IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden estudia eliminar temporalmente los impuestos de la gasolina: así rebajaría su precio hasta 18.4 centavos por galón

El presidente insiste que no es inevitable que la economía caiga en una recesión en los próximos meses. Pidió además a las refinerías que aumenten su producción de combustible.

Por Aamer Madhani y Josh Boak - The Associated Press

El presidente, Joe Biden, dijo este lunes que está valorando congelar temporalmente el impuesto federal sobre la gasolina, una medida que puede ahorrar hasta 18.4 centavos por galón a los conductores.

“Sí, lo estoy considerando”, dijo Biden a periodistas al dar un paseo por la playa cerca de su casa de vacaciones en Delaware, “espero tener una decisión basada en los datos para el final de la semana”.

El precio de la gasolina se ha disparado desde el inicio de 2022.
El precio de la gasolina se ha disparado desde el inicio de 2022.David Zalubowski / AP

El Gobierno está buscando fórmulas para aliviar el aumento de los precios de la gasolina, que empezaron a subir el año pasado y se dispararon después de que Rusia invadiera Ucrania en febrero.

Los precios de la gasolina en todo el país están justo por debajo de los 5 dólares el galón, según la American Automobile Association, tras registrar esta semana su primera bajada desde el mes de abril.

[El precio medio de la gasolina en EE.UU. alcanza un nuevo récord: 5 dólares por galón]

Biden dijo que miembros de su Gobierno se reunirán esta semana con directores de las principales compañías petroleras para discutir el aumento de los precios de combustible. “Quiero una explicación de por qué no están refinando más petróleo”, dijo Biden, que criticó a las empresas por obtener altos beneficios mientras la gente está sintiendo la presión del alto coste en los surtidores y de la inflación.

El Gobierno ha liberado petróleo de la reserva estratégica de Estados Unidos y ha aumentado la mezcla permitida de etanol para rebajar los precios de cara al verano; además, envió una carta la semana pasada a las refinería instándolas a aumentar su capacidad.

Sin embargo, estos esfuerzos aún no han conseguido reducir la presión sobre los precios de forma significativa, por lo que el Gobierno estudia ahora la posibilidad de suspender el impuesto sobre la gasolina, que ayuda a pagar la construcción de carreteras.

Algunos estados ya tomaron esa decisión en su tramo de impuestos; un estudio de la escuela de negocios Penn Wharton publicado el miércoles estimó que los consumidores ahorraron gracias a esa decisión en Connecticut, Georgia y Maryland, que les favoreció por encima de las estaciones de servicio y a otras empresas energéticas.

En una entrevista este domingo a la cadena ABC News, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, se mostró dispuesta a eliminar el impuesto federal sobre la gasolina temporalmente para aliviar a conductores.

Las refinerías afirman que su capacidad para producir más gasolina y gasóleo es limitada, lo que significa que los precios podrían seguir siendo altos a menos que la demanda empiece a disminuir.

El Instituto estadounidense del Petróleo y los Fabricantes de Combustible y Petroquímica enviaron una carta conjunta a Biden el miércoles en la que decían que las refinerías ya están operando cerca de su capacidad máxima y que casi la mitad de la capacidad que se retiró se debió a que las instalaciones se convirtieron a la producción de combustibles renovables.

[De $6.99 a $0.69: despiden al gerente de una estación de gasolina que redujo por error el precio del galón]

"Esta situación no se materializó de la noche a la mañana y no se resolverá rápidamente”, decía la carta, “para proteger y fomentar la seguridad energética y la capacidad de refinado, le instamos a que tome medidas para fomentar una mayor producción energética”, incluyendo nuevas infraestructuras y reducir las cargas regulatorias.

Este lunes Biden quiso ofrecer garantías a los ciudadanos frente a la inflación disparada y el riesgo de recesión: “Vamos a superar esto, chicos”, dijo Biden a un grupo de bañistas durante un paseo.

La semana pasada, la Reserva Federal elevó de nuevo las tasas de interés para combatir el alza de los precios y anunció nuevas medidas en ese sentido. El exsecretario del Tesoro Larry Summers dijo el domingo en NBC News que, en su opinión, “la probabilidad dominante sería que a finales del próximo año estuviéramos viendo una recesión en la economía estadounidense”.

Biden dijo este lunes que habló con Summers, que fue secretario del Tesoro en la Administración del demócrata Bill Clinton, y reiteró: “No es inevitable que haya una una recesión”.