IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Caen las peticiones de subsidio por desempleo mientras cada vez más estados republicanos eliminan las ayudas federales

Las medidas buscan “reactivar el mercado laboral”, lo que supondría la pérdida de ingresos por subsidios a casi un millón de personas.

El Departamento de Trabajo informó este jueves que el número de solicitudes de ayuda por  desempleo descendió la semana pasada a 473,000, la cifra más baja resgistrada desde el inicio de la pandemia por el COVID-19.

Esta caída evidencia, según algunos analistas, un repunte económico sostenido por la reapertura económica ante el avance de la vacunación y el final de las medidas de cuarentena contra la pandemia de coronavirus.

Si embargo, también puede estar influyendo que ya son al menos 13 los estados, gobernados todos por el Partido Republicano, que han decidido acabar antes de tiempo con los subsidios extraordinarios de 300 dólares semanales aprobados por el Congreso dentro del paquete de estímulo económico contra la pandemia impulsado por el presidente, el demócrata Joe Biden. 

Varios estados republicanos han anunciado que recortarán los subsidios federales en un intento por "reactivar la economía"AP

También se verán afectados por estas medidas los empleados independientes a tiempo parcial y que reciben ciertos estímulos, como los conductores del servicio Uber y similares. A partir de junio dejarán de percibir ayuda también los que laboran bajo estos contratos independientes, que en otras circunstancias no calificarían para los subsidios por desempleo, y aquellos que han agotado sus beneficios regulares pero durante la crisis sanitaria recibieron ayuda extra.

[McDonald's aumenta sus salarios ante las dificultades para contratar a nuevos trabajadores]

Los gobernadores de estados como Mississippi, Montana y Tennessee han argumentado que los subsidios desaniman a los trabajadores a reincorporarse a la fuerza laboral.

 “Me ha quedado claro que no podemos tener una recuperación económica completa hasta que consigamos cubrir los miles de puestos de trabajo disponibles en nuestro estado”, dijo en un comunicado el gobernador republicano de Mississippi, Tate Reeves.

Alabama, por ejemplo, dejará de entregar subsidios federales en junio e impondrá que el beneficio estatal sea de 275 dólares a la semana. Arkansas, Idaho, Iowa, Carolina del Sur entre otros, también anunciaron que no entregará subsidios federales en junio y julio. Los otros estados que han adoptado medidas similares son Missouri, Dakota del Norte, Tennessee, Wyoming, Georgia, Ohio y Arizona. 

Se calcula que la eliminación de nuevas prestaciones por subsidios afectará a cerca de un millón de personas

[Cada vez más estados republicanos eliminan ayudas federales por la pandemia para intentar reactivar el mercado laboral]

Fenómeno insólito

Pese al avance de la economía en términos macroeconómicos, algunos especialistas aseguran que el país está mostrando un fenómeno insólito tras la crisis provocada por la pandemia: más puestos de trabajo que demandantes de empleo.

Una situación que el Partido Republicano achaca al refuerzo de los subsidios por parte del Gobierno de Biden, y que algunos economistas interpretan como un simple reajuste del mercado laboral.

El débil dato de creación de empleo en abril, cuando se crearon solo 260,000 puestos de trabajo frente al millón estimado por los analistas, ha generado preocupación acerca de la situación del mercado laboral en la primera economía mundial.

Ante las críticas, la Casa Blanca rechazó que el refuerzo de los subsidios por desempleo sea una de las causas principales de la débil creación de empleo registrada en abril, al desincentivar la búsqueda de trabajo, y apuntó a la persistencia de la pandemia.

Con información de EFE, The Wall Street Journal y The Penny Hoarder