IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Millones de personas están renunciando a su trabajo. ¿Cómo ganan dinero entonces?

El mercado laboral se ha transformado con la pandemia: algunos buscaron un puesto mejor, y otros su verdadera vocación. Estas son sus estrategias para subsistir tras dejar su empleo. 

La pandemia de coronavirus ha llevado a millones de personas a renunciar a sus empleos o retirarse antes de lo previsto en Estados Unidos, lo que ha sido denominado Great Resignation (la Gran Dimisión, en español). Pero ¿cómo pueden subsistir los que decidieron abandonar su trabajo? ¿De dónde sacan ahora el dinero?

Alrededor de 4.9 millones de trabajadores renunciaron a sus empleos en agosto, casi el 3% de la población activa, según datos del Departamento de Trabajo. Esta cifra récord de dimisiones comenzó en abril y se ha mantenido desde entonces, reflejando cómo la pandemia ha movilizado cambios en los trabajadores y sus vidas.

Expertos señalan que el cambio fue impulsado en parte por quienes ya no estaban dispuestos a soportar pésimas condiciones de horario y salarios, y la llegada del COVID-19 les dio el impulso que les faltaba. Hay quienes decidieron además un cambio de carrera y otros que ya no quieren volver a las oficinas como hacían antes.

[Las ofertas de empleo se disparan en algunos sectores]

A más de un año del comienzo de la pandemia, el sector de gastronomía y hotelería pierde cientos de miles de trabajadores por mes en Estados Unidos que deciden buscar una mujer opción o cambiar de carrera.Mark Humphrey / AP

Muchas familias recurrieron a una mezcla de opciones para subsistir, desde un colchón de ahorros a la ayuda de parejas o socios y la posibilidad de pedir una jubilación anticipada. El dinero ahorrado durante las medidas de confinamiento, tanto en entretenimiento como en gastos del trabajo, también fue un alivio. 

"Ya no tengo que comprar ropa o zapatos para el trabajo, llenar el depósito de gasolina tres veces por semana, o pagar el estacionamiento", enumeró Sandy Marasco al diario The Washington Post sobre cómo se enfrenta el desempleo.

Marasco perdió su trabajo en la industria farmacéutica en Cambridge, Massachusetts, y sobrevivió en base a sus ahorros durante meses. Finalmente decidió jubilarse de forma anticipada. 

En 2020, la crisis económica por la pandemia generó cifras récord de desempleo, con un millón de personas perdiendo su trabajo cada día en abril. Los subsidios y otras ayudas les proporcionaron ingresos de emergencia, pero los especialistas dudan de que sean el motivo detrás de las renuncias, como dicen políticos republicanos

Los recortes en las prestaciones de desempleo que tuvieron lugar en verano, de hecho, no revirtieron la ola de dimisiones. En septiembre, el país sólo añadió 194,000 trabajadores a pesar de que había un número récord de puestos disponibles. 

[La pobreza se redujo durante la pandemia gracias a los cheques de ayuda pero los ingresos de las familias cayeron]

Lo que sí ha sido un factor clave es el agotamiento de los trabajadores esenciales, ya sea en los hospitales, tiendas y servicios de alimentos, que soportaron durante la pandemia un trabajo arduo en condiciones riesgosas, con una ola de contagios y muertes tras otra.

A finales de agosto había 10.4 millones de puestos de trabajo vacantes en el país. Esto da a los trabajadores una enorme ventaja a la hora de buscar un empleo más adecuado o una  mejor paga

Cientos de miles de personas renuncian cada mes en restaurantes, hoteles y tiendas, entre otros empleos de servicio, aumentan las opciones para exigir mejores condiciones.

Hay mucha demanda, y la gente está aprovechando esa oportunidad y dejando su trabajo”, señaló Nick Bunker, economista de la web de empleo Indeed, a The Washington Post

La pandemia transformó no sólo el mercado laboral en los últimos 18 meses sino también a los trabajadores. 

Angela Atkins trabaja fuera de su casa en Oxford, Mississippi, el 18 de diciembre de 2020 mientras sus dos hijos, Jess y Billy, se concentran en las tareas escolares.Leah Willingham / AP

Para quienes trabajan desde casa desde hacía más de un año, volver a las oficinas fue también un momento de quiebre, ante el temor al contagio y las dificultades para el cuidado de los niños. 

Muchos trabajadores vivieron además las llamadas “epifanías de la pandemia”, cambios de identidad y propósito, y eligieron hacer un giro de carrera, ha explicado Anthony Klotz, profesor de la Universidad A&M de Texas, y a quien se le atribuye el término Gran Dimisión, en una entrevista con The Washington Post.

Algunos tuvieron la flexibilidad de buscar un ingreso freelance o un trabajo de medio tiempo. Y hay profesionales que cuentan con el respaldo de bienes inmuebles y otras inversiones

Un análisis de los registros de 4,000 empresas hecho por la consultora Visier, indica que hay altas tasas de renuncia entre los empleados a media carrera, de entre 30 y 45 años, y tanto en el sector sanitario como en el de tecnología. 

[¿Tiene intención de dejar su trabajo? Esto es lo que tiene que saber antes de tomar la decisión]

Marlen García, de Chicago, cuenta que, gracias a que cubrió su hipoteca junto a su marido en 16 años, pudo buscar trabajos temporales al no tener el peso de la renta y ni deudas de sus estudios. “Tenía menos de 5,000 dólares en préstamos cuando terminé la universidad en 1993”, recordó. 

Esa no es la realidad, sin embargo, de millones de familias que viven de cheque en cheque, tienen decenas de miles de dólares de deudas estudiantes y médicas, en medio de una escasez de casas asequibles. Incluso antes de la pandemia, el aumento del coste de la vida ha dejado a la mayoría de los trabajadores de ingresos bajos y medios incapaces de tener ahorros.