucho dinero pero simplemente no está seguro de a dónde va, eso podría indicar un gasto excesivo, según Schadeck.

¿La solución? Gasto consciente

Para resolver un problema de gastos, los expertos financieros recomiendan controlar con  detalle hacia dónde va su dinero y su emociones antes de comprar nada.

“Siempre animo a las personas a que sean conscientes de su dinero”, dijo Greenhalgh. Eso significa observar sus gastos durante varios meses seguidos.

[Amazon inicia una nueva etapa. Jeff Bezos deja las riendas de la empresa que fundó hace 27 años]

Reserve un momento de tranquilidad frente a su cuenta bancaria y los estados de cuenta de la tarjeta de crédito y vea realmente a dónde va el dinero. Luego, evalúe lo que le hace sentir bien y lo que no le gusta tanto.

Esto podría incluir comparar los gastos con un presupuesto previo a la pandemia, identificar cualquier cambio y corregir el rumbo si es necesario. Estar conectado con lo que gasta puede ayudarlo a formar nuevos hábitos.

Si todavía tiene problemas de gasto o siente que puede estar vinculado a emociones que está luchando por controlar, buscar la ayuda de un terapeuta o un terapeuta financiero puede ayudarlo a resolver esos problemas.

También puede hacer ciertos ejercicios, como controlar sus emociones antes de realizar cualquier compra, según Blum.

"Todo lo que hacemos tiene un componente emocional, y si no sabemos qué emociones son, será una pérdida y estaremos estancados", afirmó. Si se pregunta por qué realiza una compra antes de pasar su tarjeta de crédito, puede ser más consciente del componente emocional y abordarlo.