IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cerveza, pollo, juguetes y hasta sillas de ruedas: por qué no puede comprar lo que necesita... o por qué es terriblemente caro

Analizamos siete artículos perjudicados por los retrasos o la subida de precios, cuáles son los motivos y cuándo podría solucionarse el desabastecimiento en Estados Unidos.

Por Phil McCausland - NBC News

Casi dos años después del inicio de la pandemia, el coronavirus ha infectado a millones de personas y ha matado a cientos de miles más en el país, pero además sigue alterando la poderosa cadena de suministro que traslada los productos de las fábricas a los hogares.

Los fabricantes de bebidas alcohólicas no pueden conseguir suficiente vidrio para fabricar botellas. Un restaurante de comida rápida tuvo que cancelar su campaña de marketing porque la escasez de mano de obra provocó la escasez de tiras de pollo. Los juegos de Lincoln Logs languidecen en las fábricas porque les faltan las puertas de plástico. Y los ciudadanos tienen problemas para conseguir sillas de ruedas en Estados Unidos porque los brotes de COVID-19 en Vietnam han retenido los neumáticos de goma.

[El Gobierno de Biden aprovechará las reservas de petróleo para frenar la subida del precio de la gasolina]

Además, la producción de gasolina no aumenta al mismo ritmo que la demanda, lo que significa que los precios en las gasolineras podrían seguir siendo elevados en los próximos meses. 

La larga lista de problemas subraya la fragilidad de la cadena de suministro de EE.UU. y está impidiendo a las personas comprar o forzándoles a pagar una prima por sus productos favoritos. 

NBC News analizó siete artículos afectados por los retrasos o el aumento de los precios, y habló con líderes de la industria y expertos sobre los problemas de la cadena de suministro que han provocado que los artículos sean más caros o difíciles de encontrar. 

Cerveza, vino y licores

Anuj Shrestha / NBC News

Los productores de cerveza, vino y licores advierten que tienen dificultades para mantener una producción y una distribución constantes a los clientes.

Los fabricantes de cerveza están buscando dióxido de carbono, comúnmente utilizado para carbonatar las cervezas, debido a una escasez que se inició en Reino Unido incluso antes de la pandemia. Las piezas metálicas para la maquinaria, el aluminio para las latas e incluso la malta y el lúpulo también son difíciles de conseguir.

[Más mujeres están renunciando a sus trabajos en EE.UU. Estas son las consecuencias para las empresas]

Los productores de vino de la Costa Oeste han perdido viñedos por los incendios forestales y el humo. Los productores de licores y vinos también están luchando por reponer sus suministros tras el aumento de la demanda del año pasado, sobre todo porque el vino y los licores suelen requerir más tiempo de producción.

Sin embargo, el obstáculo más constante para muchos fabricantes de cerveza, vino y licores es la obtención de botellas de vidrio, especialmente si estas tienen formas especiales. Aunque la fabricación nacional de vidrio está a pleno rendimiento, según Scott DeFife, presidente del Instituto de Envases de Vidrio, el país importa entre el 20% y el 30% de su vidrio del extranjero (de Italia y Francia).

Para Roman Roth, bodeguero de Wölffer Estate Vineyard, en Long Island (Nueva York), las coloridas etiquetas, las botellas y los envases forman parte de la identidad de la marca que sus clientes adoran, pero es realmente difícil conseguir todo el cristal necesario.

Tiras de pollo

Anuj Shrestha / NBC News

El precio medio en los principales supermercados minoristas de las tiras de pollo ha subido de 4.76 dólares por libra en noviembre de 2020 a 5.20 dólares por libra este mes, según el Departamento de Agricultura. El costo de una libra de tiras de pollo orgánico subió 1.51 dólares en el mismo periodo. 

Esto también ha afectado a los restaurantes. A&W, la cadena de cerveza de raíz, canceló este año un acuerdo de comercialización de tiras de pollo porque su proveedor no podía entregar más aves de corral a sus restaurantes.

KFC dijo que este año tuvo problemas para obtener su suministro normal de pollo, aunque un portavoz dijo en un correo electrónico que “el suministro de productos, incluido el pollo, ha mejorado”.

[Se disparan los precios de la cena de Thanksgiving: muchos sustituyen con platos de sus países]

Hattie B’s Hot Chicken, una popular cadena de restaurantes de pollo en Nashville, Tennessee, dijo que el precio de todas las partes del pollo se disparó durante la pandemia. La cadena se está enfrentando a mayores costes de envío, del plástico y el embalaje, así como un producto de menor calidad.

El principal problema se encuentra en la cadena de suministro, ya que los procesadores de carne luchan por contratar y retener a los trabajadores después de que sus plantillas sufrieran un aumento de enfermedades y muertes en el momento álgido de la pandemia.

Durante la llamada de Tyson a los inversores en agosto, el director general de la empresa, Donnie King, dijo que la contratación de trabajadores seguía siendo uno de sus mayores retos. Más recientemente, la empresa señaló los gastos de logística y el coste de los ingredientes y materiales de embalaje.

Suministros y equipos médicos

Anuj Shrestha / NBC News

Durante meses, Cecilia Blackmon ha luchado por conseguir material médico común, como muletas, sillas de ruedas y andadores, para su tienda, Family Medical Supply Store, en un suburbio de Birmingham, Alabama. 

