IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden desvela su ‘Plan para las familias estadounidenses’ que busca expandir hasta 2025 el crédito fiscal por hijo de hasta $3,600

El proyecto de 1.8 billones de dólares incluiría educación preescolar y dos años de educación superior gratuitos en un community college para todos los estudiantes del país. Se financiaría con un aumento en los impuestos a los hogares con ingresos mayores a los 400,000 dólares anuales.

El presidente, Joe Biden, presentó este miércoles su Plan para las familias estadounidenses, un ambicioso proyecto de inversión con el que se busca expandir hasta 2025 el crédito fiscal de hasta 3,600 dólares por hijo y garantizar al menos cuatro años más de educación gratuita para todos los estudiantes del país, entre otras medidas.

La propuesta incluye alrededor de un billón de dólares en inversión y 800,000 millones de dólares en créditos fiscales para las familias que se usarían durante una década.

En su discurso a la nación del miércoles por la noche, Biden defendió su paquete de inversión para las familias asegurando que el país lo necesita para seguir siendo competitivo con el resto del mundo.

"Necesitamos hacer una inversión en nuestras familias y nuestros hijos", declaró Biden. "El mundo se está poniendo a la par y nos está alcanzando, no van a esperarnos y, ¿qué vamos a hacer? 12 años [de educación] ya no es suficiente para competir con el resto del mundo, es por eso que mi plan sobre las familias estadounidenses garantiza otros 4 años de educación", afirmó.

El monto total de 1.8 billones de dólares sería pagado por completo en 15 años mediante un aumento de impuestos a los más ricos y una estrategia legal para evitar la evasión fiscal, según adelantaron funcionarios de la Casa Blanca en una reunión con periodistas el martes por la noche.

El presdiente, Joe Biden, en rueda de prensa en la Casa Blanca el 27 de abril de 2021.AP

El proyecto de ley se uniría al plan de infraestructura de dos billones de dólares que presentó Biden el 31 de marzo y con el que el mandatario también espera sumar millones de empleos mejor pagados para las familias, aunque su aprobación en el Congreso sigue siendo incierta.

También sería un complemento al plan de rescate estadounidense de 1.9 billones de dólares promulgado en marzo por Biden, con el que se ha provisto a 161 millones de personas con pagos de hasta 1,400 dólares y se ha ampliado la elegibilidad de vacunación para todos los mayores de 16 años.

Se espera que ese plan ayude a sacar a más de 5 millones de niños de la pobreza este año mediante créditos fiscales a las familias de 3,600 dólares por cada menor de 6 años y 3,000 dólares por menores de entre 6 y 17 años.

Con el Plan para las familias estadounidenses se busca ampliar ese beneficio fiscal, que será completamente reintegrable para las familias de bajos y medianos ingresos, hasta el año 2025. En promedio, ahorraría a los hogares unos 13,000 dólares.

“Además de ayudar a las familias a llegar a fin de mes, se ha demostrado que los créditos fiscales para las familias trabajadoras mejoran el rendimiento académico y económico de los niños a lo largo del tiempo”, afirmaron las autoridades en un comunicado.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla inglés) comenzará a enviar los pagos mensuales del nuevo crédito fiscal de 3,000 dólares por hijo en julio, dijo el 14 de abril el comisionado Charles Rettig durante una audiencia en el Comité de Finanzas del Senado.

Anteriormente, se podían reclamar hasta 2,000 dólares por hijo como ayuda fiscal, que comienzan a perderse cuando los ingresos alcanzan los 200,000 dólares para individuos y 400,000 para parejas casadas. Está vigente desde una reforma fiscal liderada por los republicanos en 2017 y es un crédito fiscal anual.

Pero millones de hogares de muy bajos ingresos no obtienen el crédito completo porque no pagan suficientes impuestos o no obtienen suficientes ingresos para solicitarlo.

Preescolar gratuito para todos los niños de entre 3 y 4 años

El Plan para Familias estadounidenses, que fue desvelado antes del mensaje que Biden dirigirá a la nación este miércoles por la tarde, incluye alrededor de 200,000 millones de dólares para garantizar el acceso a la educación preescolar de todos los niños de entre 3 y 4 años.

[El nuevo plan de estímulo de Biden no le subirá a usted los impuestos. Pero esto es lo que necesita saber]

La política se basará en una asociación con los Gobiernos estatales para cubrir los gastos de los programas existentes a nivel local, mismos que serán ampliados. En un inicio, se prevé que la federación cubra hasta el 90% de los costos, aunque se planea que los estados terminen contribuyendo hasta con el 50% del presupuesto.

“La educación preescolar y superior es algo que ha recibido mucho apoyo bipartidista a nivel estatal. Por ejemplo, en Tennessee se impulsó la gratuidad del community college gracias al liderazgo del gobernador republicano y hay gobernadores republicanos que defienden el acceso universal a la educación preescolar”, dijo una funcionaria de la Casa Blanca el martes en la llamada con periodistas.

Todos los empleados que participen en los programas de educación preescolar ganarían al menos 15 dólares la hora bajo la propuesta legislativa.

