IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cómo le afectará la subida de los precios y qué medidas puede tomar al respecto

La tasa de inflación ascendió en mayo al 5%, el mayor registro interanual desde 2008. Y las comunidades más desfavorecidas pueden sufrir el mayor impacto. Aquí le explicamos qué medidas tomar para minimizar el impacto en sus bolsillos.

Janet Alvarez - CNBC

No se lo está imaginando. No es que tenga la sensación de que todo sea más caro estos días: la realidad es que los precios se están acelerando a su ritmo más rápido en 13 años. Esta inflación no solo afecta el precio que paga al pasar por caja. También puede tener un impacto en sus principales compras, inversiones y otros gastos.

Y para las comunidades de color y las personas con menos ingresos, ese impacto puede magnificarse debido a niveles más altos de deuda y desempleo estructural, los cuales pueden hacer que la inflación sea un gran problema. A continuación, le mostramos cómo la inflación puede afectarle y qué puede hacer al respecto.

[Bonos para bebés: así es la propuesta que busca otorgar $1,000 dólares por cada recién nacido]

Según la experta financiera y directora ejecutiva de Torch Enterprises, la doctora Pamela Jolly, aunque la inflación se pueden sentir con fuerza, "las personas que tienen ingresos bajos o tienen flujos de ingresos inconsistentes sentirán el mayor impacto".

Aunque la tasa de inflación ascendió en mayo al 5%, el mayor registro interanual desde 2008, no todos los bienes de consumo se aceleraron al mismo ritmo.

Los mayores aumentos de precios se concentraron en la energía, los productos básicos y el transporte (la gasolina, por ejemplo, aumentó un 56% durante el año pasado, mientras que los automóviles y camiones usados ​​aumentaron casi un 30%).

Eso significa que, al menos en algunos casos, los consumidores inteligentes pueden tomar ciertas medidas para minimizar el impacto de la inflación en sus bolsillos.

A continuación, presentamos algunas alternativas para evitar los impactos más significativos de la inflación en sus compras.

Inflación en los alimentos

Mientras que la alimentación fuera de casa han experimentado aumentos de precio promedio del 4%, los alimentos dentro del hogar han aumentado en un 0.7% interanual más modesto. Elegir comer en casa siempre ha sido más económico, pero las tasas de inflación actuales lo subrayan aún más.

[Cinco formas inteligentes de usar las ayudas mensuales por hijo que comienzan en julio]

La carne, las aves, el pescado y los huevos han experimentado algunos de los aumentos de precios más sustanciales, por lo que limitar las compras de estos puede generar ahorros modestos.

Automóviles y gasolina

Aunque el precio de los vehículos nuevos aumentó un 3.3% durante el año pasado, los autos usados ​​han aumentado casi un 30%. Dadas las tasas de interés relativamente bajas, y dependiendo de sus circunstancias financieras particulares, es posible que pueda obtener mejores ofertas en vehículos nuevos ahora.

Pero los precios del gas también han aumentado un enorme 56% (debido, en parte, al ciberataque al Oleoducto Colonial, cuyo impacto en los precios fue transitorio), y los servicios de transporte subieron un 11%. Espere que conducir y volar cueste más estos días.

Mobiliario para el hogar frente a la inflación de la atención médica

La comparación de los costos de la atención médica y los muebles para el hogar son es como comparar manzanas y naranjas, pero presenta un ejemplo ilustrativo de la naturaleza desigual de la inflación.

Los muebles para el hogar aumentaron un 1.9%, el mayor aumento en muchos años; de manera similar, los costes de los servicios domésticos también subieron sustancialmente.

Los costes de la atención médica disminuyeron levemente o se mantuvieron estables. Eso significa que la mejor inversión, si tiene la opción, puede ser ponerse al día con la atención médica atrasada, en lugar del mantenimiento o la decoración del hogar.

Impacto de la inflación a más largo plazo

La cuestión de si este brote de inflación es transitorio y está vinculado a la pandemia de COVID-19, que poco a poco está quedando atrás, o si es estructural y de mayor duración pesa en la mente de muchos economistas, y hacía mella en el mercado esta semana, ya que el Promedio Industrial Dow Jones tuvo su peor semana desde enero.

[Esto deben hacer los padres que no declaren impuestos para recibir el cheque por hijos menores]

La doctora Jolly cree que estos son tiempos inusuales que exigen una seria reflexión sobre nuestras decisiones financieras.

“Estamos entrando en un período en el que la creación de riqueza requiere mayor estrategia financiera, desde los niveles de consumo hasta la construcción de caminos sostenibles más allá de la jubilación que incluyan ahorros e inversiones. Este territorio inexplorado es un terreno fértil tanto para la industria financiera como para nuestras comunidades más vulnerables”.

El senador estadounidense Ron Johnson, republicano por Wisconsin, durante una conferencia de prensa sobre la inflación en el Capitolio en Washington D.C., el 26 de mayo de 2021.Drew Angerer/Getty Images


Jolly dice que los estadounidenses deben mantenerse al tanto de sus inversiones, comprender mejor las estrategias de gestión de la deuda y mejorar su educación financiera para gestionar sus futuros financieros durante este período inflacionario.

Por ejemplo, si las tasas de interés suben, la propiedad de la vivienda puede volverse más cara. Las tasas de las tarjetas de crédito también pueden aumentar. El servicio de la deuda o los pagos de la hipoteca o el alquiler pueden volverse más onerosos si los salarios no aumentan al mismo tiempo.

[¿Va a viajar en verano? Aquí tiene siete maneras de ahorrar dinero para sus vacaciones]

Por esa razón, Jolly aconseja hacer todo lo que esté a su alcance para prepararse para manejar estas fluctuaciones, incluido establecer relaciones más sólidas con sus bancos o instituciones financieras. Esto es especialmente vital para las comunidades de color.

Como nos enseñó la pandemia de coronavirus, las personas de color son más vulnerables a ese impacto financiero, en parte debido a que había menos relaciones bancarias comunitarias. Forjar estos víncuos ahora puede ayudar a las comunidades menos favorecidas a resistir el impacto de la inflación.