“Por suerte, cada vez hemos pedido lo suficiente para salir adelante, pero con las sillas de ruedas es difícil”, dijo. “No puedo dar a un paciente algo que necesita, y eso ha ocurrido con algunas de las sillas de ruedas: simplemente no puedo conseguirlas”, añadió.

[Por qué el impacto negativo del COVID-19 en las mujeres es desproporcionado]

Los tanques de oxígeno también escasean, porque siguen siendo muy solicitados por los pacientes con coronavirus. Mientras tanto, los hospitales de varios estados están pidiendo a la gente que done sus sillas de ruedas y muletas poco usadas debido a la escasez.

Aunque la mayor parte de este tipo de suministros se produce en el país, algunos componentes individuales proceden de Asia y están atascados en los puertos, lo que provoca enormes retrasos. Algunos también se enfrentan a la escasez de mano de obra en sus instalaciones de producción en Estados Unidos.

Larry Jackson, presidente de Sunrise Medical North America, dijo que tiene más de 10 millones de dólares en inventario de equipos de suministros médicos parcialmente producidos que su empresa no ha podido completar por falta de piezas.

Los neumáticos suelen tardar cinco semanas en viajar desde China o Vietnam pero ahora pueden tardar unos 90 días en llegar a las instalaciones de la empresa en Fresno, California, a la que le falta un 10% de la mano de obra que tenía antes de la pandemia, añadió Jackson.

Juguetes

Anuj Shrestha / NBC News

Muchos de los líderes en la fabricación de juguetes tienen pocas expectativas de poder abastecer las estanterías con los juguetes favoritos de este año antes de que la gente empiece a abrir los regalos.

En una reciente llamada de resultados, Hasbro dijo que esperaba sufrir una pérdida de 100 millones de dólares esta temporada navideña porque los problemas en la cadena de suministro están dificultando el cumplimiento de los pedidos.

[Muchos trabajadores están agotados por la pandemia. Este es el motivo por el que volverían al mercado laboral]

Las empresas jugueteras se enfrentan a múltiples retos este año, empezando por la gran dependencia de la producción en Asia y la importación de artículos a través del Pacífico.

Los costes se han disparado, y las empresas de transporte han cobrado una media de 10,000 dólares por contenedor en las últimas semanas; antes de la pandemia, costaba unos 1,500 dólares, según el índice Freightos Baltic.

Aunque los puertos de la costa oeste están empezando a despejarse, gracias a la ampliación de horarios ordenada por la Administración de Joe Biden, sigue habiendo problemas para encontrar camioneros que trasladen los juguetes a lo largo del país, dijo Jay Foreman, director general de BasicFun, la empresa que produce artículos populares como K’Nex, Tonka Trucks y juguetes Fisher-Price.

Consolas de videojuegos

Anuj Shrestha / NBC News

El aumento de la demanda, acompañado de un auge de las vacaciones, tiene a muchas empresas luchando por mantener el ritmo. El mayor reto es la escasez de microchips y semiconductores. 

“Hemos visto una demanda sin precedentes de Xbox Series X|S, y estamos trabajando lo más rápido posible con nuestros socios fabricantes y minoristas para agilizar la producción y el envío para seguir el ritmo y las continuas limitaciones de suministro”, dijo un portavoz de Microsoft.

Panic, una empresa de juegos que ha desarrollado un dispositivo de juegos de mano que cuenta con una pantalla en blanco y negro al que ha llamado Playdate, dijo que después de recibir una avalancha de pedidos anticipados del sistema de juegos, inmediatamente hizo un nuevo pedido a su fábrica. A la empresa le dijeron que no podría obtener el procesador central que necesitaba hasta dentro de 730 días, es decir, dos años.

Pantalones deportivos

Anuj Shrestha / NBC News

Para muchas personas, la transición al trabajo desde casa comenzó con el cambio del atuendo de oficina por los pantalones deportivos y otras prendas elásticas y suaves. 

La compra de ropa athleisure, como se conoce a estos artículos de vestuario, se disparó el año pasado, y el aumento de la demanda ha continuado este año 

La ropa es un artículo cotidiano que no suele producirse en el país: más del 97% de la ropa que se vende en Estados Unidos se fabrica en otros países, según la American Apparel & Footwear Association. Gran parte de la producción se basaba en China hasta que la Administración Trump hizo cambios importantes en la política comercial de Estados Unidos.

Gasolina

Anuj Shrestha / NBC News

Quizá uno de los cambios de precios más llamativos con los que ha tenido que lidiar mucha gente es el coste de la gasolina

El precio medio en Estados Unidos subió a 3.40 dólares el galón a principios de este mes, según la AAA. Es el precio más alto en años y se produce después de que el mercado del petróleo tocara fondo en el momento álgido del año pasado. 

“Los estadounidenses simplemente están pagando más debido a un desequilibrio entre la oferta y la demanda”, dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo en GasBuddy, una empresa tecnológica que estudia los precios del gas en tiempo real.

De Haan dijo que a algunas personas les puede parecer que los precios de la gasolina subieron poco después de que el país eligiera a Joe Biden para sustituir a Donald Trump como presidente, pero dijo que la política tiene poco que ver con el aumento de los costes. Se trata simplemente de un desequilibrio de la oferta y la demanda creado por el COVID-19. 

El experto predijo que los precios de la gasolina no crecerán mucho más, sino que se mantendrán cerca de este pico durante las vacaciones y el próximo año.