Niños en un salón de clases de preescolar en Chicago; el 11 de enero de 2021.AP

Dos años de educación superior universal pagados

La Administración Biden ha propuesto cubrir los costos de asistencia a los community college para todos los estudiantes del país que estén interesados en esa oferta de educación superior distinta a la de las universidades tradicionales.  

Los community college son institutos que ofrecen un grado de asociado (associates), similar al título universitario (bachelor) pero que se obtiene en solo dos años, tras los cuales muchas veces existe la oportunidad de continuar los estudios en una universidad para obtener el título correspondiente.

Al igual que con la educación preescolar, la gratuidad de los community college sería financiada mediante una asociación entre los Gobiernos estatales y el federal.

[Así plantea Biden subir los impuestos para costear su nuevo plan de estímulo centrado en infraestructuras]

Aunque el monto destinado por la federación variaría según el costo de la matrícula en cada estado, en promedio se buscaría cubrir el 75% de la colegiatura con fondos federales, según una funcionaria de la Casa Blanca.

En el caso de que haya estados que no quieran contribuir al financiamiento de los dos años gratuitos de community college, ni de la educación preescolar universal, el Gobierno federal planea asociarse con los ayuntamientos y organizaciones de la sociedad civil a fin de poder cubrir los costos de los programas.

“Estas inversiones le otorgarán a Estados Unidos una ventaja y allanarán el camino para la generación más educada en la historia del país”, agregó un funcionario de la Administración Biden en la llamada del martes.

Ayuda para el cuidado de los hijos

Como parte del intento por redefinir el concepto de infraestructura, la Administración Biden busca otorgar 225,000 millones de dólares para ayudar a las familias a pagar servicios para el cuidado de los hijos.

"El plan para familias brindará acceso a cuidado infantil de calidad. En esta propuesta garantizamos que las familias de bajos y medianos ingresos no pagarán mas del 7% de su ingreso para el cuidado de sus hijos", afirmó Biden en su mensaje a la nación el miércoles.

Aunque la mayoría de los republicanos se han opuesto a la idea de considerar este tipo de servicios para las familias trabajadores como infraestructura, un concepto asociado tradicionalmente con la construcción de caminos, puentes y puertos, muchos demócratas defienden el cambio de paradigma.

“El cuidado infantil es infraestructura”, afirmó recientemente la senadora Elizabeth Warren, demócrata por Massachussets. “La infraestructura se trata de que la gente pueda llegar al trabajo: caminos, puentes, comunicaciones, y el cuidado de los hijos es parte de eso”, agregó.

Biden anunció que la propuesta también incluirá hasta 12 semanas de permiso pagado en el trabajo para cuidar de un familiar o cónyuge enfermo.

"Nadie tiene por qué elegir entre el empleo o antender a un ser queridao o a su cónyuge o a un hijo", enfatizó Biden.

Combatir el hambre infantil con almuerzos escolares

En el plan para las familias también se prevé destinar millones de dólares en fondos para convertir un programa que expandirá los almuerzos escolares al verano este año en algo permanente.

Con ello, no solo se busca evitar que los niños pasen hambre cuando las escuelas cierran por las vacaciones de verano, sino también ayudar a 34 millones de menores a tener una mejor nutrición en todo el año.

El financiamiento de la iniciativa

La Administración Biden ha propuesto financiar el ambicioso plan para las familias, que costaría alrededor de un billón de dólares a los contribuyentes, duplicando la tasa impositiva sobre las ganancias a quienes presentan declaraciones de ingresos superiores al millón de dólares anual.

Funcionarios han asegurado que las personas que ganan menos de 400,000 dólares anuales no verían reflejado un aumento en los impuestos que deben pagar.

[Biden anuncia más dinero para reabrir las escuelas. Los estudiantes latinos están volviendo más lentamente que los blancos]

Sin embargo, se buscaría que las personas que superen ese ingreso anual vuelvan a pagar una tasa del 39.6%, un gravamen que la Administración anterior había reducido con la reforma fiscal de 2017.

Adicionalmente, se buscaría invertir en el IRS para volver más eficiente la recaudación de impuestos. Centrándose sobre todo en combatir la elusión fiscal de las corporaciones y el 1% más rico de la población, según un funcionario de la Casa Blanca.

¿Lo aprobará el Congreso?

Como con el paquete de infraestructura que presentó el presidente el mes pasado, se espera que haya fuerte oposición de los republicanos para aprobar una medida que requeriría un aumento de los impuestos y la anulación de la reforma fiscal de 2017 que aprobó el expresidente Donald Trump.

La semana pasada, legisladores republicanos presentaron un plan alternativo de infraestructura que se enfocó en la construcción de caminos, vías férreas, aeropuertos y que solo representaba una cuarta parte del costo del plan demócrata.

El senador republicano por Carolina del Sur Tim Scott, en una fotografía de archivo del 11 de febrero de 2021.Reuters

El senador Tim Scott, republicano por Carolina del Sur, criticó el Plan para las familias estadounidenses este miércoles por la noche en su refutación del primer discurso al Congreso del presidente, alegando que sería demasiado costoso y que aumentaría los impuestos.

"Es una lista de deseos liberal que desperdiciará el dinero del Gobierno a lo grande", dijo Scott, en un adelanto de la oposición que presentarán los republicanos a los paquetes de inversión propuestos por Biden.