IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cómo el buen estado de la economía puede hacer que su dinero crezca, si tiene una cuenta de retiro 401(k)

El optimismo en Wall Street está dando un impulso a las acciones y a muchas de las cuentas de jubilación que están ligadas al comportamiento del mercado bursátil.

Por Brian Cheung - NBC News

Casi todo el mundo, desde la Reserva Federal hasta los presidentes de los grandes bancos, pensaban que era probable que se produjera una recesión el año pasado. En lugar de ello, 2023 ofreció un crecimiento económico mejor de lo esperado y una inflación a la baja, noticias bienvenidas tanto para los inversores de Wall Street como para quienes tienen cuentas de retiro 401(k).

Los tres principales índices bursátiles cerraron al alza el jueves después de que nuevos datos federales mostraran que la economía de Estados Unidos creció 2.5% en el transcurso de 2023, lo que desafía las predicciones generalizadas de que el producto interior bruto aumentaría un lánguido 0.7%.

Aunque la producción económica se ha ralentizado en los últimos meses, el creciente optimismo de los inversionistas de que la Reserva Federal recortará los intereses este año ha contribuido a impulsar el mercado bursátil hasta máximos históricos. El S&P 500 ha subido más de 2% en este comienzo de año, tras dispararse un 26% el año pasado. Ahora, muchos estadounidenses cuyo único punto de apoyo en los mercados son sus cuentas de jubilación también se están beneficiando de los buenos tiempos.

Corredores de la bolsa de Nueva York, en Wall Street, el 24 de enero de 2024.
Corredores de la bolsa de Nueva York, en Wall Street, el 24 de enero de 2024. Getty Images

El saldo medio de los planes 401(k) ascendió a 107,700 dólares en el tercer trimestre de 2023, 11% más que el año anterior, según la última actualización de Fidelity Investments, uno de los mayores proveedores de planes de jubilación del país. Ese crecimiento parece haber animado, durante el año pasado, a quienes ahorran a relajarse mientras los mercados crecían, en lugar de hacer malabares con sus fondos.

El proveedor de recursos humanos Alight descubrió que la actividad comercial neta en los planes 401(k) se ha calmado, y cayó a una tasa del 0.82% el año pasado desde el 1.27% en 2022 . El decrecimiento es sustancial si se se compara con el 3.51% de 2020, el año en que la pandemia azotó los mercados.

Las recientes ganancias también han llevado a quienes tienen cuentas de jubilación aún más hacia el sector de las acciones, que representaban como promedio el 70.5% de las carteras de inversión en los fondos 401(k) a finales de año, frente al 68.2% a principios de 2023, según datos de Alight.

Por supuesto, el mercado de valores no es un espejo de la economía en su conjunto, ya que los precios de las acciones suben y bajan por muchas razones ajenas a las tendencias macroeconómicas. Los expertos en finanzas personales advierten que no hay que chequear con pánico el saldo de su 401(k) cuando los mercados caen en picado, ni con júbilo cuando suben. Los ahorros para la jubilación están pensados para ser mantenidos a largo plazo y suelen recompensar a quienes son pacientes. El S&P 500, por ejemplo, ha subido 172% en la última década, a pesar de muchas oscilaciones a corto plazo.

Pero por ahora, el crecimiento económico sorprendentemente fuerte del año pasado ha sido un acontecimiento bienvenido después de un cadena constante de expectativas sombrías.

"Los buenos resultados se debieron en realidad a un gasto de los consumidores mucho mayor de lo esperado, y la principal fuente de apoyo al gasto de los consumidores fue la resistencia del mercado laboral", declaró Gregory Daco, Economista Jefe de EY-Parthenon.

El gasto minorista, una prueba de fuego para los presupuestos de los hogares en bienes (como ropa) y servicios (como salidas a cenas), subió 4.8% entre diciembre de 2022 y diciembre de 2023. A pesar de las preocupaciones de que los estadounidenses habían quemado el efectivo acumulado durante la pandemia, los datos del jueves mostraron que el porcentaje de los ahorros personales se expandieron como parte de los ingresos disponibles: subieron a 4.5% en 2023 desde 3.3% en 2022, impulsados por el aumento de los salarios y un mercado laboral robusto.

"Si tiene un trabajo y si ese trabajo le sigue pagando bien, en comparación con el momento antes de la pandemia, entonces es poco probable que vea experimente algún tipo de recesión", afirmó Daco.

Los mercados bursátiles despegaron a medida que las empresas esquivaban la temida caída en picado de la actividad de consumo, que representa aproximadamente dos tercios de la economía. Las enormes ganancias del S&P 500 fueron impulsadas en gran medida por gigantes tecnológicos como Nvidia, Meta y Tesla, pero las empresas más pequeñas también se han beneficiado de que los hogares sigan gastando a buen ritmo.

Aunque los analistas de Wall Street siguen esperando en general que el mercado bursátil siga subiendo, muchos prevén un año más suave.

"Esto no significa que el crecimiento no vaya a ralentizarse aún más", afirmó Scott Hoyt, Director Senior de Moody’s Analytics, en una nota después de que fueran publicados los datos del Producto Interno Bruto (PIB).

Según una encuesta reciente de Bloomberg, los analistas prevén que el índice S&P 500 alcance los 4,950 puntos a finales de año, un 3.8% más que el año pasado. Los riesgos de recesión tampoco se han evaporado. Algunos analistas advierten de que en 2024 podrían empeorar las cosas tanto para la economía como para el mercado bursátil, lo que podría poner en peligro las elevadas cifras de los planes 401(k).

BCA Research indicó en diciembre que espera que el S&P caiga hasta un 27% este año, y predijo que las subidas de tipos de la Fed no han calado del todo en toda la economía y presionarán aún más a los hogares, a medida que continúen los pagos de los préstamos estudiantiles y los altos intereses de las tarjetas de crédito.

"Es inminente una disminución del gasto de los consumidores", afirmó la empresa. Al mismo tiempo, los analistas de BCA admitieron que habían "subestimado la fortaleza del consumidor estadounidense de cara a 2023".